Una carpa contra los salarios de pobreza de Vidal

El Frente de Unidad Docente bonaerense inauguró una nueva carpa educativa después de rechazar la oferta de Vidal que no trajo ninguna modificación salarial con respecto a la anterior y hunde a los docentes iniciales en la pobreza. También cuestionaron el bono no remunerativo de 1.500 pesos que confirma la pérdida de 2016 e instaron al Gobierno para que cumpla con el fallo judicial en su contra.

497

Para continuar la lucha por salarios por encima del nivel de pobreza y en defensa de la educación pública, el Frente de Unidad Docente bonaerense inauguró ayer por la tarde la “Carpa de la Dignidad Docente” en La Plata, frente al Palacio de la Legislatura en Plaza San Martín. Allí dieron una conferencia de prensa los secretarios generales de los gremios (Suteba, UDA, FEB, Udocba, Sadop y AMET), donde reiteraron su rechazo a la oferta salarial que más temprano había ofrecido el Gobierno de María Eugenia Vidal.

Antes de la conferencia y con la presencia de medios locales, provinciales y nacionales, los secretarios generales izaron las banderas del país y de la provincia para sellar la inauguración de la carpa. Esta vez no hubo presencia policial, después de la feroz represión del nueve de abril contra docentes de gremios nacionales cuando instalaban la Carpa Itinerante frente al Congreso en protesta contra el Gobierno nacional por eliminar la paritaria.

Roberto Baradel (Suteba), Mirta Petrocini (FEB), Miguel Ángel Díaz (Udocba), Edith Contreras (UDA), Inés Ruso (Sadop) y Ariel Guede (AMET) cuestionaron que después de dos semanas sin paros el Gobierno no haya cumplido con su parte y haya acercado una oferta prácticamente igual a la del 17 de abril. “Después de tres meses recibimos los mismos números con distintas presentaciones”, dijo Mirta Petrocini, quien apuntó al Gobierno por su “falta de decisión política para dar respuestas a todos los docentes de la provincia, a los magros salarios deteriorados desde agosto”.

En la misma línea, Roberto Baradel afirmó que “el Gobierno jugó a nuestro desgaste. No hay ningún tipo de desgaste. Los trabajadores de la educación estamos de pie en las escuelas y hoy están representados todos los docentes de la provincia en esta protesta”, dijo de espaldas a la carpa que permanecerá hasta el viernes en Plaza San Martín, a pocos metros de la Casa de Gobierno de Vidal, donde harán actividades para visibilizar su reclamo ante la comunidad tal como hicieron los gremios nacionales con la Carpa Itinerante en el Congreso de la Nación.

En un cartel ubicado sobre la puerta de entrada a la carpa se podía leer la frase “Ningún docente por debajo de la línea de la pobreza”, consigna central de la postura docente. “En octubre, un docente que recién se inicia todavía no logrará superar la línea de pobreza de 11.760 pesos. Recién en octubre la va a superar un docente o maestro de grado que tiene diecisiete años de antigüedad”, señaló Mirta Petrocini, de la FEB.

El titula de Suteba subrayó que “hay una gran desconsideración e insensibilidad por parte del Gobierno de María Eugenia Vidal en no reconocer el compromiso y el trabajo cotidiano que realizan los docentes en cada una de las escuelas”.

Los referentes remarcaron que desde el comienzo del conflicto a la actualidad, con tres meses de por medio, el ofrecimiento sólo ascendió del 18 al 20%, lejos del 35% que reclaman. Sostuvieron que no hubo mejora salarial con respecto al anterior encuentro del 17 de abril y que ayer la única novedad que puso sobre la mesa la Provincia fue que ese 20% sería pagado en dos y no en tres cuotas. Una a cobrar en abril (11%) y la otra en septiembre (9%), ajustadas a una cláusula gatillo semestral para monitorear la inflación.

Los otros dos ejes de la conferencia fueron el pedido por recuperar el poder adquisitivo del año pasado del 10% y el llamado al Gobierno provincial para que cumpla con el fallo de la semana pasada del Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº 2 de La Plata contra los “premios y castigos” de Vidal, donde le ordenó que devuelva los descuentos realizados por los días de paro desde el 6 de marzo. “Es necesario que el Gobierno comience por acatar el fallo de la jueza”, dijo Miguel Ángel Díaz, de Udocba, para quien la propuesta “no fue racional y así es imposible cerrar un acuerdo”. Baradel advirtió la posibilidad de llevar a cabo “medidas de acción directa” para que el Gobierno cumpla con el fallo.

Por la pérdida del 10% del año pasado, Vidal ofreció una cifra por única vez y no remunerativa, que no incluye a los jubilados, de 1.500 pesos –la anterior fue de 750 pesos– y de 2.500 pesos para los dos cargos. Petrocini afirmó que “con esto el 2016 no es reconocido en cuanto a la pérdida de poder adquisitivo”. Roberto Baradel sostuvo que “esa suma con esas características no la vamos a aceptar de ninguna manera, porque así como perdimos los trabajadores activos poder adquisitivo, también perdieron los jubilados docentes a quienes hay que tener en cuenta; no puede el Gobierno olvidarse de ellos”.

Los gremialistas también exigieron la apertura de la paritaria nacional “para que ningún docente del país quede por debajo de la línea de pobreza”. Y advirtieron por las deficiencias en la infraestructura de las escuelas y la falta de cupos en los comedores, mientras el Ejecutivo provincial redujo un 3,2% el presupuesto en educación para este año en comparación con el anterior, lo que representa 16.533.000 millones de pesos.