En enero, el flamante ministro de Hacienda Nicólas Duvjone manifestó su deseo de modificar el sistema tributario. Para ello pidió informes a la Fundación para Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) desde donde proponen una reforma fiscal e impositiva que, de aplicarse, desfinanciaría diversos fondos. Entre las sugerencias que trae ese manual está la eliminación de la tasa reducida, exenciones del IVA y del impuesto a los servicios de comunicación audiovisual. Este último se cobra a todos los medios que pagan porcentualmente por la facturación publicitaria.

“Dejar sin efecto este impuesto que se abona sobre la publicidad facturada significaría beneficiar fundamentalmente a las corporaciones mediáticas, mientras se nos estaría quitando a los medios de nuestro sector una fuente de ingresos que contribuye a nuestro fortalecimiento”, denuncian en un comunicado el espacio de coordinación Interredes, que agrupa a las distintas redes de medios comunitarios como AMARC, FARCO, RNMA, Red Colmena, Red PAC, CONTA y Arecia.

La FIEL es una fundación liberal creada en 1964 por la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la Cámara Argentina de Comercio, la Sociedad Rural Argentina y la Unión Industrial Argentina, y entre sus clientes y patrocinadores están Cargill, el Correo Argentino, Nextel, Telefónica, Banco Ciudad, Shell y Sheraton, entre otras grandes empresas.

Con esta recomendación que le hace la FIEL a Duvjone, el ministro que también es periodista del Grupo Clarín y La Nación, quienes se verían beneficiados son los medios hegemónicos, que cuentan con grandes pautas publicitarias.

Por otro lado, los sin fines de lucro se verían perjudicados teniendo en cuenta que el artículo 97 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) plantea que lo recaudado de esos tributos sea parte de un fondo destinado a apoyar a la producción de cine nacional, el teatro, la música y los medios comunitarios a través del Fondo de Fomento Concursable (FOMECA).

Este artículo, si bien sobrevivió a las reformas que le hizo Cambiemos a la LSCA, está trabado porque gran parte de los FOMECAS, concursados y aprobados en 2015, aún no han sido entregados por el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

La propuesta de la FIEL los elimina directamente. “Son una política pública de apoyo a los medios sin fines de lucro como los comunitarios. Esto generaría un impacto importante que en gran medida ya lo estamos sintiendo”, explicó a Contexto Pablo Antonini, vicepresidente del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO) y referente de Radio Estación Sur, quien destacó que este tipo de medios está en “una situación complicadísima”.

“Sobrevivimos porque hay un núcleo militante que lo lleva adelante y una comunidad que se hace cargo del medio, pero es muy difícil, sobre todo porque además nos toca en momentos de crecimiento, de consolidación, que estábamos logrando implementar ese artículo de la ley que no es fácil”, sostuvo Antonini.

Antes de que el macrismo arribara e interviniera la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y ENACOM, estos fondos concursables eran entregados a medios sin fines de lucro que pudieron de esta forma capacitarse, generar nuevos proyectos, equiparse, aumentar su alcance y fortalecerse.

Muchos proyectos ya estaban encaminados, pero por la falta de pago de los FOMECA tuvieron que ser frenados. “Había muchos compromisos asumidos que no se pudieron cumplir. La verdad es un momento muy difícil y por eso es necesario unirse”, sostuvo Antonini.

“FOMECA vino a ayudar en el crecimiento fundamental de los medios comunitarios”, explicó a Contexto Vanina Artola, coordinadora de FM Raíces 88.9, y agregó que este fondo “dio un impulso más, un apoyo más, en el derecho a la comunicación”.

En esa linea, desde Interredes afirman “que sin medios comunitarios, alternativos y populares se atenta contra el derecho de la población a informarse”.

La modificación del IVA que sugiere la FIEL, en tanto, dejaría sin efecto el pago proporcional de IVA a diarios, revistas y publicaciones periódicas digitales y de información en línea.

“Nosotros tuvimos el avance, hace poco más de un año, de la modificación del IVA para las revistas que pagan en una escala distinta que va desde el 2,5% al 10,5%”, explicó a Contexto Santiago Kahn, editor de la revista Maten al mensajero y presidente de AReCIA (Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina). “Si esto se manda marcha atrás es una manera de precarizar el trabajo nuestro; es sumarle un porcentaje mayor de costos a nuestro trabajo”, agregó.

Si las sugerencias de la FIEL se dan, este sector se vería fuertemente golpeado, teniendo en cuenta que hay una crisis tanto en las ventas como la publicidad y que no hay ley que ampare ni que apoye al sector gráfico. Desde AReCIA vienen trabajando en una agenda legislativa para lograr normativas de fomento, regulación y protección.

Si bien por ahora sólo está el informe pedido por Dujovne, Antonini señaló en referencia a FIEL que “tenemos todo para pensar que esto puede prosperar porque son las usinas de pensamiento de las que salen los propios funcionarios”.

“Nos declaramos en estado de alerta y movilización para evitar que se nos quiten los derechos adquiridos fruto de la lucha de nuestras organizaciones”, concluye el comunicado de Interredes.