Ayer al mediodía, los vecinos de Melchor Romero detenidos tras protestar por un corte de luz en el barrio fueron liberados “por falta de mérito” tras una audiencia y una masiva marcha en las puertas de Tribunales.

Así como en Capital Federal hace una semana detuvieron a veinte mujeres tras el Paro Internacional, la criminalización de la protesta social también avanza en La Plata. El 10 de marzo, cuatro vecinos del barrio Néstor Kirchner de Melchor Romero fueron detenidos al cortar la avenida 520 y 179 después de haber pasado tres días sin luz, sin respuestas de EDELAP y con el silencio municipal.

Durante esa manifestación, cuando empezó a anochecer, un automovilista quiso avanzar por las calles cortadas. Al no poder, tuvo un altercado con los manifestantes, se marchó e hizo una denuncia en la Comisaría 6ta en la que señaló que los vecinos le quisieron “cobrar un peaje” para avanzar.

Minutos después, personal policial llegó al barrio, empezó a tirar balas de goma, gas pimienta y arbitrariamente se llevó detenidos a cuatro de ellos: Matías Altamirano, Carlos Altamirano, Carlos Cabrera y Elías Saches, que fueron alojados separados en diferentes comisarías, donde recibieron golpes por partes de la Policía.

Los dos primeros son referentes de una copa de leche del barrio y militantes de la JP Evita, que movilizó ayer a Tribunales para exigir su liberación, la cual se concretó tras una audiencia.

A los jóvenes se les armaron cuatro causas pero fueron liberados ante la decisión de la fiscal María Eugenia Di Lorenzo de no continuar con la imputación dos delitos (tentativa de estafa y resistencia a la autoridad) y por falta de mérito por las restantes causas: daño calificado e impedimento del ejercicio de las atribuciones de las fuerzas de seguridad. Se estipula que el mes próximo sea la audiencia final, en la que la defensa buscará el total sobreseimiento.

“Hemos logrado la liberación de los chicos. Entiendo que esto es un mensaje claro que le estamos dando al Gobierno nacional y provincial. Les demostramos que no les vamos a permitir que se criminalice la protesta social”, señaló Sebastián Toledo, abogado de los jóvenes.

Miriam, tía de Matías y Carlos Altamirano, en ese sentido sostuvo que “estaban detenidos por estar reclamando; por reclamar sus derechos a los pibes los meten presos”.

Los vecinos de Romero explicaron que nadie del Municipio platense se acercó a ellos, ni siquiera de la delegación. Cabe destacar que en esta localidad, hace dos semanas, fue desplazado el delegado Adrián Zamudio tras haber sido denunciado por un supuesto abuso sexual. Desde entonces esta dependencia municipal está acéfala.

En el Néstor Kirchner explican que sufren cortes constantes del suministro eléctrico, lo que los deja también sin agua, y que no son escuchados. “Ni los privados ni el Municipio se hace cargo”, sostuvo Miriam, y agregó que “cuando un barrio sólo sale a reclamar a la calle al no tener respuestas, se llevan a los pibes presos”.

Miriam sostuvo que con la liberación de los chicos se demuestra que “los derechos se consiguen en los barrios humildes, que tenemos derecho de salir a protestar porque el Estado municipal no se hace presente y no cumple lo que tiene que cumplir. Sólo se muestran reprimiendo”.