El Hogar Ángel Azul está en jaque. Por un lado, el Gobierno provincial, a través del Ministerio de Desarrollo encabezado por Santiago López Medrano, no paga las becas bimestrales por cada chico desde diciembre. Por el otro, el Estado municipal, a cargo de Julio Garro, no cumple el convenio por el pago de los servicios.

Esta institución funciona hace dieciocho años como un centro vivencial. Son veintidós menores tutelados por la Justicia los que viven en el edificio de 117 entre 36 y 37, barrio en el que tienen además sus escuelas y jardines. Las autoridades del Ángel Azul advierten que, de continuar esta situación, podrían llegar a cerrar sus puertas.

“Tanto desde la provincia como del municipio hay irregularidades en los pagos, y sumado eso a los grandes aumentos en los servicios se nos creó un hueco económico que no podíamos solucionar”, explicó a Contexto Hernán Amendola, referente de esta institución, y agregó que han recibido llamados “con miras a modificar esto, pero por ahora no hemos solucionado nada”.

“Tanto desde la provincia como del municipio hay irregularidades en los pagos, y sumado eso a los grandes aumentos en los servicios se nos creó un hueco económico que no podíamos solucionar.”

Los tarifazos que aplicó el Gobierno nacional golpearon no sólo en las casas, sino también en instituciones educativas, recreativas y sociales. En La Plata, el Palacio municipal debe afrontar mediante un convenio los pagos de los servicios del Ángel Azul, pero este acuerdo, además de los atrasos, con las subas quedó desactualizado.

“Tenemos aumentos del 500%. Es una locura”, explican desde el Hogar. Para afrontar esta situación, los trabajadores ponen dinero de su propio bolsillo, a la espera de los pagos correspondientes.

“A partir del aumento tarifario quedó desactualizado y los responsables de la casa no pueden hacer frente a ese gasto. El inconveniente es que hay niños jóvenes y adolescentes que, por su situación, no correspondería que fueran derivados, porque la verdad que el hogar está en muy buenas condiciones tanto edilicias como de tratamiento”, dijo a Contexto Walter Martello, defensor adjunto de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos, organismo que visitó la institución e intervendrá.

El Área de Niñez de la Defensoría inició un expediente tanto para el Gobierno provincial como para el municipal para saber las motivaciones de estos retrasos y que se pongan al día con la deuda. En ambos casos se les notificará lo manifestado por los referentes de la casa de abrigo: si la situación no se revierte, advierten que se puede desprender un cierre.

Desde el Hogar Ángel Azul señalaron que son “muchísimas instituciones con problemas similares con el municipio como con la provincia”. Desde la Defensoría, en tanto, explican que no han recibido denuncias concretas. “Pero sabemos que en general hay un atraso operativo de dos o tres meses que es casi la norma del Estado. Esta situación se agrava mucho más por la cuestión de hacer frente al pago de los servicios públicos”, sostuvo Martello.

Para paliar la situación, el sábado a las 21 hs en el Centro Cultural Viento Sur (10 entre 39 y 40), el Hogar Ángel Azul llevará a cabo una varieté cultural.