El asesinato de Berta Cáceres lleva el sello de la CIA

Una investigación reveló que los autores materiales del crimen pertenecen a la Inteligencia del Ejército hondureño y fueron entrenados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Un arrepentido confesó que el nombre de Berta Cáceres estaba en una lista de “objetivos a eliminar”. La periodista e investigadora Stella Calloni aseguró que “la CIA está armando grupos paramilitares en toda América Latina”.

678

Por Héctor Bernardo

La dirigente ambientalista Berta Cáceres habría sido asesinada por un grupo de élite del Ejército hondureño, cuyos integrantes habrían recibido entrenamiento de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

Cáceres era una destacada dirigente ambientalista que se oponía al proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca en Río Blanco, que aseguraba dejaría sin agua al pueblo indígena de Lenca.

La noche del 2 de marzo de 2016, un grupo comando irrumpió en la vivienda de Cáceres y la asesinó. Según una reciente investigación del periódico británico The Guardian, los autores materiales de ese crimen fueron miembros de un grupo de élite de la Inteligencia del Ejército de Honduras, que fueron entrenados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Un arrepentido habría confesado que, días antes del asesinato, vio el nombre de Berta Cáceres en una lista con objetivos a eliminar. “Las listas con los nombres y fotografías de decenas de activistas sociales y ambientales fueron entregadas a dos unidades de élite, con órdenes de eliminar cada objetivo”, aseguró el primer sargento Rodrigo Cruz.

La periodista e investigadora Stella Calloni, autora del libro Operación Cóndor, en el que revela el pacto criminal de las dictaduras del Cono Sur, dialogó con Contexto sobre el rol que la CIA ha tenido y tiene en la construcción de los grupos paramilitares, como el que se sospecha participó en el asesinato de Berta Cáceres.

Calloni remarcó que en “Honduras había gente que había estado trabajando en los tiempos de la guerra contra Nicaragua. Lo que no se puede olvidar es que Roberto Micheletti (presidente de facto luego del golpe contra Manuel Zelaya) le entregó una medalla de reconocimiento al entonces presidente de UnoAmérica, Alejandro Peña Esclusa, involucrado en intentos de asesinato de presidentes populares de América Latina”.

“UnoAmérica es un grupo que cuenta con muchos militares de las pasadas dictaduras de la región y de grupos paramilitares, incluyendo a muchos de los que participaron en la Operación Cóndor”, aseguró.

Las especialista en estudios de contrainsurgencia afirmó que “las fuerzas de élite de Honduras son como los Zetas, que no son simples grupos de narcotraficantes, sino que son las fuerzas de élite del Ejército mexicano, o los Kaibiles, que son lo mismo pero del Ejército guatemalteco, grandes asesinos que hasta ahora siguen en función”.

“Si bien el nombre de Berta Cáceres ha trascendido como una de las víctimas, la realidad es que es enorme el listado de líderes sociales, dirigentes campesinos y periodistas asesinados por estos grupos. Desde el golpe militar contra Manuel Zelaya, los periodistas asesinados en Honduras suman más de medio centenar”, señaló.

Por último, Calloni afirmó que “todos estos grupos son la creación de la Inteligencia norteamericana y fueron entrenados en Estados Unidos. Desde el principio era muy claro que la CIA estaba detrás de estos crímenes. John Negroponte (reconocido miembro de la agencia de inteligencia norteamericana) fue quien armó el golpe en Honduras. La CIA está armando grupos paramilitares en toda América Latina”.