El Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº 2 de La Plata falló a favor de los docentes y ordenó al Gobierno de María Eugenia Vidal que devuelva los descuentos realizados por los días de paro desde el 6 de marzo. La jueza María Ventura Martínez también resolvió que el premio por presentismo otorgado por el Ejecutivo a los docentes no adherentes se tome como adelanto de futuros sueldos.

El reclamo había sido presentado por el sindicato de privados SADOP, pero el fallo favorece también a los docentes de escuelas públicas por pertenecer al mismo frente gremial.

El dictamen tiene en cuenta que el Gobierno no cumplió y violó las medidas cautelares de los días 15 y 23 de marzo que dejaban sin efecto la conciliación obligatoria del Ministerio de Trabajo, destinadas a para poner fin al reclamo docente por apertura de paritaria nacional y salarios por encima de los niveles de pobreza.

La jueza Ventura había emitido una primera resolución para que el Ejecutivo “se abstenga de llevar adelante todo acto que altere, restrinja, limite o afecte la libertad de los trabajadores y sus entidades gremiales”, para que “las negociaciones colectivas puedan ser en libertad e igualdad”.

El Ministerio de Trabajo respondió extendiendo la conciliación obligatoria para luego Vidal anunciar el paquete antihuelga de “premios y castigos”. La campaña de ataque a los gremios se profundizó con casos de escuelas de La Matanza donde la Policía bonaerense entró a solicitar listados de docentes adherentes a las medidas de fuerza.

Santiago Pavón Jaureguiberry, abogado de SADOP, dijo a Contexto que en su presentación a la Justicia el gremio señaló que la Comunicación Nº 53 de la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DIPREGEB) que estipulaba los descuentos, violaba las medidas cautelares precedentes. “La DIPREGEB ordenó a los empleadores de los colegios que devuelvan los subsidios que da el Estado a los privados. El promedio de descuentos fue de 4.000 pesos”, apuntó el abogado.

La respuesta de Suteba

En diálogo con Contexto, el titular de Suteba, Roberto Baradel, consideró que el fallo “es fundamental porque respalda el accionar de los trabajadores y los argumentos que venimos sosteniendo. Es el Gobierno el que está en falta; incumplió el año pasado con la cláusula de monitoreo y generó un conflicto que lejos de intentar resolver a través de la negociación, se la pasó confrontando con los docentes sin dar respuesta a los reclamos”.

“Esto reivindica el derecho constitucional a huelga que tiene que ser ejercitado en forma libre y sin restricciones, sin impedimentos por parte del Estado”, añadió.