Lombardi sigue cortando cabezas de trabajadores en los medios públicos

Luego de los despidos masivos en Radio Nacional, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos echó sin justificación alguna a empleados de los canales Encuentro y PakaPaka. Ya hubo un paro en reclamo de la reincorporación de los cesanteados.

519

Con “listas negras” en las manos, el vaciador y censor Hernán Lombardi hizo rodar este martes más cabezas de trabajadores en los medios públicos. Hasta ahora, las autoridades de los canales Encuentro y PakaPaka confirmaron cinco despidos, pero desde el Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID) advirtieron que podrían producirse al menos tres más.

“No hay ningún motivo ni justificación. Lo único que dicen es que se trata de una reestructuración propia del paso de Educ.ar al nuevo sistema de medios y que estos compañeros no tendrían espacio o lugar para trabajar, lo que es una falacia total”, sostuvo a Contexto uno de los delegado de SATSAID, Sebastián Struciat.

El presidente Mauricio Macri emitió en diciembre del año pasado el decreto número 1.222 para traspasar los canales Encuentro, PakaPaka y DeporTV desde Educ.ar Sociedad del Estado, dependiente del Ministerio de Educación, a una nueva sociedad denominada “Contenidos Públicos”, bajo la órbita del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Lombardi.

Esa nueva sociedad también tendrá la gestión, operación, desarrollo y explotación de Acua Mayor y Acua Federal, así como la administración del Polo de Producción Audiovisual y del acervo del Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (BACUA).

“Apenas nos enteramos de los despidos, llamamos a una asamblea y se resolvió un paro que se extendió hasta la medianoche de este martes”, dijo Struciat, y adelantó que hoy por la tarde habrá una reunión con las autoridades en la sede del sindicato para tratar de resolver el conflicto.

A su vez, el prosecretario gremial de SATSAID, Julio Barrios, denunció ante el Ministerio de Trabajo los “despidos masivos arbitrarios” de empleados que integraban la planta permanente de Educ.ar S.E., considerándolos un “atentado contra el orden público laboral, la conservación de contratos de trabajo y derecho a la preservación del empleo”.

Struciat comentó que desde la asunción del Gobierno de Cambiemos no se advierte ninguna voluntad de diálogo con los trabajadores: “Lo que hay es una desidia total en la comunicación. No nos atienden ni nos contestan los correos electrónicos. En DeportTV, por ejemplo, tuvimos una sola reunión desde que llegó la nueva gestión”.

En caso de no obtener una respuesta favorable al reclamo de reincorporación de todos los cesanteados durante el encuentro de esta tarde, el gremio convocará a los 198 trabajadores de las tres señales públicas a una nueva asamblea para discutir los pasos a seguir.

Los despidos en Encuentro y PakaPaka se producen luego del reciente embate de Lombardi en Radio Nacional, de donde echó a veintiún trabajadores de planta con legítimos concursos que cumplían tareas en distintos puntos del país.

Cuando está ante una cámara televisiva o un micrófono radial, el funcionario macrista repite como un loro que se siente “orgulloso” del “pluralismo” que “se vive” en los medios públicos, pero lo cierto es que su persecución al que piensa diferente es cada vez más virulenta.

El periodista, académico y doctor en Comunicación Ernesto Espeche, quien durante la gestión anterior dirigió Radio Nacional Mendoza, dijo la semana pasada ante el Senado que “muchos de los directores recientemente designados no tienen antecedentes de ningún tipo en la radio ni en los medios de comunicación”.

“No hay producción local. Hay programas que fueron levantados por cuestiones ideológicas. Hay persecución política… ¿Por qué estamos en esa lista de despedidos?”, le preguntó a Lombardi, quien se encontraba sentado al lado de la senadora Liliana Fellner, presidenta de la de la Comisión de Medios y Libertad de Expresión.

Lejos de dar alguna respuesta coherente, el titular del Sistema Federal de Medios Públicos se refirió a los trabajadores como “capas geológicas”, tildó de “demagoga” a Fellner por darle la palabra a los cesanteados y se retiró enfurecido del Congreso.