Fiel a su estilo, Cultura Cumbia, este jueves a las 21 hs, presenta una vez más la diversa cumbia de la Patria Grande. El plato fuerte resulta ser Celso Piña.

Si bien Celso Piña proviene de México, se convirtió en exponente de la cumbia colombiana al introducir este género en el país azteca. La fusión no escapa tampoco a este artista, quien, aportando también desde el vallenato, el sonidero, el ska, el reggae y el hip hop, entre otros ritmos, se ganó el apodo de “El Rebelde del Acordeón”.

De la mano de Traiko, su cantante, la banda Meta Guacha ya cumplió más de quince años en escena, siendo uno de los principales impulsores de la cumbia villera tanto en el país como en el continente. Tanto es así que Colombia, México, Chile y Uruguay resultan ser escenarios habituales.

Los locales de Agua Sucia y Los Mareados hacen lo que autodenominan “cumbia arrabalera”, combinando la cumbia villera con el tango y demostrando el fuerte carácter testimonial que tienen ambos estilos.

Declarado de interés general por la concejala Florencia Saintuot, con cuatro años de historia, dos festivales anuales y frecuentes recitales y espacios de encuentro, Cultura Cumbia ha logrado instalar en La Plata la nueva escena cumbiera.

“Cuando nosotros arrancamos a laburar en 2013 lo hicimos con la conciencia de que estaba sucediendo algo con la cumbia y con cierta movida cultural latinoamericana que se estaba poniendo en valor; que los latinoamericanos estábamos dialogando de una manera diferente con nuestra propia matriz cultural”, explicó a Contexto Oscar Benítez, de Cultura Cumbia.

La cumbia, de la mano de bandas emergentes que rescatan en este ritmo historias y raíces, se ha expandido de forma notoria en los últimos años y cada vez tiene más adeptos.

En ese sentido, desde Cultura Cumbia coincidieron en que “en el último tiempo se ha vivido un clima social, político y cultural que nos ha hecho encontrarnos a todo el continente (pero que acá en Argentina se ha visto muy fuerte), con ciertas expresiones culturales de raíz folclórica y latinoamericana profundas”.

Las bandas convocadas para este encuentro resultan ser ejemplo de esto, sobre todo Celso Piña, quien vuelve al país después de cinco años. “Es un personaje que ha aportado muchísimo al desarrollo y a los movimientos de la cumbia en todo el continente, así que estamos muy felices de poder recibirlo”, sostuvo Benítez

Las entradas anticipadas se consiguen en la boletería de El Teatro Bar (43 7 y 8), La bodeguita de Miró (14 y 38) y en Plateanet.