Miles de venezolanos marcharon en apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro y en rechazo al intento injerencista del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Las calles de Caracas se vieron colmadas por remeras rojas ante un nuevo intento de Almagro de intentar promover el intervencionismo militar en Venezuela. Mientras los venezolanos marchaban, el Consejo Permanente de la OEA se reunió para “considerar la situación” del país caribeño y suramericano. La reunión estuvo promovida por un grupo de Gobiernos entre los que se destacaban el argentino de Mauricio Macri y el brasileño del golpista Michel Temer, que ya demostraron encono hacia Venezuela al intentar expulsarla del Mercosur.

En ese marco, y en diálogo con Contexto, el diputado del Parlasur Oscar Laborde aseguró que “Almagro está desbordando sus responsabilidades en la OEA. El secretario general está para armonizar, para representar el consenso dentro de la organización. Almagro está haciendo todo lo contrario”.

“No hay antecedentes de una personalización tan constante en un ataque como el que Almagro ha desatado contra Venezuela, ni de una insistencia tan grande en que se le aplique la Carta Democrática”, señaló.

“El secretario general de la OEA está para armonizar, para representar el consenso dentro de la organización. Almagro está haciendo todo lo contrario.”

El parlamentario remarcó: “Almagro ha demostrado que es funcional al Departamento de Estado. Lo era cuando estaba (el ex presidente de Estados Unidos, Barack) Obama y lo sigue siendo con (Donald) Trump. El único país que puede estar interesado en que Venezuela esté fuera de la OEA, por sus intereses económicos en la región, es Estados Unidos”.

“Almagro, a pesar de haber perdido varias votaciones, continúa con esa actitud. Hay un objetivo claro, que es separar a Venezuela”, aseguró.

Laborde recordó que “todavía está vigente el decreto de Obama que dice que Venezuela es ‘una amenaza’, y si a esto se suma la separación de la OEA, es una excusa más para intervenir militarmente. Almagro intenta justificar una intervención militar en Venezuela, su actitud no tiene otro objetivo”.

“Descaradamente se inmiscuye en políticas internas de Venezuela, algo que el secretario general no puede hacer. En este intento de expulsar a Venezuela de la OEA, por supuesto que Almagro tiene el apoyo del golpista Michel Temer, de Brasil, y de Mauricio Macri, de Argentina”, afirmó.

Además, recordó que “en la sesión de ayer (por el lunes) el Parlasur aprobó que se mantengan como miembros los parlamentarios designados por Venezuela, y se le va a pedir a los presidentes que, en el encuentro que tendrán en junio, revean la decisión y reincorporen a Venezuela al Mercosur”.

“la hipocresía de la OEA es histórica. Tenía separada a Cuba cuando la mayoría de los países que integraban el organismo estaban integrados por dictaduras militares.”

Por último, el parlamentario señaló que “la hipocresía de la OEA es histórica. Tenía separada a Cuba cuando la mayoría de los países que integraban el organismo estaban integrados por dictaduras militares. La OEA es un organismo de otra época, que surgió para ser funcional a Estados Unidos”.