Ganó Lenín Moreno, ganó la Patria Grande

El triunfo del candidato oficialista en Ecuador es el primer freno al avance neoliberal en la región. Con el 51% de los votos, Moreno se impuso en el balotaje al banquero neoliberal, Guillermo Lasso.

2168

Por Héctor Bernardo

Lenín Moreno es el nuevo presidente de Ecuador. Con el 97% de los votos escrutados y una tendencia irreversible, el candidato del partido oficialista Alianza País obtuvo el 51% de los votos contra el 49% del candidato del partido CREO-SUMA, Guillermo Lasso.

En una elección muy reñida y con una derecha que se negaba a reconocer el triunfo de Moreno, el candidato oficialista se impuso sobre los medios hegemónicos, la Casa Blanca, la derecha local y regional.

El triunfo de Moreno representa la continuidad del Gobierno de Rafael Correa y es un freno al avance del neoliberalismo en la región. La derecha venía envalentonada por los triunfos en las elecciones presidenciales en Argentina (2015), legislativas en Venezuela (2015), el referéndum en Bolivia (2016) y el golpe de Estado parlamentario en Brasil (2016).

Lasso tiene un perfil claramente neoliberal y demostró estar alineado a los intereses de Washington y de los grupos mediáticos hegemónicos. En su campaña, uno de los puntos más trascendentes era derogar la Ley de Medios para favorecer a los grupos hegemónicos, al igual que Macri lo hizo en Argentina.

El banquero neoliberal no sólo era el candidato de la derecha local y de Washington, sino también el de la derecha regional. Entre otros personajes nefastos que llegaron a Ecuador a involucrarse en la elección, estuvo el periodista-operador del Grupo Clarín, Jorge Lanata, quien intentó atacar la imagen de Correa y de Moreno.