“Paritaria nacional o sigue la huelga nacional”. Ese mensaje, que salió de boca del líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, sintetizó el sentido de la masiva movilización que realizaron ayer al mediodía docentes de todo el país al Ministerio de Educación de la Nación que conduce Esteban Bullrich.

Fue en reclamo al Gobierno de Mauricio Macri para exigir por la apertura de la paritaria nacional y por salarios dignos, luego de las frustradas negociaciones en la provincia de Buenos Aires y en C.A.B.A. Tanto la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal como el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta ofrecieron 18%. Vidal en cuatro pagos y Larreta en dos, y ambos fueron categóricamente rechazados por los gremios, quienes piden un 35% de aumento para recuperar el poder adquisitivo perdido en la segunda parte del año pasado.

La protesta fue en el marco del primer día de la jornada de 48 hs de paro que llevan a cabo los gremios nacionales (Ctera, UDA, SADOP, Amet y CEA), que posterga por el momento el inicio de las clases en las escuelas públicas de gestión estatal.

El paro fue contundente en todo el país, con la sola excepción de las provincias de Santiago del Estero y San Luis. Macri tuvo que elegir la provincia de Jujuy, cuyo acatamiento al paro fue dispar, para inaugurar el ciclo lectivo. Allí tildó de “oportunista” la medida de los docentes.

La multitudinaria movilización que se llevó a cabo en la Capital Federal, que se extendió por más de veinte cuadras, llegó al Ministerio de Educación después de avanzar por avenida Callao desde el Congreso. La marcha fue precedida por una bandera con la consigna “Apertura de paritarias ¡ya!”, sostenida por los principales referentes gremiales, quienes dieron sus discursos en un escenario frente al Palacio Pizzurno y ante maestros, estatales, legisladores, militantes peronistas y de izquierda.

Junto a los miles de docentes y en apoyo a su reclamo, dijeron presente legisladores, referentes políticos y sociales. “Expresamos nuestra solidaridad con los docentes por la lucha que vienen llevando adelante. Fue una marcha multitudinaria, muy extensa, con compañeros y compañeras que tienen la conciencia del momento político que estamos viviendo”, dijo a Contexto la senadora bonaerense por el FpV, Mónica Macha.

“Esta marcha debe hacer reflexionar al Gobierno”, afirmó Sonia Alesso, de Ctera. “Paritaria nacional o sigue la huelga. Ir contra la escuela pública es analfabetismo político, aunque se esté en la Casa Rosada o en el Ministerio de Educación”, lanzó Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los Trabajadores.

“Paritaria nacional o sigue la huelga. Ir contra la escuela pública es analfabetismo político, aunque se esté en la Casa Rosada o en el Ministerio de Educación”, lanzó Hugo Yasky.

A la cabeza de la interminable columna marcharon la secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) Sonia Alesso, sus pares de la Unión Docentes Argentinos (UDA) Sergio Romero, de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) Fabián Felman, del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) Mario Almirón, y de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) Héctor Pedro Cova.

También comandaron la marcha Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los Trabajadores, Roberto Baradel, titular de Suteba, y Eduardo López, máximo referente de UTE.

Mirta Petrocini, titular de la FEB, consideró que el acatamiento al paro fue “muy fuerte”, “de entre 85 y 90%”, y anticipó que de aquí en adelante el curso que tome el conflicto “va a depender del Gobierno”, de acuerdo con su predisposición a la hora de ofrecer aumentos más altos.

Por su parte, Eduardo López de UTE afirmó que “los docentes de todo el país hoy dimos una lección de ética y pedagogía. No seremos testigos pasivos de la destrucción de la escuela pública”.

“los docentes de todo el país hoy dimos una lección de ética y pedagogía. No seremos testigos pasivos de la destrucción de la escuela pública”. Eduardo López (UTE).

Para Jorge Adaro, secretario general del gremio docente porteño Ademys, la adhesión en C.A.B.A. fue del 80%. “Estamos diciendo no al techo salarial del macrismo y no al techo en las provincias”.

El ajuste salarial que el macrismo busca imponer fue acompañado por una feroz y sistemática campaña de desprestigio hacia los docentes, quienes denunciaron que fue fagocitada en las redes sociales por trolls del call center del PRO. El titular de Suteba, Roberto Baradel, elegido por la gestión de Vidal para confrontar, fue amenazado al igual que su familia, luego de las declaraciones que Macri le propinó en el Congreso.

Lejos de dar indicios de subir el 18% de incremento para destrabar el conflicto y que comiencen las clases, los funcionarios de la gobernadora y la propia María Eugenia Vidal también recurrieron a calentar el ambiente contra los maestros anunciando descuentos por los días de paro, tal como hicieron el año pasado el 1º y el 2º de agosto con docentes de Udocba.

De manera unánime, los gremios de la provincia de Buenos Aires afirman que la gestión provincial se limita a convocar pero no a negociar.