A casi quince días del temporal que dejó a decenas de miles de platenses sin luz ni agua, vecinos autoconvocados junto a organizaciones sociales y políticas decidieron manifestarse ayer frente a las puertas de la empresa EDELAP, hoy apuntada por la comunidad por la falta de eficacia para afrontar el problema aún tiene a varios barrios sin luz.

“Exigimos la rescisión del servicio a la empresa porque queda expuesto que no puede garantizar un servicio de calidad. Hacemos responsable, además, al intendente Julio Garro y a la gobernadora María Eugenia Vidal que, a través del organismo OCEBA, es la encargada de controlar la calidad de prestación del servicio”, dijo a Contexto Viviana Pereyra, referente del Centro de Investigaciones Populares, organismo que ayer acompañó la protesta en el edificio ubicado en diagonal 80 y calle 5 del casco céntrico.

Cabe destacar que durante las horas previas a la concentración un cliente se presentó a reclamar por la falta de servicio desde hace varios días y la consiguiente falta de agua para bañarse. Al no obtener respuesta, decidió, de manera literal, bañarse en la misma sede de EDELAP. La imagen se hizo viral.

“Hay barrios de La Plata donde todavía no han restablecido el servicio. Lo que estamos reclamando es la indemnización de todas las familias de la ciudad de La Plata que fueron afectadas por el corte de luz”, dijo Pereyra.

“Este Gobierno le perdonó una deuda millonaria a EDELAP. Siguen subsidiando a la empresa y es mentira que ese dinero va a la reinversión. Además, se paga una tarifa que es muy onerosa para cualquier bolsillo platense. Ahora, de hecho, va a haber otro aumento”.

Entre los sectores más afectados de la capital provincial se encuentra la zona oeste, que comprende los barrios de Sicardi, Lisandro Olmos o Abasto.

“Consideramos que tanto Macri, como Garro y Vidal forman parte de un espacio político que representa los intereses de los empresarios. Y toman medidas para beneficiar a ese sector, aunque eso signifique que siempre vaya en desmedro de los sectores populares”, describió.

Asimismo, Joaquín Fernández, referente de la Confederación Nacional de Cooperativas Trabajo (CNCT), también presente en el reclamo, dijo a Contexto: “El día martes nos reunimos diferentes organizaciones sociales, culturales, políticas y sobre todo vecinos, con respecto a la situación que se vive en los distintos lugares de La Plata. Estamos repudiando el vaciamiento en la empresa, la falta de respuesta que tuvo ante el temporal y la complicidad también de los organismos de control”.

En esta línea, Fernández continuó: “Hay una decisión de no darle importancia a la calidad del servicio que prestan día a día a los vecinos”.

Además de la CNCT, se sumaron a la protesta la Federación Universitaria de La Plata, La Cámpora, Nuevo Encuentro, agrupaciones estudiantiles de diversas facultades.

“No obtuvimos respuesta alguna de la empresa. Cinco minutos antes de la concentración la sede estaba abierta, y después llenaron el lugar de policías y lo cerraron”, agregó Fernández.

En tanto, la protesta vecinal contó con el acompañamiento de un miembro del bloque de concejales del Frente para la Victoria. “Estas empresas no se hacen cargo cuando la gente lo solicita. Hay muchos barrios que todavía no tienen luz. Pueden querer justificarse el mismo domingo o el lunes siguiente. Ahora, quince días sin respuesta, es insostenible”, dijo a Contexto el edil Gastón Castagneto, quien se hizo presente ayer en EDELAP.

Por otro lado, el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (OCEBA) anunció que instruiría de oficio un sumario contra EDELAP para evaluar el desempeño de la distribuidora platense tras el temporal. En el barrio El Peligro el servicio estuvo cortado durante diez días.