Los seis gremios del Frente de Unidad Docente de la provincia de Buenos Aires –Suteba, FEB, UDOCBA, SADOP, AMET Y UDA– confirmaron anoche la poca voluntad de la gobernadora María Eugenia Vidal para llegar a una resolución del conflicto del sector y advirtieron que la intención sigue siendo la misma de siempre: “bajarle el poder adquisitivo a los trabajadores de la educación”.

Vidal había ofrecido en febrero un aumento del 18% en cuatro tramos y en marzo un 19% en tres. Ahora pasó al 20%, pero en cuatro cuotas, y subió de 500 a 750 pesos por cargo la compensación no remunerativa por la pérdida salarial de 2016. A esto le sumó un plus por “presentismo” de 5.300 pesos para 2017 ($441,6 por mes), que podría incrementarse en los próximos dos años si se verifica una “reducción del 10% o más del ausentismo comparado interanualmente”.

La propuesta, que el Gobierno provincial calificó una vez más de “superadora”, fue rechazada de plano. Los maestros consideraron que el aumento de bolsillo es “insuficiente” y “vergonzoso”, ya que un punto porcentual representa apenas 98 pesos más. Además, aclararon que los 750 pesos “en negro” y “por única vez” no impactan en el básico ni en los haberes de los jubilados.

El Frente de Unidad reclama un incremento del 35%, contemplando un 25% de proyección inflacionaria para este año y un 10% de pérdida del poder adquisitivo desde diciembre de 2015 a diciembre de 2016.

“Estamos más lejos en ese punto que en la proyección de la inflación. Con una cláusula de monitoreo y reapertura de paritaria podemos acercarnos más en lo que hace a la proyección inflacionaria, pero el problema es que el Gobierno sigue sin reconocer la pérdida del poder adquisitivo del año pasado y ahí arrancamos dos escalones abajo”, explicó el secretario general del Suteba, Roberto Baradel.

Por su parte, la titular de la FEB, Mirta Petrocini, dijo que “las cifras que se nos ofrecen en concepto de presentismo también son no remunerativas”, y que “la verdadera discusión sobre el ausentismo debe darse en las comisiones técnicas, como lo venimos solicitando hace meses, ya que la Provincia no otorga datos precisos acerca de las reales causas de las licencias docentes”.

Números engañosos

Mientras los ministros Marcelo Villegas (Trabajo), Hernán Lacunza (Hacienda) y Alejandro Finocchiaro (Educación) negociaban con los dirigentes gremiales, Vidal hizo circular la propuesta salarial entre los medios de comunicación anunciando que “el ingreso promedio” de los maestros pasaría de “$19.220 a $ 23.064” y, si se le sumaba el presentismo, “a $23.504”.

Tras denunciar “una operación mediática” con el objetivo de “confundir” a la población, los sindicatos calcularon los salarios reales con el aumento ofrecido por la Provincia al mes de octubre: para los docentes que recién se inician, sería de 11.760 pesos; para aquellos que tienen diez años de antigüedad, poco más de 12.000 pesos; y con 24 años, 15.600 pesos.

Del mismo modo, calificaron de “disparatada” la idea oficial de cerrar la paritaria hasta el 2019, otorgando un 10% por encima de la inflación que registre el INDEC más los aumentos prometidos en concepto de “presentismo”.

“¿No pueden darnos una respuesta a la pérdida del salarial de 2016 y quieren firmar por tres años?”, se preguntó con ironía el secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi, quien participa en representación de los auxiliares de la educación; y Petrocini advirtió que esto “pulveriza la Ley de paritaria y nuestro ámbito de negociación”.

La reunión de este lunes pasó a un cuarto intermedio. Se espera que durante la jornada de hoy se convoque a un nuevo encuentro.

“Hubo una gran improvisación por parte del Gobierno y una estrategia donde juega el desgaste. Ellos quizás esperaban que nosotros nos levantáramos de la mesa y convocáramos a un paro. Vamos a esperar a ver qué propuesta le hacen a los docentes de cara a la sociedad para poder resolver este conflicto”, indicó Baradel.

Escuela Pública Itinerante

Los maestros nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) también esperan una respuesta, aunque en este caso del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Luego de sufrir una brutal represión policial, pudieron armar frente al Congreso la Escuela Pública Itinerante para reclamar al presidente Mauricio Macri y a su ministro de Educación, Esteban Bullrich, que cumplan con la ley y convoquen a la paritaria nacional docente.

Como este miércoles se vence el permiso de una semana otorgado por la Ciudad, la Ctera solicitó una prórroga para mantener la estructura en pie hasta el 15 de mayo.

La titular del gremio, Sonia Alesso, planteó ayer la necesidad de continuar con ese espacio de debate mientras el Gobierno nacional insista en desconocer la Ley de Financiamiento Educativo y no haya solución en las provincias que aún se mantienen en conflicto.