A cierre del paro nacional contra la represión macrista, los maestros pudieron armar finalmente la Escuela Pública Itinerante en defensa de la educación y en reclamo de un salario por encima de la línea de pobreza. Habrá charlas, conferencias y actividades culturales, como en la histórica Carpa Blanca de los noventa.

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) informó anoche que la huelga tuvo una adhesión superior al 80% en todo el país y consideró que el hecho de poder inaugurar la nueva carpa frente al Congreso es “un triunfo de la democracia”.

Todos podrán acercarse, hasta el propio Mauricio Macri, que fue invitado públicamente siempre y cuando esté dispuesto a pedir perdón por haber manchado de sangre el guardapolvo blanco.

“El presidente de la Nación y su ministra de Seguridad (Patricia Bullrich) les están debiendo una disculpa a los docentes, a los padres de nuestros alumnos y a todo el pueblo argentino. Han manchado el guardapolvo de nuestras maestras y maestros, han agraviado a la educación”, dijo el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, al acompañar en una rueda de prensa a Sonia Alesso, secretaria general de la Ctera.

El domingo pasado, cuando se intentó instalar la Escuela Itinerante, Macri ordenó el desalojo y la Policía de la Ciudad arremetió con dureza, usando palos, escudos y gas pimienta. La represión dejó un saldo de cuatro docentes detenidos y más de una decena de heridos.

Si bien el presidente nunca admitió haber dado la orden, ayer se dedicó a criticar el paro y a justificar el ataque bajo el pretexto de que los maestros “violan las normas” porque la carpa no estaba autorizada. Con el mismo argumento salieron al ruedo el ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y también Patricia Bullrich, quien insistió en victimizar a los uniformados: “La Policía estaba parada y los docentes les pegaban patadas por abajo”.

Lo cierto es que el único violador sistemático de las normas es el Gobierno de Cambiemos, que no sólo intenta restringir el derecho constitucional a la protesta, sino que continúa incumpliendo con la convocatoria a la paritaria nacional docente, prevista en la Ley de Financiamiento Educativo. Tampoco acató hasta el momento el fallo de la jueza laboral Dora Temis, dictado el jueves pasado en favor del reclamo de los maestros.

“El fallo es de cumplimiento obligatorio con plazo hasta este miércoles. El Gobierno lo puede apelar, pero mientras tanto tiene que acatarlo y convocar a la paritaria nacional”, explicó Alesso.

Los márgenes del macrismo se van achicando a medida que aumenta su grado de violencia y autoritarismo en un conflicto que ya lleva más de un mes y afecta a dieciocho provincias. La estrategia confrontativa de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, para tratar de profundizar el ajuste en el mayor distrito del país, ya no surte efecto.

Tampoco la artillería pesada de los medios hegemónicos, que montan todo tipo de campañas sucias contra los maestros. La sociedad se inclina cada vez más del lado de un reclamo justo, cuya resolución tendrá un efecto insoslayable sobre el futuro de la educación y el poder adquisitivo del conjunto de la clase trabajadora.

La contundencia del paro de ayer en todos los niveles educativos, desde el inicial al universitario, con movilizaciones, radios abiertas y clases públicas, incluso en Plaza de Mayo, demuestra que no habrá represión capaz de doblegar la lucha docente, ni embestida antidemocrática que acabe con el derecho a la huelga y a la protesta.

Rodríguez Larreta no tuvo más remedio que autorizar la Escuela Pública Itinerante y ahora los maestros podrán contar con una mayor visibilidad pública e influencia a la hora de manifestar sus demandas.

La inauguración será hoy a las 15 hs con una charla sobre la importancia de la Ley de Financiamiento Educativo y la paritaria nacional, mientras que el cierre estará a cargo de los músicos Juan Falú, Bruno Arias y Jorge Marziali. El jueves se proyectará un documental sobre el asesinato de Carlos Fuentealba y el viernes subirán al escenario distintas orquestas infantiles. Las actividades continuarán ininterrumpidamente hasta el lunes, junto a representantes sindicales latinoamericanos, estadounidenses y europeos, entre ellos David Edwards, vicepresidente de la Internacional de la Educación.