Por Gabriela Calotti

Un día antes de que los docentes se reúnan con el titular de la Dirección de Cultura y Educación de la provincia (que oficia de ministro de Educación), Alejandro Finocchiaro, para abordar la paritaria salarial 2017, el diario La Nación y otros medios como Infobae y varias radios porteñas anunciaron el miércoles que “la Justicia habilitó el descuento a los maestros que hagan paro”.

Ese diario se refería a un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo que hizo lugar a una medida cautelar del Gobierno de María Eugenia Vidal contra una causa iniciada por la CTA Autónoma el año pasado, autorizando al Ejecutivo provincial a descontar los días de paro de los trabajadores estatales que se adhieran a los mismos.

La causa se inició tras los descuentos que se le aplicaron a un grupo de trabajadores auxiliares de la educación afiliados a la CTA Autónoma.

El asunto es que esa nota, que generó confusión en el sector, no mencionó, en cambio, el fallo conocido el 15 de febrero, es decir, la semana pasada, y del cual no dio ninguna noticia pese a los comunicados de UDOCBA, del Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 4 de La Plata a cargo de la magistrada María Ventura Martínez instando al Gobierno de Vidal a devolver en 48 horas los haberes descontados por una huelga efectuada el 1° y 2 de agosto pasados.

“Son maniobras de los funcionarios y de los medios. Se refiere a otro gremio y a otro fallo. Publican esto pero no el fallo del 15 de febrero que da la razón a los docentes, pese a que nosotros les mandamos gacetillas sobre la decisión judicial”, dijeron a Contexto desde la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires.

La Nación debería poner los dos casos, los dos antecedentes, pero evidentemente es una nota con un sesgo de manipulación, porque salir con esto un día antes de las paritarias y obviar adrede el otro fallo en el que la Justicia le da la razón al gremio me parece un poco desequilibrado”, sostuvieron.

El fallo del 15 de febrero contempla a docentes de las tres ramas afiliados a UDOCBA y a otros docentes que se plegaron a las medidas de fuerza del 1° y 2 de agosto de 2016, que tuvo una adhesión de casi el 80%, de modo que la devolución podría beneficiar a 240 mil de los 300 mil docentes bonaerenses, pues el fallo de Ventura Martínez incluye a todos aquellos que tuvieron descuentos en sus haberes estén o no afiliados a algunos de los sindicatos docentes.

Además, la medida de esa jueza sienta precedentes días antes de la negociación paritaria docente.

“Como no hubo respuestas del Gobierno”, la semana pasada la Justicia “intimó al Gobierno provincial a devolver los días descontados por paro. Esto se tenía que efectivizar antes de las 12 del día viernes y no se produjo”, agregaron desde la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires.

“El Gobierno bonaerense está actuando bajo un marco de ilegalidad. La gobernadora y los funcionarios no se están haciendo eco de lo que la Justicia les está diciendo”, enfatizó la vocera de UDOCBA, antes de asegurar que “en el medio de las negociaciones paritarias los funcionarios repiten como un mantra que van a descontar los días de paro”.

Desde SUTEBA, afirmaron a Contexto que la decisión judicial conocida el miércoles sobre la demanda de la CTA es “una barbaridad”. Más tarde, en su página web el gremio que dirige Roberto Baradel denunció las “mentiras y simulación del Gobierno de Vidal”.

Bajo el lema “No al ajuste en educación”, entre otras consignas, el miércoles los seis gremios docentes (AMET, FEB, SADOP, SUTEBA, UDA y UDOCBA) llevaron adelante distintas actividades distritales para dar a conocer la situación que enfrentan las escuelas y los docentes a sólo once días del comienzo de clases, previsto para el 6 de marzo.

Desde ya vale recordar que Vidal recortó el presupuesto para educación en 16.533 millones de pesos.

El cinismo de Estado

En un acto más de cinismo macrista que dice reconocer “errores” en sus decisiones políticas, que son decisiones a sabiendas de lo que están haciendo, la gobernadora admitió a principios de semana que, según sus cifras, los maestros habían cerrado la paritaria de 2016 dos puntos porcentuales por debajo de la inflación. Según Vidal, la inflación del año pasado fue del 36,6% y no superior al 42% como afirman los datos oficiales. Cabe recordar que la paritaria docente cerró en 34,6%. De modo que los docentes perdieron casi ocho puntos en su salario y no dos.

Vidal ya adelantó que a los docentes les va a proponer un aumento del 18% como el que algunos gremios estatales, como UPCN básicamente, aceptaron a fines de 2016. Sin embargo, según estimaciones inclusive oficiales, la inflación será del 20% como mínimo. El Banco Central de la República Argentina (BCRA) indicó el martes que el IPC estará por el 25%.

Los seis gremios docentes de la provincia reclaman un 35% de aumento para este año, que incluye un 10% de recomposición salarial por la pérdida del año pasado y un 25% por este año teniendo en cuenta la inflación.

En una primera reunión salarial técnica, el 6 de febrero pasado los funcionarios de Vidal les propusieron a los docentes un aumento en cuatro cuotas trimestrales de 250 pesos cada una hasta 2018. Supuestamente, Vidal les propondrá una cláusula gatillo para ajustar ese 18%, pero el año pasado figuraba la misma cláusula y ella misma se negó a cumplirla.

En este contexto, es casi seguro que la reunión del jueves no llegue a buen puerto. Mientras tanto, los docentes y los trabajadores estatales siguen sufriendo los costos de este Gobierno para ricos que empobrece cada día más a la fuerza de trabajo de todo el país.

“No estoy indignada […] Estoy cansada. Triste. Pagué todos los gastos del mes y me tuvieron que prestar dinero por segundo mes consecutivo […] Soy docente. Tengo dos cargos y dos horas cátedra. No viajé de vacaciones, no ceno afuera, no voy a ver espectáculos… Vivo un poco más lejos que antes y el lujo es gastar un poco más de combustible. La inflación me comió el sueldo. No pude pagar ARBA ni el Municipal. Que no me vengan con el 18% de aumento porque me baño en kerosene y me prendo en la gobernación”, advirtió la semana pasada por las redes sociales una joven docente platense.