Médicos junto a docentes y estatales para frenar al macrismo

El gremio de trabajadores de la salud CICOP movilizó en La Plata y culminó una medida de fuerza de 48 horas para hacer visibles sus reclamos contra el ajuste del Gobierno.

417

La ciudad de La Plata se consignó ayer como el epicentro de protesta contra el macrismo en general y la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal en particular. Entre las luchas, cuyas banderas más agitadas en las últimas semanas son docentes y estatales, se ubicaron los trabajadores de la salud nucleados en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), quienes concluyeron un paro de 48 horas iniciado el día miércoles.

“Esto es una demostración de los trabajadores de todos los gremios en general, docentes, judiciales, estatales, para demostrar unidad y cuestionamiento a las políticas de ajuste de la gobernadora Vidal y del macrismo en general”, dijo a Contexto el secretario general de CICOP, Guillermo Pacagnini. El referente gremial sostuvo que en la combinación de fuerzas de los diferentes sectores se “potenciaron todos los reclamos sectoriales”, se volvió a reafirmar una consigna de todo el sector estatal de la “necesidad de paritarias libres sin el techo salarial”.

“Nosotros conocimos en el mes de diciembre, durante la última convocatoria a paritarias para el gremio nuestro, el acuerdo de salario a la baja. Ahora vemos que esa pauta del 18% es la pauta testigo que quiere aplicar a todos los trabajadores de la salud Provincia. Hoy el reclamo es unificado contra ese techo salarial”, expresó Pacagnini.

Entre otras demandas, los profesionales de la salud exigen que Provincia cumpla con el Decreto de Desgaste firmado en 2015, que permite a los profesionales de la salud jubilarse con veinticinco años de aporte y cincuenta de edad; mejore las condiciones laborales de los residentes; y concrete el plan acordado en la paritaria del año pasado para que unos 1.500 profesionales becarios pasen a cargos interinos.

El reclamo de CICOP posee un arrastre desde el años pasado que no se centra sólo en conflictos salariales sino, además, en los reclamos por el colpaso del sistema hospitalario bonaerense. Desde el gremio ya han denunciado la falta de insumos, el deterioro de infraestructura y las condiciones de precariedad que han llevado a muchas instituciones médicas, como es el reciente caso del hospital Alejandro Korn de Melchor Romero, casi al borde del cierre.

Mientras tanto, las instancias de diálogo con el gobierno provincial se tensan cada vez más y, tras el duro enfrentamiento corporizado en la lucha de los docentes, todo el sector sindical observa con delicadeza el porvenir.

“Este año hay un fuerte cuestionamiento de la población en general y de los trabajadores en particular a las medidas de ajuste que han intentado profundizar. Es decir, tanto despidos, suspensiones y flexibilización laboral, como también el tema del techo salarial”, expresó Pacagnini, y añadió: “Los indicadores de pobreza que hablan de un millón de nuevos pobres durante esta gestión son datos nuevos que colocaron el cuestionamiento en el conjunto de la población frente a este Gobierno”.

Las columnas de CICOP se concentraron en las primeras horas de la mañana de ayer en la zona de Plaza Moreno, corazón del centro platense, y avanzaron hasta confluir en Plaza Italia con el resto de los grupos manifestantes.

“Hoy se habló de unos 50 mil trabajadores movilizados. Y después de la presión tremenda que se llevó adelante el día 7 de marzo, el paro nacional tiene fecha y creo que estamos caminando hacia el lado correcto. Estamos a las puertas de un salto del conflicto social”, concluyó el referente de CICOP.