El Gobierno provincial de María Eugenia Vidal prosigue con su modus operandi de descontar parte del salario a trabajadores que adhieran a medidas de fuerza en su contra. De cara al paro general del jueves, el Ministerio de Agroindustria les quitó entre 500 y 3.000 mil pesos a catorce trabajadores de esa cartera por haber participado de los paros y movilizaciones durante marzo.

Los empleados estatales fueron notificados ayer, cuando les entregaron en las oficinas del Ministerio una lista donde figuran las personas a quienes les descuentan hoy, día en el que cobran. La variación entre los valores es de acuerdo con la cantidad de días que pararon en marzo, un mes signado por las manifestaciones en las calles de sectores trabajadores para manifestar su rechazo a la política económica neoliberal de la alianza Cambiemos.

Patricia Ríos, delegada de la Junta Interna de ATE en Agroindustria, dijo a Contexto que muchos de los perjudicados tienen sueldos de diez mil pesos. “Es inadmisible para la economía de un trabajador que le descuenten tres mil de un total de diez mil pesos”, afirmó.

“No vamos a permitir el avasallamiento del derecho a huelga”, añadió. También consideró que los descuentos son una “advertencia” con vistas al paro general de mañana convocado por la CGT, porque “dejan en una condición de vulnerabilidad económica absoluta a los trabajadores y sus familias”.

El Ministerio es conducido por Leonardo Sarquís, el ex gerente de Monsanto que tiene también la firma del Ministerio de Producción, que se mantiene acéfalo desde diciembre a pesar de la aguda crisis que sufre el sector.

Hacia el mediodía, los trabajadores protestaron en los pasillos del Ministerio por su derecho constitucional a la huelga. El único funcionario que salió al cruce fue el jefe de Gabinete, Jorge Srodek, quien justificó los descuentos por el paro y se escudó: “Yo no soy un abogado, soy un simple chacarero”, según se puede escuchar en un video que filmaron los empleados.

“Nos habló de manera prepotente y provocativa”, acusó Patricia Ríos. Srodek supo ser agrodiputado en la Legislatura bonaerense, donde ingresó por la extinta fuerza Unión PRO –alianza entre Mauricio Macri y Francisco De Narváez–, y luego presidente CARBAP, una vertiente local de la Sociedad Rural.

Por la tarde, los trabajadores tuvieron una reunión con el director general de Administración, Raúl Muniz, quien les dijo que hoy las autoridades les darán una respuesta luego de sus reclamos.

La decisión del Gobierno provincial de descontar días de paro tiene sus antecedentes el año pasado con estatales de ATE y auxiliares de SOEME, que sufrieron quitas de hasta el 70% debido a las paros de sus gremios por la negativa del Gobierno a reabrir las paritarias a mitad de año.

También tuvieron descuentos docentes de UDOCBA por días de paro en agosto, lo que generó la intervención de la Justicia contra el Gobierno. A principios de este año, Vidal hizo lo propio con estatales del Ministerio de Desarrollo Social, con descuentos que llegaron hasta los cinco mil pesos.

Y en la actualidad, y como el caso más resonante, planea, dentro de su estrategia rompehuelga, descontar los días de paro que los docentes del Frente Gremial Docente Bonaerense (FGDB) llevaron a cabo en marzo en el marco de las medidas de fuerza en rechazo a los aumentos del 19% que busca imponer la gobernadora, que hunde en la pobreza a amplias capas de educadores.