En concordancia con el Día del Investigador Científico, becarios y trabajadores del CONICET hicieron oír sus voces, una vez más, contra el plan de ajuste encabezado por el Gobierno de Cambiemos desde diciembre del año pasado, conflicto que aún no encontró solución y que durante el día de ayer se manifestó en una radio abierta en las escalinatas del Pasaje Dardo Rocha, en pleno centro de la ciudad de La Plata.

Impulsada por la Asamblea de Trabajadores de Ciencia y Tecnología La Plata, la “Jornada Nacional de Lucha y Debate Público en el Día del Investigador Científico” contó con la presencia de representantes de diversos ámbitos del organismo estatal de investigación científica, quienes a finales de 2016 protagonizaron la discusión frente al anuncio de recorte al presupuesto anual para ciencia y técnica y la reducción de cupos para ingresar a la Carrera de Investigador.

“Seguimos aún con el problema de los quinientos afectados por la reducción de cupos, tuvimos una última reunión con el Ministerio la semana pasada sin ninguna respuesta. Hubo, además, un recorte a los ingresos tanto a planta como de becas, un cambio en las modalidades de los subsidios con los que compramos instrumentos y materiales, y todo eso adosado al recorte presupuestario de 2017”, dijo a Contexto el referente de ATE en CONICET, Flavio Sives, presente entre los concurrentes ayer en la actividad.

“Seguimos aún con el problema de los quinientos afectados por la reducción de cupos, tuvimos una última reunión con el Ministerio la semana pasada sin ninguna respuesta.”

“Esto no es más que una parte de toda la política del macrismo en cualquiera de sus niveles: un Estado para pocos. En ese contexto, se piensa un ciencia para abaratar los costos de las grandes multinacionales y no para resolver problemas de la sociedad o sectores populares”, agregó Sives.

Si bien el reclamo de la comunidad científica nunca dejó de estar vigente en lo que va del año, ahora se enmarca en un contexto de recrudecimiento de represión a la protesta, un mes de marzo colmado de movilizaciones y la actividad de lucha encarada por los docentes que, en lo reciente, desembocó en la instalación de una Escuela Itinerante.

“Hay que actuar de una forma inteligente ante esta situación, mostrar que nuestros reclamos son justos y genuinos. Por eso la importancia de hacer estas actividades, radios abiertas o ferias, para no caer en la provocación del Gobierno que busca demonizar a los científicos”, dijo a Contexto el ex presidente del CONICET, Roberto Salvarezza, quien acompaño la actividad al igual que en anteriores oportunidades.

El antes titular del organismo científico expresó: “Creo que la mayoría de la población valora lo que es la educación pública, lo que representan instituciones como el CONICET, que saben que están fuertemente entrelazados con la vida cultural de nuestro país”.

“la población valora lo que es la educación pública, lo que representan instituciones como el Conicet. Están fuertemente entrelazados con la vida cultural de nuestro país.”

En tanto, la jornada que se desarrolló en la vía pública bajo las consignas #NoAlRecorteEnCiencia y #CientíficosEnLaCalle tuvo su acercamiento hacia la comunidad con la distribución de folletos donde se explica la situación actual del ajuste al área de ciencia y tecnología impulsado por Lino Barañao.

Sin dudas, el principal discurso de recorte presupuestario del Gobierno, apoyado en el famoso peso del “gasto público”, quedó debilitado por la reciente compra millonaria de armas a Estados Unidos.

“Me resulta indignante que por un lado se haya dicho que el recorte al CONICET se llevó adelante por no tener un mejor presupuesto, cuando después nos encontramos con gastos por encima de los 2 mil millones de dólares destinados a compra de armamento o a servicios de seguridad”, manifestó Salvarezza.