“Estados Unidos pretende que los Ejércitos de Argentina y Brasil sean sus cómplices en una intervención en Venezuela”

Lo afirmó el diputado del Parlasur Oscar Laborde, quien además analizó los resultados de la reunión entre el mandatario argentino Mauricio Macri y el presidente norteamericano Donald Trump. “Macri quería llevarle un regalo a Trump mostrando una resolución del Congreso argentino contra Venezuela, pero ese proyecto fracasó”, afirmó el parlamentario.

32653

Por Héctor Bernardo

El mandatario argentino Mauricio Macri, el golpista brasileño Michel Temer, y el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, parecen competir para ver quién se transforma en el principal representante de los intereses de Washington en la región.

Antes de su viaje a Estados Unidos para encontrarse con el presidente Donald Trump, el mandatario argentino intentó, de manera fallida, que el Congreso Nacional emitiese una declaración contra Venezuela.

El encuentro entre Macri y Trump dejó mucho material para el análisis. Los compromisos asumidos por el presidente argentino en materia de defensa alinean al país en un peligroso eje, cuyas consecuencias pueden, incluso, involucrar al Ejército nacional en los planes de intervención militar que la Casa Blanca tiene sobre Venezuela.

En diálogo con Contexto, el diputado del Parlasur Oscar Laborde señaló que “lo que hay que analizar es qué dejó y qué trajo Macri luego del encuentro con Trump. La realidad indica que no trajo ningún compromiso cierto de inversión y dejó mucho”.

“Argumentando ‘la supuesta amenaza terrorista’, dejó un acuerdo para que puedan trabajar de forma conjunta las Fuerzas Armadas de ambos países y los sectores de inteligencia en la zona de la Triple Frontera. También dejó la posibilidad de participar en acciones armadas que sean lideras por Estados Unidos. Un detalle que se tomó a broma, y que no es menor, es que Trump quería hablar de Corea y Macri de limones. Creo que se ha tomado con mucha ligereza la gravedad de que el presidente de Estados Unidos se refiera a un país con el que puede tener un conflicto armado. Con ello le advierte a nuestro país que hay una posibilidad de guerra y le pide al Gobierno de Cambiemos que se sume en su apoyo”, aseguró.

El parlamentario del Mercosur afirmó que “Macri fue con la idea de poder continuar con el rumbo de los gestos. El gesto de mostrarse totalmente abierto a las posturas de Estados Unidos, esperando que ello habilite futuras inversiones. Está claro que eso nunca ha funcionado”.

“Macri quería llevarle un regalo a Trump, mostrando una resolución del Congreso argentino contra Venezuela, pero ese proyecto fracasó. En el Parlasur, los diputados de Cambiemos intentaron hacer algo parecido y tampoco lo lograron. Era ‘un regalo’, un gesto más en esa cantidad de concesiones que Macri le quería llevar al presidente de Estados Unidos”, remarcó.

El parlamentario recordó el intento de compra de armas a Estados Unidos por parte del Gobierno argentino y aseguró que “no se tomó con la seriedad correspondiente. Esas armas, de segunda categoría, se las venden a bajo precio a los ‘amigos’ de Estados Unidos, y para ser considerado ‘amigo’ hay que estar dispuesto a participar en alguna de las intervenciones militares que ellos realizan”.

“Hace tiempo que Estados Unidos quiere intervenir militarmente en Venezuela. El petróleo venezolano siempre ha estado en su mira. La Casa Blanca busca que la OEA tutele Venezuela y para ello necesita hacer una intervención militar. En ese sentido, Estados Unidos pretende que los Ejércitos de Argentina y Brasil sean sus cómplices en una intervención en Venezuela”, concluyó Laborde.