Productores frutihortícolas cortaron la ruta para exigir ayuda a Garro y Vidal

Las autoridades provinciales no asistieron a El Peligro, donde habían pautado dar respuestas a los productores afectados por el temporal. Piden cien mil pesos por productor pero les ofrecen nylon para los invernaderos. La semana que viene marcharán a Gobernación.

134
Por Daiana Giménez 
Pequeños productores y agricultores familiares de La Plata se dieron cita ayer por la mañana sobre la ruta 2, donde habían quedado en reunirse con las autoridades de Agroindustria de María Eugenia Vidal a fin de llegar a una solución concreta tras las pérdidas que dejó el temporal para el cordón frutihortícola. Sin embargo, a pesar de este compromiso, los representantes no asistieron.
Los funcionarios pegaron el faltazo alegando que los productores “no les iban a manejar la agenda” y los convocaron a discutir en otro contexto. Mientras unos cortaban la ruta 2, una pequeña delegación fue a hablar con las autoridades. Paradójicamente, el planteo que les hicieron fue el mismo que el día lunes.
“Estamos pidiendo una ayuda al Estado. Una respuesta para ver qué se hace ante esta situación. Hasta ahora ha brillado por su ausencia”, sostuvo Guadalupe, integrante de la Asociación de Medieros y Afines (ASOMA), y explicó que “lo que te ofrecen son tres rollos de nylon que eso a nosotros no nos soluciona”.
Desde el bloque del Frente para la Victoria Nacional y Popular acompañaron en la ruta a los trabajadores a la espera de las autoridades correspondientes.
Foto: Macarena Leguizamón
“Piden que la emergencia no sea sólo una emergencia de palabra; el Municipio hasta ahora sólo les ha ofrecido unos metros de nylon y las pérdidas, en caso de que el Estado no actúe, son irreparables”, sostuvo la concejala Florencia Saintuot.
Desde el bloque que integra Saintuot han preparado un proyecto para declarar una emergencia concreta. “Se plantean subsidios, la reducción del precio de carga y descarga en el mercado central, que no se les cobre impuestos y que el Municipio de encargue de hacer las gestiones para que llegue la luz y el agua”, explicó.
Cabe destacar que las pérdidas son cuantiosas. El viento se llevó entre tres y cuatro meses de trabajo y los invernáculos. En tanto, las verduras que sobrevivieron se están perdiendo tras el lento accionar de EDELAP y ABSA, que tras cuatro días de la tormenta aún no restablecieron el servicio en esta zona.
A esto se le suma que este sector involucra a unas 8 mil familias en forma directa y por lo menos 40 mil personas en forma indirecta: puestos de trabajo, movimiento, transporte, logística. Los trabajadores señalan que, si bien necesitan más dinero, pueden reactivar sus unidades productivas si el Estado les da cien mil pesos.
1
“Es un caos lo que nos está pasando”, explicó a este medio Lidia Fernández, referente de la Asociación de Productores Familiares “El Guadalquivir”, y agregó que de un día para otro perdieron todo: “Nuestra herramienta de trabajo es la producción, de la cual vivimos, producimos para vivir, mantener y garantizar la verdura de las familias argentinas”.
En ese sentido, el cinturón frutihortícola también “es muy importante en lo que respecta a la cuestión alimentaria, porque un 70% de las verduras que se consumen en la región metropolitana provienen de La Plata”, explicó Sergio Dumrauf referente de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO) en diálogo con Contexto, y agregó que si este sector se cae, “como está sucediendo sin el apoyo de las políticas públicas, va a haber un alza muy importante en los precios”.
Lejos de aplicarse estas políticas públicas, los productores coinciden en que el temporal evidenció la situación compleja que estaba atravesando el sector. “Los productores vienen mal, pero venian muy precariamente manteniéndose y esto fue una bomba que detonó”, sostuvo Dumrauf.
“Si hoy no hay una respuesta acorde a las necesidades de nuestros compañeros, entendemos que los funcionarios de la gobernadora no están a la altura de las circunstancias y vamos a tener que empezar a pedir que renuncien porque no representan a los trabajadores ni al pueblo”, sostuvo Néstor Villacorta, integrante de la Asociación de Productores de la Economía Regional.
“Es una ayuda muy pequeña la que pedimos, nosotros sabemos qué plata hay porque vienen recaudando de nuestros bolsillos todos los días con los impuestos y la inflación”, destacó Villacorta.

Los productores, tras mantener un diálogo con autoridades provinciales y municipales, quienes les plantearon la misma oferta -rollos de nylon y un plan de créditos blandos que lejos está de la urgencia del caso-, decidieron llamar a una asamblea a realizarse hoy y el lunes marchar a casa de Gobierno a exigirle a Maria Eugenia Vidal que tome cartas en el asunto.