Como respuesta a la postura del Gobierno nacional de atacar a los docentes, ajustar presupuesto y no moverse del 18% de aumento salarial para los universitarios, la comunidad educativa de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) realizó ayer un acto en “defensa de la educación pública” en las puertas del Rectorado de avenida 7 entre 47 y 48. Fue convocado por la Conadu y el gremio Adulp en el marco de la profundización del plan de lucha sindical.

Los oradores fueron los referentes gremiales Carlos De Feo (Conadu), Octavio “Tato” Miloni (Adulp) y Marcel Aguilera (FULP), quienes destacaron la importancia de la unidad del acto para hacer frente al macrismo. En la puerta del Rectorado estuvieron autoridades de las Facultades y colegios de la UNLP, el movimiento estudiantil, docentes, no docentes e investigadores.

“Nos movilizamos para seguir teniendo esta Universidad frente a la política de destrucción de la educación y los sindicatos que lleva adelante el Gobierno”, señaló Carlos De Feo, secretario general de la Conadu. “Quieren destruir las Universidades públicas como lo hacen con el trabajo y la industria nacional, para que volvamos a ser un país para pocos. Y ante eso es la obligación de los universitarios enfrentarlo con el conjunto de los trabajadores y llevar este reclamo a la calle, junto a la comunidad”.

“Quieren destruir las universidades públicas como lo hacen con el trabajo y la industria nacional, para que volvamos a ser un país para pocos. Y ante eso, es la obligación de los universitarios enfrentarlo.”

“Este acto es para visibilizar un conflicto de la docencia universitaria que forma parte de un conflicto general en el marco de la docencia en todos sus niveles”, dijo Octavio Miloni, secretario general de Adulp, quien remarcó la necesidad e importancia de que el Gobierno nacional abra la paritaria nacional, al tiempo que expresó su apoyo al Frente de Unidad Docente bonaerense que batalla con Vidal por salarios por encima de la pobreza.

En medio de la campaña de desprestigio del PRO hacia los docentes, en los últimos dos meses hubo seis encuentros paritarios y el macrismo no se movió del 18%, sólo varió la cantidad de cuotas. “No avanzamos en nada”, dijo De Feo. Los gremios piden un aumento del 35% para recuperar el 10% de pérdida del año pasado y que prevea una inflación del 25% para 2017. También exigen mayor presupuesto para las Universidades, investigación y ciencia, regularización de contratados y ad honorem y continuación de programas de capacitación docente. Sin embargo, una y otra vez el macrismo desoyó los reclamos.

Frente a este escenario adverso, desde que comenzó el conflicto los gremios han organizado distintas medidas de fuerza: paros, clases públicas, volanteadas y abrazos en instituciones. Esas actividades contaron con la participación de la comunidad educativa en su conjunto.

El acto de ayer, similar al que se hará la semana próxima en la Universidad Nacional de Cuyo, es la antesala a la profundización del plan de lucha: un paro de cinco días desde el 8 hasta el 12 de mayo, seguido por una Marcha Federal Universitaria el día 16 del mismo mes que movilizará desde el Congreso hasta Plaza de Mayo.

“Trabajamos con estas medidas contundentes para que de esa manera el Gobierno se digne a sentarse y venir a la paritaria con una propuesta superior al 18 o 20%”, afirmó De Feo.

En tanto, Miloni sostuvo que “el paro es para decirle a este Gobierno que los docentes universitarios seguimos dando la pelea, no nos vamos a resignar”. Y lanzó: “La paritaria de los docentes universitarios debe resolverse durante el mes de mayo porque de lo contrario el conflicto se va a recrudecer”.

Con los gremialistas y docentes hubo gran cantidad de estudiantes de agrupaciones de distintas Facultades. La bandera de la FULP colgaba junto a la de Conadu y Adulp. “El movimiento estudiantil tiene la necesidad y la convicción ideológica de estar a la altura de las circunstancias, acompañando a nuestros docentes”, dijo Marcel Aguilera, presidente de la FULP.