Con el apoyo del bloque del FpV Nacional y Popular de Florencia Saintout, Gastón Castagneto y Guillermo Cara, diversas agrupaciones mostraron su adhesión al paro bajo la premisa “sin trabajo no hay futuro”.

“La defensa del trabajo argentino, la vigencia plena de las paritarias sin techo salarial, la protección a la educación y escuela pública, la necesidad del cambio de rumbo de la política económica, ante la profundización de la pobreza y el desempleo, constituyen razones categóricas que sustentan el reclamo hacia el Gobierno”, explica el comunicado elaborado por el peronismo local.

Los dirigentes sostienen que el cambio prometido “se desvanece día a día ante la evidente realidad que indica que estamos nuevamente ante la aplicación del viejo modelo neoliberal y sus recetas repetidas de endeudamiento externo e intento de flexibilización laboral”.

Gustavo Bellingeri, secretario general de SATSAID, sindicato que nuclea a los trabajadores de televisión y referente de la Agrupación 17 de Octubre, sostuvo que la adhesión al paro va a ser muy importante porque “la situación es muy delicada; a mucha gente, con el incremento de tarifas y la inflación, le ha cambiado la economía familiar. Hay una voluntad muy importante. Esto no significa una síntesis política, pero sí hay una desaprobación general de la población al plan económico que lleva adelante Macri”.

En esta unidad, los referentes del peronismo se mostraron entusiasmados con la adhesión que va a tener el paro y señalaron que, por el contexto adverso que atraviesa el país, va a ser una huelga contundente.

Los dirigentes también hicieron hincapié en la paritaria docente. Mario Oporto, ex ministro de Educación provincial, sostuvo que “el conflicto se podría solucionar si el Gobierno nacional tiene un gesto político de salir del capricho y llamar a la paritaria nacional” y agregó que en la provincia “tienen que hacer de una vez por todas una oferta salarial que hasta ahora no se hizo; sólo un porcentaje que no es claro. Tienen que ser más claros”.

Bellingeri calificó al accionar del Gobierno como “muy violento” al intentar penar a los gremios docentes. “El Gobierno que reclama ser abanderado del diálogo no tiene nada de diálogo ni de constructivo. Los están apretando permanentemente a los maestros para que cierren y marquen un camino para este año del salario”, comentó.

En ese sentido, el documento elaborado en conjunto sostiene que Mauricio Macri, “lejos de escuchar las demandas de los trabajadores, las intenta descalificar, exaltando la actitud ‘civilizada’ de la minoría seguidora de Cambiemos, defensora en las calles de los barrios acomodados, de una república para pocos”.

Además de los referentes ya mencionados, participan de esta adhesión: Peronismo Rebelde, Encuentro Generacional, Agrupación 26 de Julio, Agrupación 17 de Octubre, CANPO, Movimiento Evita, La Cámpora, Kolina, JP Evita, MUP, Frente Carlos Cajade, Casa para la Victoria, Centro de Estudios La Dorrego, Constitución del 49, Corriente de Arquitectos Nacional y Popular, CNCT, Frente Eva Perón, Joaquín Areta, entre otros movimientos.