Por OTRANS
Mientras se llevaba a cabo una reunión en el Anexo de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires para la implementación del cupo laboral trans y travesti “Diana Sacayán” en el organismo, donde la organización ATTTA decidió retirarse por fundamentar que “no les interesaba formar parte del espacio por la presencia de Claudia Vásquez Haro” (presidenta de nuestra organización), se realizó una reunión entre una de las conductoras de la FALGBTMaría Rachid, con la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires para hablar de la reglamentación de la Ley de Cupo Laboral en la provincia de Buenos Aires.
¿A QUÉ VIENE LA DENUNCIA?
Desde fines de noviembre venimos recibiendo agravios por distintos integrantes de estas organizaciones, en los cuales nos nombran “Violentxs” por actos que no sólo no hemos realizado sino que además carecen de pruebas para comprobarlo. Sin embargo, Diego Alejandro Watkins, integrante de ATTTA Avellaneda, durante la reunión realizada en la Cámara de Diputados se retiró afirmando que la presidenta de dicha organización ordenó abstenerse de participar de espacios donde esté presente “la violenta” Claudia Vásquez Haro y su organización. No sólo ocurrió esto, sino que durante la reunión recibimos agravios por parte de Valentina Pereyra, empleada pública de la Cámara de Diputados que en defensa de su organización sostuvo que somos personas “violentas”, “impresentables” y “escandalosas”. Por otro lado, la organizadora de este encuentro, Dra. Cristina Tabolaro, secretaria legislativa de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, rogó la presencia de los varones trans de ATTTA cuando se retiraron, dando cuenta de la complicidad de la organización con el Gobierno provincial.
Esto obviamente tiene un costo, en un contexto donde se está conformando la primera Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina, la organización ATTTA y la FALGBT comenzaron por órdenes de sus dirigentes –Marcela Romero, María Rachid y Esteban Paulón- (según palabras textuales de sus integrantes) a atacar a quienes integramos los movimientos disidentes mediante el “Discurso de la violencia”. Y esto tiene que preocuparnos y ponernos en estado de alerta, porque ese mecanismo fue utilizado por los sectores más perversos de este país para justificar genocidios, persecuciones y matanzas que aún persisten y llevamos en nuestra memoria colectiva.
EL DISCURSO DE LA VIOLENCIA
Últimamente se viene instalando la idea de que quienes no compartimos políticas con el Gobierno actual somos personas violentas que buscan desestabilizar e impedir la “gobernabilidad”. Vemos cómo esto se propaga como moneda corriente hacia nuestros y nuestras líderes populares constantemente. Tanto a Cristina Fernández de Kirchner, como a Hebe de Bonafini, Milagro Sala, Oscar Parrilli, Daniel Scioli, entre otrxs dirigentes de nuestra patria y de los movimientos políticos populares, son víctimas de este tipos de agravios a diario. En nuestro caso la situación es similar. La alianza Cambiemos en complicidad con la FALGBT y ATTTA realizan constantemente acuerdos para facilitar el no cumplimiento de las políticas públicas en favor de nuestro colectivo. Podemos nombrar una lista de ejemplos como para dar cuenta de esto:
1) Durante la discusión por la implementación y reglamentación de la Ley de Cupo Laboral Trans y Travesti “Diana Sacayán” en la provincia de Buenos Aires, estas organizaciones decidieron dejar de participar de las reuniones con el resto de las organizaciones para pasar a tener reuniones en privado con Lucas Mendos y Santiago Cantón ignorando el trabajo colectivo y territorial del resto de las organizaciones participantes de este proceso.
2) Desde octubre de 2016 venimos denunciado institucionalmente cómo estas organizaciones utilizan mecanismos de criminalización a partir de comunicados públicos donde se estigmatiza al colectivo y a las referentas de los movimientos disidentes.
3) En el interior del país comenzaron a aplicar lógicas mafiosas obligando a compañeras en situación de vulnerabilidad a alinearse a sus políticas a cambio de “subsidios” que se desconoce su origen.
4) Durante la Marcha del Orgullo LGTBIQ celebrada en noviembre de 2016 empapelaron y utilizaron la plata del Estado para hacer propaganda del PRO y la Defensoría LGBT de C.A.B.A., ignorando el reclamo de sectores en desacuerdo con las políticas de ajuste, mano dura y represión.
5) Se opusieron a la publicación y la defensa del primer informe realizado en este país sobre la situación de los derechos humanos de las personas travestis y transexuales presentado ante el 65° Comité CEDAW en Ginebra, desestimándolo, siendo este mismo elaborado por más de veinticinco organizaciones con trabajo territorial real, incluido, entre ellas, el CELS.
6) Han expresado su satisfacción con las políticas de los derechos humanos del Gobierno de Cambiemos desestimando y minimizando los avances y transformaciones reales ocurridos durante los doce años del kirchnerismo.
7) Aceptaron subsidios millonarios del Consejo Nacional de las Mujeres y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que nunca se tradujeron en políticas públicas reales, y que se han utilizado, por ejemplo, para solventar la comida del Encuentro Nacional de Organizaciones de la Diversidad Sexual celebrado en noviembre de 2016. ( http://www.lapoliticaonline.com/not…)
LA GRAN DIFERENCIA
Mientras asistimos a esta reconfiguración de los movimientos de la diversidad, nos han tildado de sentarnos con el Gobierno de turno a negociar y pautar ciertas cuestiones relacionadas a nuestros derechos. Nos gustaría remarcar una gran diferencia entre lo que hemos hecho todo este tiempo y lo que intentan hacerles creer que hacemos: jamás vamos a permitir que los derechos del colectivo trans y travesti, como así los del colectivo de la diversidad sexual, sean negociados y suprimidos. La diferencia entre “trabajar en conjunto” o “definir estrategias para el colectivo LGTBI”, y reclamarle al Gobierno argentino los derechos que debe garantizar como lo demanda la Constitución nacional, los tratados internacionales y las leyes (tanto en los planos locales, como provinciales, nacionales e internacionales) tiene que ver con el lugar desde dónde unx como militante de los derechos humanos y la diversidad sexual se centra.
Nosotrxs, las organizaciones de la diversidad, tenemos que tener el fuerte compromiso de no caer en el “comodismo” del escritorio que utiliza el Estado macrista para comprar el silencio y la complicidad y ejecutar el plan cínico y macabro que tiene entre sus manos: aislarnos, encerrarnos, perseguirnos y criminalizarnos.
No podemos permitir que estas organizaciones que se arrogan la representatividad federal de un sector muy diverso de esta sociedad continúen siendo cómplices de las decisiones de Cambiemos. No vamos a permitir que continúen persiguiendo a la presidenta de nuestra organización, Claudia Vásquez Haro, quien no sólo a intentando desesmascarar las mentiras de estas organizaciones, sino que lleva una incansable lucha por nuestros derechos humanos, sociales, políticos, culturales y económicos. Queremos políticas reales, organizaciones con trabajo territorial y la inclusión real de nuestro colectivo. Basta de fotos para los medios y las redes, el territorio demanda acción, lucha y resistencia en épocas donde vienen por nosotrxs y los límites están desdibujados.
FIRMAN:
– OTRANS Argentina.
– Frente de Organizaciones TLGBI La Plata, Berisso y Ensenada.
– Cooperativa de Peluquería y Belleza Integral Las Charapas.
– Dirección de Diversidad Sexual. Facultad de Periodismo y Comunicación Social, UNLP.
– Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina.
– Comunicación por la Diversidad.
– Marcha del Orgullo TLGBI de la Provincia de Buenos Aires.