Por Fernando M. López

En la localidad platense de Villa Elvira, los vecinos vivieron más de dos meses con una importante pérdida de agua que hizo bajar la presión de todo un barrio. Reclamaron insistentemente a la empresa Aguas Bonaerenses S.A (ABSA), pero nunca obtuvieron respuesta y, menos aun, una solución. Sólo maltratos del otro lado de la línea.

Recién este martes, cuando las cámaras de TV UNLP difundieron el problema en medio de una sensación térmica de 40 grados, apareció una cuadrilla para reparar la rotura en la esquina de 76 y 120.

“Empezó como una pequeña pérdida y al poco tiempo se transformó en un chorro larguísimo, lo que afectó la presión y el agua no subía a los tanques. Con tantas personas que sufren por falta de agua, nos parecía un crimen que acá se desperdiciara en la calle”, dijo a Contexto la vecina Alba Machado.

Según comentó, en esa zona las pérdidas son frecuentes porque “los caños de la red están viejos y obsoletos”, pero “si no vienen los medios, ABSA no nos da importancia: el servicio es muy malo y encima te tratan mal cuando llamás por un reclamo”.

Lo de Villa Elvira es apenas una anécdota entre tanta desidia de la gobernadora María Eugenia Vidal y las autoridades platenses comandadas por el intendente Julio Garro. No muy lejos, en Los Hornos, más de 2.500 vecinos hace cuatro meses que no tienen una gota de agua. Verónica Carnicero, una de las damnificadas de 167 y 56, confirmó a este medio que ni ABSA ni el Municipio les dan soluciones ante la falta de un servicio tan esencial para la vida.

En el resto de la provincia

Situaciones similares se padecen en otros puntos de la provincia. En una jornada tan agobiante como la de ayer, una gran cantidad de vecinos de Cañuelas denunciaron cortes sin previo aviso por parte de ABSA, mientras que otros reportaron que el agua salía de las canillas “totalmente turbia”, como ocurrió en barrio Los Aromos, y días antes en el 12 de Octubre.

El estado del agua también preocupa en Bragado, donde el concejal por el Frente Justicialista, Emmanuel Aramendi, y el dirigente del Movimiento 8 de Julio, Eduardo “Laly” Gatica, advirtieron: “Está cada vez peor, ya casi ni se puede tomar”.

“Hemos recibido la inquietud de muchos vecinos sobre el tema de un servicio que es fundamental y que encima ha tenido un aumento considerable, golpeando muy fuerte en el bolsillo de los contribuyentes. Se han juntado firmas y se hará una presentación en el Concejo Deliberante”, explicó el referente peronista, que es hermano y principal rival político del intendente de Cambiemos, Vicente Gatica.

Mientras tanto, en General Rodríguez, la propia Dirección de Defensa al Consumidor reconoce que la mayoría de los reclamos están relacionados con los servicios de agua potable y cloacas. Con más de cuatrocientas denuncias en la mano, el asesor legal del organismo municipal, Ulises Rayes, adelantó a los medios locales que buscarán “generar una acción colectiva” contra ABSA.

En Moreno, hace apenas una semana, los vecinos decidieron movilizarse hasta la sede de la empresa hartos de los problemas de cloacas, las pérdidas en la red de agua, las calles inundadas y las veredas destruidas.

“Queremos que se den respuestas ahora, no podemos esperar que llegue el 15 de marzo donde se va a hacer el traspaso a la empresa Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA)”, indicó Juan Ruedy, referente de la agrupación política Unión del Pueblo.

Vidal, que había prometido durante su campaña electoral solucionar todas las deficiencias de ABSA, hasta ahora sólo se ocupó de aplicar un duro tarifazo de entre el 140 y el 470%, y de vetar una ley que protegía a los trabajadores de esa empresa estatal en los ocho municipios que pasan a la órbita de AySA.

La norma, sancionada en la Legislatura bonaerense por unanimidad a fines del año pasado, garantizaba la continuidad laboral de los empleados de ABSA en José C. Paz, Moreno, Merlo, Malvinas Argentinas, Florencio Varela, San Miguel, Presidente Perón y Escobar. Además, les aseguraba la representatividad gremial en el Sindicato Obras Sanitarias de la provincia de Buenos Aires (SOSBA).