Los gremios docentes anunciaron un paro de veinticuatro horas para hoy, y ayer por la tarde realizaron un abrazo simbólico a la Escuela Itinerante, donde recibieron un contundente apoyo de figuras políticas, organizaciones sociales y organismos de derechos humanos. Fue como respuesta a la represión policial de la que fueron víctimas el domingo por la noche y que despertó un amplio y profundo repudio social y político contra la gestión de Cambiemos.

La medida la anunció Sonia Alesso, titular del gremio nacional Ctera, en una conferencia de prensa. “Paro general contra la represión. No se toca a un maestro”, dijo Alesso. “Han intentado ponernos de rodillas pero no conocen la dignidad de los maestros”.

La misma medida de fuerza tomaron los demás gremios nacionales (UDA, AMET y CEA) y los que integran el Frente Gremial Docente Bonaerense (Suteba, FEB, Sadop, UDA y AMET), que disputa con la gobernadora María Eugenia Vidal la paritaria provincial.

El domingo la Policía reprimió con golpes y gases lacrimógenos a los docentes por orden del Gobierno nacional mientras armaban una “escuela itinerante” que recorrerá el país para continuar su reclamo en la vía pública sin interrumpir las clases. El motivo con el que se defendió el Gobierno fue que no habían entregado los papeles correspondientes para el permiso, excusa desmentida por los y las docentes.

El lugar elegido fue el mismo donde se armó la Carpa Blanca durante el menemismo. Horas antes de la represión, Mauricio Macri había ninguneado el paro general del jueves 6 de abril convocado por la CGT y las dos CTA y había instado a que las protestas utilicen otros medios para manifestarse que no sean huelgas.

Además de la mejora salarial que exigen los maestros y las maestras, los gremios piden que el Gobierno nacional cumpla lo dispuesto por la jueza laboral Dora Temis, quien ordenó llamar a la paritaria nacional como manda la ley.

Además de la mejora salarial que exigen los maestros y las maestras, los gremios piden que el Gobierno nacional cumpla lo dispuesto por la jueza laboral Dora Temis, quien ordenó llamar a la paritaria nacional como manda la ley. A esto el Gobierno respondió con la decisión política de eliminar la paritaria y apelar el fallo de la jueza. En dieciocho provincias del país el conflicto paritario no permite el normal funcionamiento de las clases.

“La idea fue plantear algo creativo que no obstaculice las clases, para fortalecer la escuela pública con debates para seguir planteando nuestras demandas”, dijo a Contexto Silvia Almazán, secretaria de Educación y Cultura de Suteba.

“Esta represión salvaje cruzó un límite ético que no vamos a tolerar y se inscribe en una lógica de intentar acallarnos y disciplinarnos como ejemplo para los demás gremios”, añadió.

“Esta represión salvaje cruzó un límite ético que no vamos a tolerar y se inscribe en una lógica de intentar callarnos y disciplinarnos como ejemplo para los demás gremios”. dijeron desde suteba.

“La agresión fue terrible, y fue la contraposición a lo que va a resolver el conflicto, que es convocar a un diálogo real”, dijo a Contexto Mirta Petrocini, titular de la FEB, gremio que integra la organización nacional Docentes Argentinos Confederados (DAC), que también adhiere al paro de hoy. “Todo lo solicitado por los gremios es un no categórico y realmente lo de ayer fue impresionante y es repudiable en todos sus aspectos”.

Petrocini agregó que “el 19% en tres etapas” que ofrece María Eugenia Vidal en línea con lo que impone Mauricio Macri a nivel nacional para la gran mayoría de los sectores trabajadores “no tiene color político, cuando los incrementos son mucho mayores”.

“El Gobierno decidió reprimir a los docentes”, dijo Roberto Baradel, titular de Suteba que estaba en la Plaza de los Dos Congresos cuando se produjo la represión. “Hablan de diálogo y no convocan, reprimen. Así no se resuelve un conflicto”.

El rechazo al accionar policial del macrismo tuvo eco en el bloque de senadores bonaerenses del FpV-PJ, quienes emitieron un comunicado en el que manifestaron un repudio “categórico” por la represión y calificaron de “indignante” el procedimiento de Cambiemos.

“Es indignante que el Gobierno de Cambiemos haya ordenado la represión hacia los maestros en momentos en que los gremios docentes continuaban sus justos reclamos mediante el establecimiento de una ‘Escuela Itinerante’ absolutamente pacífica frente al Congreso de la Nación. Es necesario que el presidente Macri respete los derechos democráticos a huelga y a peticionar frente a las autoridades, como establece la Constitución Nacional​”, afirmaron.

“Es necesario que el presidente Macri respete los derechos democráticos a huelga y a peticionar frente a las autoridades, como establece la Constitución Nacional​”, dijeron los senadores bonaerenses del FPV-PJ.

Las Facultades, también cerradas

La Federación Nacional de Docentes Universitarios acompañará hoy el paro de veinticuatro horas. Carlos de Feo, secretario general del gremio, repudió la represión: “Ni este ni cualquier otro Gobierno de derecha puede ocultar que va en contra de los intereses de las mayorías, pero lo que sí puede hacer es intentar destruir la capacidad organizativa del pueblo y eso es lo que están haciendo, por ejemplo con nosotros, los docentes”.

En tanto, la Conadu Histórica repudió la “brutal represión” y realiza clases públicas desde las 9 de la mañana en la Plaza de Mayo.

Por su parte, el Instituto Patria repudió “la represión perpetrada por el Gobierno de Mauricio Macri”. “Bregamos por el pleno funcionamiento del Estado de derecho y acompañamos a los docentes en su lucha por la defensa de la escuela pública como así también a todos los trabajadores que están peleando por condiciones de trabajo más dignas y salarios justos, buscando poner un freno al brutal ajuste”.

Organizaciones y organismos de derechos humanos también apoyaron a los y las docentes. “La represión sobre los maestros es lo peor que pudieron haber hecho Mauricio Macri y Patricia Bullrich. No los van a parar en su justo reclamo porque están convencidos de defender sus derechos cueste lo que cueste”, escribieron las Madres de Plaza de Mayo, presentes en el abrazo de ayer por la tarde.