En medio del clima negacionista que propone el Gobierno nacional respecto de la última dictadura cívico-militar, el grupo neonazi Vanguardia Nacionalista volvió a pintar con mensajes amenazantes edificios de organismos relacionados con los derechos humanos. Fue en las primeras horas del lunes, en las sedes de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y del Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas (CECIM), ambos ubicados en La Plata.

“No son NN, son héroes de la patria. Malvinas volveremos”, decían las pintadas de la agrupación cuya actividad política consiste en reivindicar la dictadura intimidando a militantes y organizaciones de derechos humanos.

El sentido de los mensajes va en línea con las agresiones del sábado 18 de marzo de miembros de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas contra la comitiva de la CPM que viajó a las islas en el marco del proceso de identificación de los soldados NN del cementerio de Darwin.

“Son los mismos grupos”, dijo a Contexto Ernesto Alonso, ex presidente de la Comisión Nacional de Ex Combatientes de Malvinas y referente del CECIM La Plata. “Están envalentonados para expresar este pensamiento que intenta fomentar la doctrina negacionista. Y tiene que ver con gente con una ideología muy vinculada a la dictadura militar, que enfrenta los derechos humanos y la democracia”.

“Están envalentonados para expresar este pensamiento que intenta fomentar la doctrina negacionista. es gente con una ideología muy vinculada a la dictadura militar, que enfrenta los derechos humanos y la democracia”. Ernesto Alonso, Cecim.

Recién llegada de Malvinas el sábado 18 de marzo, la comitiva encabezada por el presidente de la CPM, el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, y también integrada por Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo –línea fundadora–, el Padre Pepe Di Paola y el propio Alonso del CECIM, fue recibida con agravios en el Aeropuerto Jorge Newberry por miembros de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas. El grupo es una entidad creada durante la dictadura que se opone a que se identifique a los soldados sepultados en las islas. Son una minoría, ya que 84 de las 123 familias de los soldados sin identificar dieron su consentimiento para que se lleve a cabo, y aportaron su muestra para el cotejo del ADN. Incluso la Justicia dio lugar en 2011 al reclamo de ex combatientes y familiares.

En el aeropuerto metropolitano, y en sintonía con la Vanguardia Nacionalista, los acusaron de “increpar la memoria” de los caídos en la guerra por llamarlos “NN” y convertirlos en “víctimas de la dictadura”. “Este no es un tema de desaparecidos”, increparon, y expresaron su “bronca” porque “la comitiva no fue en representación de las familias de los caídos”.

La CPM contestó en ese momento con un repudio por la “cobarde agresión” y reafirmó la necesidad histórica de identificar a los caídos.

En un comunicado publicado ayer, la CPM repudió también las pintadas: “Estos hechos nos vuelven a convencer de la necesidad de seguir luchando por la causa Malvinas, y refuerza nuestro compromiso con la búsqueda de verdad y justicia: los 123 soldados enterrados como NN en el cementerio de Darwin son héroes y tienen derecho a la identidad. La afrenta no es llamarlos como tales sino que no tengan una tumba y una lápida con su nombre”.

“los 123 soldados enterrados como NN en el cementerio de Darwin son héroes y tienen derecho a la identidad. La afrenta es que no tengan una lápida con su nombre”. CPM.

La CPM agregó que el mensaje de la Vanguardia Nacionalista “desconoce un reclamo humanitario que cuenta con el acuerdo de familiares, ex combatientes y los Gobiernos de Argentina y Gran Bretaña para devolver la identidad a los soldados enterrados como NN en el cementerio de Darwin”.

Ernesto Alonso afirmó que desde el CECIM distinguen a los familiares de los integrantes de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas. “Durante muchos años tuvieron cierto statu quo, pero hoy ya no representan a la mayoría de las familias”.

María Reyes Lobos, hermana de José Antonio Reyes Lobos, caído en Malvinas y soldado NN, dijo a Contexto que “no nos podemos sentir identificados con personas que están en una agresión constante, con aprietes y pintadas que lo que hacen es rebajar a los caídos, no reivindicarlos”. Y agregó: “Llamarlos NN y buscar su identificación es una forma de reconocerlos, de que sean héroes reconocidos. Queremos que por fin mi hermano tenga su nombre y nosotros tener el duelo”.

 “Llamarlos NN y buscar su identificación es una forma de reconocerlos, de que sean héroes reconocidos. Queremos que por fin mi hermano tenga su nombre y nosotros tener el duelo”. María Reyes Lobos, hermana de José Antonio, caído y NN en Malvinas.

Ernesto Alonso apuntó que la Comisión fue diseñada por las Fuerzas Armadas, como un esquema de control tanto para los soldados que regresaban como para sus familias. “Así mantuvieron su control político e ideológico.” Dos referentes de esa Comisión fueron Héctor Cisneros y César Trejo. El primero fue miembro del Batallón 601, organismo de Inteligencia del Ejército. Mientras que el segundo fue veterano de guerra que apoyó los alzamientos carapintadas.

“Lo que más nos preocupa es que están amedrentando a las familias. Los visitan personalmente en las casas, los amenazan y les dicen que retiren los consentimientos”, dijo Alonso. “Le reclamamos a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación para que garantice la tranquilidad de esas familias. Es responsabilidad del Estado hacerlo”, completó.