Las tres nuevas causas que la Justicia jujeña dio a conocer este viernes contra Milagro Sala tienen un doble objetivo: justificar la prisión preventiva ante la imposibilidad de llevarla a juicio en breve tiempo y generar un cúmulo de supuestas víctimas para presentarle a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que, según anunció el Gobierno nacional el año pasado, visitará el país en mayo próximo. Así lo explicó el abogado de la organización barrial Tupac Amaru, Luis Paz, quien advirtió que valiéndose de la prensa amiga el gobernador Gerardo Morales está dispuesto a atacar a personas del entorno de los denunciantes de Sala con tal de mantener el relato criminalizante que construyó alrededor de la dirigente social encarcelada el 16 de enero del año pasado, hace más de cuatrocientos días.

Cada vez que el presidente Mauricio Macri sale al exterior es interpelado por la detención de Sala. Esta semana fueron los legisladores de Podemos durante su gira en España. Y la respuesta en Jujuy volvió a ser la misma que cada vez que se conoce una noticia favorable para la diputada del Parlasur: más denuncias. Al finalizar la semana, Sala fue notificada de tres denuncias en su conta, tres expedientes penales por “inducción a cometer delitos de amenazas agravadas”, hechos supuestamente denunciados 28 de septiembre y 6 de octubre de 2016 y el 4 de enero pasado.

“Lo que estamos viendo es que están buscando construir la idea de que Milagro es una mujer que, aun estando presa, tiene la capacidad de generar hechos delictivos. Están armando este tipo de causas para que en la futura visita, si viene, la Comisión Interamericana tenga víctimas de Milagro Sala, esto que develó en su momento Horacio Verbitsky. Lo que quieren construir es una imagen para mostrarle a la comunidad internacional que, aun estando presa, tiene un poder casi omnímodo sobre la faz del suelo jujeño”, explicó Paz a Contexto.

-¿Cree que es para justificar la prisión preventiva, como ya argumentaron ante la ONU?

-Exacto. La semana pasada han hecho circular en un medio local que apuñalaron a un ex novio de una persona que había denunciado a Milagro Sala. Es evidente que van a empezar a aparecer estas cosas, van a tirar un muerto y van a culpar a Milagro Sala; no tiene ningún problema Gerardo Morales en hacerlo. Yo creo que hay que advertirle a la sociedad que esté atenta a los próximos delitos que se le adjudiquen a Milagro Sala estando en la cárcel.

-¿Cómo reaccionó la Justicia jujeña ante las denuncias que se vienen realizando por la falta de independencia de poderes?

-Están con alguna complicación por el juicio político y las denuncias que han entrado al Tribunal Superir de Justicia, porque es un hecho realmente grave (NdR: la denuncia de Horacio Verbitsky que reveló la coordinación vía mail entre la presidenta del Tribunal Superior de Justicia jujeño (TSJ), Clara de Langhe de Falcone, y Gerardo Morales para engañar a la CIDH para que consienta la prisión preventiva de Milagro Sala) y por otro lado no tenemos noticias de que el fiscal anticorrupción (Joaquín Millón Quintana) haya iniciado ninguna investigación sobre la denuncia de que el Gobierno jujeño le pagó un millón de pesos al denunciante de Milagro en la causa federal por la que la condenaron en diciembre. Está tan cegada la sociedad jujeña que no está viendo eso.

-La posibilidad de que Milagro sea liberada está en manos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), dijo Morales recientemente. ¿Cómo está ese trámite?

-Inmediatamente después de que nosotros presentamos el pedido de juicio político a la presidenta del TSJ de Jujuy me concedieron dos recursos extraordinarios por los fueros de Milagro y por el pedido de nulidad que hicimos sobre la prisión preventiva. La denuncia la hice el viernes 3 de febrero a las 10 de la mañana y ese mismo día a las 18 me concedieron los recursos. El lunes siguiente Morales salió en los medios diciendo: “ya no depende de nosotros, depende de la Corte Suprema”. Abrió el paraguas. Pero la Corte no tiene plazos para resolverlo.

-¿Cual cree que es la estrategia de Morales y la Justicia?

-Están buscando encontrar la manera para mantenerla presa, porque no hay posibilidad en el corto plazo de llegar a un juicio para condenarla en la Justicia local, porque al menos treinta defensores vienen planteando apelaciones. Ellos pidieron la elevación a juicio en diciembre (por la causa Pibes Villeros) y nosotros nos opusimos.