“El 18% es un modo de disciplinar la lucha gremial”

Los sindicatos Conadu y Suteba fueron el centro de los reclamos que esta semana desplegó todo el sector trabajador contra el macrismo. Mientras Macri se escuda en las pruebas Aprender, se palpita la Marcha Federal Educativa.

524

En la recta final de un marzo de movilizaciones que no dieron tregua al Gobierno, esta semana los gremios volvieron a tomar las calles para frenar las imposiciones económicas de Cambiemos. En esta línea, los gremios de la educación Conadu y Suteba fueron quienes protagonizaron ayer un plan de lucha que, en simultáneo, replicaron también los sindicatos de trabajadores judiciales, municipales y de la salud. Desde la discusión paritaria de docentes universitarios a la lucha encabezada por los trabajadores de la escuela pública en la provincia, el sector educativo se muestra esta semana en el foco principal de una manifestación íntegra de todo el sindicalismo contra el macrismo.

“Tenemos tres paritarias nacionales de las cuales dos ofrecieron un 18% y en la última apenas dos puntos más. Muy lejos del 35% que venimos reclamando. Tenemos una cita para el 28 de marzo y seguiremos sosteniendo esa oferta”, expresó el secretario general de la Asociación de Docentes Universitarios de La Plata (ADULP), quien ratificó la continuación del plan de lucha de Conadu para el próximo 28 y 29 de marzo.

“Es importantísimo que todo el pueblo se sume a la Marcha Federal Educativa. Los docentes desde el nivel inicial hasta el nivel universitario, estudiantes secundarios, padres, científicos, actores, artistas. Con una consigna muy clara: defensa de la educación pública, inversión en ciencia y tecnología y por una sociedad más democrática”, había expresado Roberto Baradel, secretario general de Suteba en comunicación con Conadu vía online.

Esta semana todos los gremios paran 48 horas para sumarse a la marcha federal educativa. La semana que viene Conadu Histórica parará por 72 horas, el 28, 29 y 30.

Cabe destacar que ayer, mientras universitarios, científicos y docentes escolares encabezaron los reclamos en las calles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires frente al Ministerio de Educación, Mauricio Macri se encargó de acaparar la atención mediática con su análisis del programa de evaluación Aprender, cuyos resultados calificó de “dolorosos” y donde deslizó una infortunada observación sobre la educación estatal al decir que existe una “terrible inequidad” entre “aquel que puede ir a una escuela privada” y aquel que tiene que “caer en la escuela pública”.

“Hay un mensaje clarísimo por parte del Gobierno en todos los niveles que tiene para generar relato, que es buscar el desprestigio de la labor docente. Intenta deslindarse de su responsabilidad para con su educación cuando la Ley Nacional de Educación especifica que es una responsabilidad indelegable del Estado nacional”, expresó Miloni, y añadió: “Macri tiene que garantizar un salario digno para los docentes. El 18% intenta ser un modo de disciplinar a la lucha gremial y para ejercer autoridad. Y la autoridad la tiene que ejercer ofreciendo salarios dignos, siendo franco en las negociaciones y no imponiendo un techo salarial insuficiente para quienes hemos perdido poder adquisitivo”.

Incluso el dirigente del Frente para la Victoria Mariano Recalde se tomó la libertad de ironizar sobre la actitud del Gobierno frente a los reclamos del sector docente, al compararlo con un gag de la serie Los Simpsons. “Tenían el mejor equipo de los últimos 50 años y trajeron las políticas públicas de Springfield”, publicó Recalde a través de su cuenta de Twitter.

En simultáneo con las demandas del sector educativo, ayer iniciaron manifestaciones el sindicato de trabajadores de la salud CICOP y el gremio que nuclea a los trabajadores judiciales UEJN, mientras que los empleados municipales de Berisso también iniciaron un paro contra la gestión del macrista Jorge Nedela.

En tanto, la Marcha Federal Educativa se desplazará hoy desde el Palacio Pizzurno, donde los gremios confluirán a partir de las 11 de la mañana.