Una expresión futbolística asegura que “la mejor defensa es un buen ataque”. Para enfrentar la constante agresión que sufre por parte de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Venezuela ha pasado a la ofensiva al pedir que el Consejo Permanente de este organismo evalúe la actuación del ex canciller uruguayo.

En la reunión llevada adelante este miércoles en la sede de la OEA en Washington, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, recordó: “Hace apenas una semana estábamos acá para denunciar las graves agresiones a la institucionalidad de esta organización que se llevaban adelante con el único objetivo de intervenir Venezuela”.

“La OEA perdió la brújula, en cuanto a su intencionalidad, en cuanto a su funcionamiento”, aseguró Rodríguez.

La canciller remarcó: “Habíamos develado el plan intervencionista contra Venezuela, ya decidido por el país hegemón de esta organización y de esta región que ha activado sus brazos ejecutores. Siendo el secretario general (Almagro) una de sus principales fichas”.

“Sabemos de los falsos supuestos que han tratado de forjar para incriminar y condenar a Venezuela en una especie de linchamiento mediático-diplomático. El presidente Maduro lo ha catalogado como el Tribunal de la Inquisición para procesar y juzgar a Venezuela sin ningún tipo de defensa. La OEA ha pasado de ser un Ministerio de Colonias a un Tribunal de la Inquisición”, agregó.

“Los aires golpista arrancaron en la Patagonia”, aseguró Rodríguez en clara referencia al presidente argentino Mauricio Macri y su canciller, Susana Malcorra, y agregó “similar proceder mostraba el MERCOSUR contra Venezuela, quedando más que en evidencia el contubernio y el concierto para delinquir y vulnerar la soberanía de un país hermano”.

“Los aires golpista arrancaron en la Patagonia”, aseguró Rodríguez en clara referencia al presidente argentino Mauricio Macri y su canciller, Susana Malcorra.

Luego de su presentación ante el organismo, Rodríguez aseguró por la red social Twitter que “próximamente convocaremos a un Consejo Permanente para evaluar el comportamiento del secretario general Luis Almagro”.

Almagro no ha cesado ni por un instante el ataque contra el Gobierno venezolano. En un comunicado publicado tras las marchas del martes pasado, el secretario general de la OEA señaló que “es absolutamente inadmisible que el desenfreno autoritario que ha llevado al gobierno de Venezuela a abandonar la democracia a través de un auto golpe de Estado, y a situarse al margen de la legalidad constitucional interamericana”.

Declaraciones como estas son las que llevaron al presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, a asegurar a través de su cuenta de Twitter que “Luis Almagro es una amenaza a la paz de nuestros pueblos. Promueve la violencia para la intervención militar de #EEUU en Latinoamérica”.

“No necesitamos organismos que fomenten el odio y división en América Latina. #OEA como institución sumisa a #EEUU, está condenada a la extinción”, señaló Morales.