Los aumentos en los peajes de la autopista La Plata-Buenos Aires generaron recientemente críticas desde distintos espacios. El incremento se enmarca en una serie de medidas del Gobierno nacional que genera que quienes hacen el recorrido todos los días vean indefectiblemente afectados de manera significativa sus bolsillos: la postergación de la obra del Ferrocarril Roca, que no tiene fecha, la próxima y nueva suba para el boleto en colectivos que planea el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, la suba de la nafta del 8% en enero, sumado al deterioro en el servicio que prestan las empresas de colectivos que unen las ciudades.

La semana pasada,  y en línea con los nuevos cuadros tarifarios de los Gobiernos nacional y porteño, la gestión de María Eugenia Vidal hizo efectivos los aumentos para los peajes de la autopista La Plata-Buenos Aires, que oscilan entre el 25 y el 33%. Para autos, asciende de 40 a 50 pesos en hora pico y de 30 a 40 pesos en hora no pico. Para la Autovía 2 que une La Plata y C.A.B.A. con la costa atlántica, los aumentos llegan al 66%.

“Entiendo que no es grato anunciar aumentos, pero es la autopista con el costo más bajo de toda la Argentina”, justificó la gobernadora.

El tema llegó a la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. El diputado Marcelo Torres solicitó a Vidal que retrotraiga las medidas de aumentos para peajes en rutas y autopistas provinciales. En ese pedido exige también que la gobernadora se dirija al Gobierno nacional para que haga lo propio en las rutas nacionales.

En la solicitud, el diputado sostuvo que el nuevo ajuste de Cambiemos “se da en un contexto en el que la mayoría de los bienes y servicios suben para aquellos que para trabajar deben viajar a la ciudad de Buenos Aires y viceversa. Fue la nafta en enero, el transporte será en abril y en este caso fueron los peajes; se afecta de manera excesiva el poder adquisitivo de la clase trabajadora”, señaló el legislador.

“Son incomprensibles las subas desmedidas, sobre todo en un contexto de negociación de paritarias con ‘techos’ de un 22%.”

Por su parte, la Asociación de Consumidores Responsables de La Plata acudirá a la Justicia para exigir que la suba de peajes para la autopista La Plata-Buenos Aires sea suspendida hasta que el Gobierno nacional vuelva a poner en funcionamiento el servicio del Ferrocarril Roca, utilizado por más de 40 mil personas diariamente. Las obras están paralizadas desde septiembre de 2015 y el macrismo sólo activó los tramos que alcanzan a Quilmes y Berazategui.

La asociación platense cuestionó que el aumento se dé mientras el Ferrocarril Roca está interrumpido y frente a un posible aumento en el boleto de los colectivos, que en este caso afectaría a los usuarios de las empresas La Nueva Metropol y el Grupo Plaza, que han recibido fuertes críticas por el deterioro en la prestación del servicio.

la Asociación de Consumidores Responsables de la Plata irá a la Justicia para exigir que la suba del peaje para la autopista La PLATA-BUENOs aires sea suspendida hasta que vuelva a funcionar el tren.

Henry Stegmayer, titular de Consumidores Responsables y Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, objetó que el Gobierno provincial “aumentó el 33% sin Audiencia Pública”, considerando que el Estado tiene el 93% de las acciones de la empresa prestataria. “Como empresa estatal que es AUBASA, debería consultar e informar a los usuarios previamente. No explican fundamentos para semejante aumento, ni siquiera el tan remanido eslogan de “futuras inversiones”, remarcó Stegmayer.

Por otro lado, el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (Conaduv) presentó una denuncia penal contra María Eugenia Vidal por “exacción e incumplimiento de deberes del funcionario público”. El titular Ricardo Lasca resaltó que “no llamó a audiencia pública y jamás quiso recibirnos”.