Más de 15.000 mujeres coparon las calles de la ciudad. Mujeres de todas las edades, pertenecientes a diversas organizaciones sociales, políticas, sindicales y estudiantiles, encabezadas por el colectivo #NiUnaMenos, participaron de la marcha realizada en La Plata en adhesión al Paro Internacional de Mujeres que este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se llevó adelante en numerosas ciudades de Argentina y en 57 países del mundo.

De forma multitudinaria y contundente, mujeres trabajadoras, mamás, estudiantes, militantes y activistas platenses, pero también de Berisso y Ensenada, coparon la Plaza Moreno y marcharon hasta Plaza San Martín para rechazar una vez más la violencia machista que desde principios de este año se cobró la vida de una mujer cada dieciocho horas.

En demanda de la “igualdad de derechos”, la igualdad salarial y revindicando “la lucha contra el capitalismo y el patriarcado”, según el documento leído en un palco levantado frente a la Gobernación, las organizadoras rechazaron la “precarización constante de nuestra calidad de vida, los despidos, el ajuste y el vaciamiento de programas de políticas públicas en relación con la igualdad de género” de la alianza Cambiemos.

“Los gobiernos nacional, provincial y municipal pretenden avanzar sobre nuestros derechos”, afirmaron tras más de tres horas de caminata por Diagonal 74, calle 45 y calle 7 a lo largo de unas quince cuadras.

Las organizadoras rechazaron el recorte presupuestario del macrismo para la prevención y lucha contra la violencia de género que se cobró la vida de 57 mujeres en menos de dos meses. “Necesitamos mayor prevención y más presupuesto estatal. El que tenemos es una miseria”, afirmaron, y exigieron la “reapertura y financiamiento de los espacios de atención por violencia de género en las Municipalidades, en las Universidades y en cada espacio común donde la Ley 26.485 prevé que se atienda a las que son victimizadas”.

Encolumnadas detrás de una pancarta que decía “NiUnaMenos, el Estado es responsable”, las manifestantes también reclamaron el desmantelamiento de las redes de trata y de las fuerzas represoras del Estado “cómplices” de esas redes mafiosas.

“Las mujeres siempre hemos tenido que luchar contra las peores expresiones del patriarcado y hemos logrado muchísimo, pero tenemos que seguir luchando por todo lo que falta porque, en un contexto de neoliberalismo, la lucha se tiene que profundizar porque liberalismo y patriarcado, machismo y neoliberalismo van de la mano”, sostuvo la concejala platense por el Frente para la Victoria (FpV-Nacional y Popular), Florencia Saintout, que participó de la marcha junto a, entre otras, la concejala Lorena Riesgo del FpV-PJ y a Eugenia Curí, la madre de Emilia Uscamayta Curí, la estudiante de periodismo que murió hace más de un año en una fiesta ilegal en Romero por la negligencia de altos funcionarios del Gobierno municipal de Julio Garro, hecho por el cual la Justicia todavía no detuvo a nadie.

“Las mujeres somos fuertes, como demostraron las Madres y las Abuelas” de Plaza de Mayo, dijo Saintout, que marchó detrás de una pancarta que decía “El ajuste es violencia”.

“Las políticas neoliberales atacan a las mujeres”, enfatizó Saintout, para quien la idea de que “somos débiles es del patriarcado”. “Las mujeres somos fuertes, como demostraron las Madres y las Abuelas” de Plaza de Mayo, afirmó la edil platense que marchó detrás de una pancarta que decía “El ajuste es violencia”.

Libertad para Milagro Sala

“Olé olé, olé olaaa, para Milagro la libertad, para Morales el repudio popular”, cantaron en numerosas ocasiones las manifestantes, entre las cuales estaban los integrantes del Comité por la Libertad de Milagro Sala, a quien el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aliado de Macri, mantiene en prisión desde enero de 2016 en medio de causas armadas contra la dirigente social y contra su organización Tupac Amaru.

En el documento final, el colectivo #NiUnaMenos reclamó por la “libertad a Milagro Sala” y a las demás compañeras de la Tupac detenidas igualmente en la prisión jujeña de Alto Comedero.

En el documento final, el colectivo #NiUnaMenos reclamó por la “libertad a Milagro Sala” y a las demás compañeras de la Tupac Amaru.

También dijeron “no” a la misoginia y al odio hacia las mujeres lesbianas, bisexuales y trans y pidieron justicia por Diana Sacayán, Pepa Gaitán y Lohana Berkins, y por Melina Romero y Laura Iglesias, “todas las mujeres asesinadas y violentadas”.

“Por un aborto seguro y legal en hospitales”, por una “salud con perspectiva de género” o “feminismo organizado, es el fin del patriarcado”, decían algunos carteles de esta marcha diversa donde numerosas jóvenes no dudaron en mostrar sus pechos al aire libre, pintados o luciendo un corpiño, dueñas de sus cuerpos y sus ideas.

 Trabajadoras de prensa, ¡presentes!

“Como trabajadoras de prensa, es un día muy importante para nosotras. Muchas veces nos toca cubrir policiales donde son asesinadas mujeres, donde hay violencia de género y donde vemos que hubo antecedentes de violencia, que no se hizo nada y que se podrían haber evitado”, afirmó a Contexto Josefina, periodista en un canal de televisión local.

“Es importante que nos organicemos, marchemos y gritemos ‘NiUnaMenos’”, sostuvo Josefina en la puerta de Radio Provincia, en la esquina de 11 y 53, donde un centenar de mujeres periodistas platenses se concentraron poco antes de la marcha para retratar este momento de unidad bajo el lema “Trabajadoras de prensa: Nosotras Paramos”.

“Como trabajadoras de prensa, es un día muy importante para nosotras. Muchas veces nos toca cubrir policiales donde son asesinadas mujeres, donde hay violencia de género y vemos que no se hizo nada y que se podrían haber evitado”. Josefina, periodista. 

Periodista de esa emisora provincial, egresada de la Facultad de Periodismo cuando todavía era Escuela, Miriam hizo hincapié en “la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, aun realizando la misma tarea”, y en el “maltrato que hay en el trabajo, donde las mujeres nunca podemos participar en un lugar de jerarquía y toma de decisiones”.

“¿Por qué en los medios de comunicación, y particularmente en la televisión, se elige un tipo de mujer, seductora, sexualizada, sin priorizar la información o la noticia?”, sostuvo esta trabajadora de prensa. “Los medios eligen mostrar en lugar de informar”, agregó, antes de señalar que “en un día como hoy hay que pelear por el buen trato, por el sueldo digno y por el lugar que nos corresponde”.

En un ambiente alegre, muchísimas jóvenes y adolescentes, como Julieta, una estudiante secundaria de trece años que reivindicaba su participación “en mi tercera #NiUnaMenos”, La Plata se vistió de colores y de mujeres que se apoderaron del centro de la ciudad, concluyendo su recorrido sentadas sobre el pasto en Plaza San Martín, en torno a un mate compartido.

“Porque el movimiento de mujeres es hijo e hija de esta historia antipatriarcal y anticapitalista, y emerge como alternativa en todo el mundo frente al avance represivo, racista y conservador. Por eso, con orgullo hoy decimos: ¡Viva el Día Internacional de las mujeres trabajadoras! ¡Viva el Paro Internacional de Mujeres!”, afirmó el documento leído en varias ciudades del país.