Por Roberto Álavarez Mur

Tras la escalada inflacionaria del último año y un contexto de pleno debate gremial por las paritarias, el intendente platense Julio Garro firmó por decreto un aumento del 17% en el salario de los trabajadores cooperativistas. La magra suma será de 600 pesos.

La disposición del jefe comunal se conoció esta semana y alcanza a los trabajadores que se ocupan del mantenimiento del espacio público de la ciudad, que, en un régimen de treinta horas semanales, percibían hasta ahora unos 3.500 pesos y desde el próximo mes 4.100.

Asimismo, sobre una cantidad total de 4.800 cooperativistas en directa vinculación con el distrito, los que reciban el beneficio del 17% a partir del próximo mes serán sólo 1.800.

“Nosotros esperábamos un aumento que fuera acorde con la serie de aumentos que se vivieron en el país en el último año. El mes pasado nos habían prometido el aumento para este mes. Nunca llegó. Ahora vemos que el aumento es de 600 pesos”, dijo a Contexto Angel Ibáñez, trabajador cooperativista y referente de la Coordinadora John William Cooke.

La discusión por el aumento salarial se había dado a fines del año pasado, tras el cierre de la renovación de los contratos semestrales que rigen la modalidad de trabajo de las cooperativas.

Tras una serie de movilizaciones y reclamos realizados por los trabajadores semanas antes de Navidad, el Municipio planteó que los contratos se renovarían por seis meses más pero sin aumento. Tras una nueva discusión se llegó al aumento de 17%.

“Si bien se pudo conseguir un aumento, sabemos que es un valor que se calcula sobre un sueldo de 3.500 pesos. Son 600 pesos para quienes trabajamos de lunes a sábado”, dijo a Contexto Emiliano Marcioni, trabajador cooperativista y referente de la organización Justicia y Libertad.

Marcioni expresó: “Con esta suba, la gestión de Garro logró eludir el conflicto de diciembre cuando planteamos la necesidad de un aumento, pero se compró un nuevo conflicto para mitad de año cuando se discuta nuevamente la renovación semestral de contratos. Ninguno que labure en una cooperativa puede considerar un bienestar para todo el año con 4.100 pesos”.

En tanto, Ibáñez sostuvo: “Creemos que en algún momento va a haber que equiparar los sueldos con la inflación y los gastos que tienen el conjunto de los compañeros. Pensemos que el sueldo de los compañeros representa un tercio del mínimo para no ser pobre”.

“Seguiremos reclamando para avanzar, porque la situación en la que está el pueblo trabajador es caótica. Es un garrón, es una situación que al parecer no están viendo, o es una discusión que tiene el Gobierno nacional que está empecinado en transferir riqueza a las grandes empresas y precarizar al trabajador”, agregó.

Tanto Ibáñez como Marcioni coincidieron en que la gestión de Cambiemos no valora ni “tiene como prioridad” el trabajo realizado por los cooperativistas: “Después del temporal, lo primero que hizo Garro fue salir a decir que los cooperativistas no estábamos ‘a la altura de las circunstancias’, y que haría una lista de la gente que habría que echar por eso. Es evidente el desprecio que tiene por nuestro trabajo”.

El incremento decretado por Garro a estos trabajadores se da en sintonía con el aumento estipulado para los trabajadores municipales y que, a nivel provincial, la gobernadora María Eugenia Vidal acordó con los estatales.