“Desde el inicio del conflicto, el Gobierno se ha caracterizado por generar un clima de confrontación y no de diálogo”, afirmó a Contexto Lidia Fernández, candidata a secretaria adjunta de la seccional La Plata de Suteba en las elecciones del 17 de mayo próximo por la Lista Turquesa “Stella Maldonado” que encabeza Patricio Villegas.

“¿Por qué decimos que ellos generan la confrontación?: en primer lugar porque inclumplen una ley nacional; en segundo lugar porque frente a amenazas contra nuestros dirigentes sindicales, el Estado no ocupó el lugar que tenía que ocupar por la seguridad y la libertad de expresión de cualquier referente; y en tercer lugar porque todas las convocatorias a paritaria eran lo mismo. Hubo una sola modificación de un 18% a un 19% y de cuatro cuotas a tres cuotas […] mintieron al decir que habían hecho propuestas diferentes”, enumeró Fernández, formada en la educación pública, hija de una maestra y actualmente docente en la escuela secundaria Nº 37 de Gorina.

La Paritaria Nacional Docente (PND) fue regulada por el artículo 10 de la Ley de Financiamiento Educativo y el Decreto Reglamentario N° 457/07. En vigencia desde 2008, el acuerdo paritario docente debe ser establecido a nivel nacional entre el Ministerio de Educación y los sindicatos para el cargo testigo, con el objetivo de evitar desigualdades en materia salarial entre los maestros y profesores de todo el país. Los Gobierno de Mauricio Macri y de Vidal decidieron este año dejar librada la negociación a la capacidad económica de cada provincia, siempre en la misma dirección: romper al movimiento docente, desacreditar a la escuela pública, destruir la presencia del Estado.

La amenaza del Gobierno bonaerense como herramienta

Al referirse a los procedimientos intimidatorios aplicados por el Gobierno de la gobernadora María Eugenia Vidal para quebrar la unidad del Frente Gremial Docente bonaerense, que venía reclamándole una mesa paritaria desde agosto de 2016, Fernández aseguró que “hubo amenazas de todo tipo que no recordábamos desde los tiempos de la dictadura”.

“Descuentos, pedir las nóminas de maestros que hacían paro y quitar el presentismo, que es una forma de soborno, en algunos distritos ha ido la Policía a las escuelas”, sin hablar de “buscar generar toda clase de divisiones entre los gremios, con los padres, con la comunidad, entre los maestros y los dirigentes sindicales”, precisó la número dos de la Lista Turquesa, delegada desde hace veinte años en la Celeste del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba).

“Todas las declaraciones que realizan Macri y Vidal tienen una misma dirección: separar a los dirigentes sindicales, separar a los padres de las escuelas y separar a los maestros en el interior de las escuelas entre quienes hacen paro y quienes no”, subrayó la docente, nacida en La Plata, formada en el Normal Nº 3 desde el jardín de infantes hasta el secundario.

“Este Gobierno llegó hablando de diálogo y de capacidad para resolver los conflictos en las mesas paritarias. Pero no fue la respuesta que estamos teniendo, pese a que siempre vamos a apostar al diálogo en serio, al diálogo en espacios garantizados por la ley y no a través de los medios de comunicación”, sostuvo Fernández. “No vamos a dejar de defender esos espacios”, aseguró antes de sentenciar: “Allí es donde se ve la voluntad de diálogo de un Gobierno”.

El reclamo docente va más allá del salario

Los docentes reclaman un aumento paritario del 35% que compense los diez puntos que perdieron de poder adquisitivo en 2016 y cubra la inflación prevista para 2017 que todos los expertos ubican en 25%. Pero los reclamos van más allá y buscan evitar el desmoronamiento planificado de la educación pública. En ese sentido, Rodríguez cuestionó el “vaciamiento” que el macrismo viene llevando adelante en la capacitación docente y por ende en la calidad de la enseñanza.

“Lo que están haciendo es un vaciamiento de la Red INFD (formación docente), del Conectar Igualdad, de los programas socioeducativos, que no condice con esta ‘tal preocupación’ en un área como esta. Teníamos capacitaciones integrales en matemáticas, en lengua, en sociales, en género, en derechos humanos y en identidad”, recordó.

Los cursos del INFD, del PNFP, que era el programa de capacitación docente y en servicio que se desarrollaron hasta el año pasado, “eran impecables y apostaban a la formación del docente y eso iba a redundar en la educación de nuestros niños”. “Por eso no creemos en la ‘voluntad’ de apostar por la calidad educativa” que dice tener el actual Gobierno, que en la práctica hace lo contrario, puntualizó Fernández.

Respecto del acompañamiento de los padres, de las familias y de la comunidad en su conjunto a los reclamos docentes, cuyo sueldo inicial es de 9.600 pesos mensuales, la delegada docente aseguró que, “aunque siempre hay alguien que queda disconforme o no está totalmente de acuerdo, la recepción de la comunidad sigue siendo muy buena y eso se demostró en la Marcha Educativa Federal” que semanas atrás reunió a casi 300.000 docentes, padres, alumnos de todos los niveles educativos frente al Ministerio de Educación de la Nación, cuyo titular, Esteban Bullrich, está vergonzosamente ausente.

 La propuesta de la Lista Turquesa “Stella Maldonado”

“Queremos un sindicato abierto, que articule con las instituciones, con las Universidades, que eleve la calidad educativa de los maestros y que dé la pelea por sus derechos, la pelea por la infraestructura, por el mejoramiento de las escuelas. Tenemos muchísimo para trabajar”, afirmó Lidia Fernández, secretaria de genero de la CTA regional capital La Plata, Berisso, Magdalena, Ensenada, Punta Indio y Magdalena.

A los 49 años de edad, esta profesora de Historia recibida en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) reivindica la trayectoria de quien fue “maestra de maestros”, la dirigente Stella Maldonado, fallecida en 2014. “Para nosotros es una guía”, asegura.

“Una maestra nuestra, una maestra en lo sindical, en nuestra formación política, en derechos humanos, en género. La vida de Stella ha sido de lo mas diversa y no se ha limitado a un mero reclamo salarial. Ella introdujo los debates de género y fue la primera secretaria de derechos humanos de Suteba provincial”, recordó.

“Nosotras y nosotros nos estamos presentando como el Frente Stella Maldonado. Somos un conjunto de agrupaciones docentes que nos hemos juntado porque estamos cansados de que La Plata quede aislada de las peores y de las mejores cosas que nuestros sindicatos pueden ofrecer, de los servicios, de las propuestas y de los espacios de debate. La Plata funciona como una isla”, afirmó.

Tras asegurar que “hay democracia sindical y por eso la Multicolor conduce en este momento el Suteba La Plata, desde el Frente Stella Maldonado queremos darle coherencia y sentido a este Suteba que es tan fuerte y que está dando una batalla central, no sólo para los docentes, sino para todos los trabajadores”, concluyó.