Por Daiana Giménez 
Tras dos días de ocupar el edificio, los trabajadores municipales de Quilmes nucleados en ATE consiguieron ayer una reunión con el Ministerio de Trabajo y autoridades locales, sin embargo no habrá discusión de salarios en esta ocasión, si no que recién ahí se evaluará si pueden o no participar de estas.
Agotadas las instancias administrativas, durante el martes y miércoles los trabajadores tomaron el palacio municipal, exigiendo formar parte de la mesa paritaria que había convocado el intendente Macrista Martiniano Molina en la que sólo tenía participación el Sindicato de Trabajadores Municipales (STMQ), encabezado por Raúl “Ronco” Méndez, un asesor del propio intendente, que sólo exige, en línea con María Eugenia Vidal en Provincia, un 18% de aumento. Mientras que ATE pide un 45%, teniendo en cuenta que muchos de los empleados municipales no superan el salario mínimo.
“Está claro que si nos quieren imponer el 18% en cuotas nosotros no lo vamos a aceptar y vamos a convocar a asambleas en todos los lugares de trabajo para iniciar un plan de acción para lograr un salario que nos permita llegar a fin de mes”, explicó el Secretario General de ATE, Oscar De Isasi en diálogo con Contexto.
La ley de paritarias municipales marca que para participar de esta mesa se requiere un 10%. A pesar de que en esta localidad ATE representa alrededor de un 25% de los trabajadores, no fueron convocados a la discusión salarial que se iba a estar llevando a cabo ayer.
“Nosotros entendemos que en primer lugar se viola la ley y en segundo lugar puede haber un objetivo político de dejar afuera a ATE por los planteos que hace”, sostuvo Oscar De Isasi.
El referente de este ATE en Quilmes, Claudio Arevalo, en tanto sostuvo que no comprenden “el capricho o las presiones que deben tener desde otros sectores de que nuestro gremio no esté sentado para discutir la problemática del empleado municipal”.
Finalmente, tras dos días de toma el municipio quilmeño se comprometió a llamar a la pluralidad de la representación sindical y a no convocar a paritarias hasta tanto no se resuelva esta situación en el Ministerio de Trabajo, donde se evaluará si este gremio, participará de la mesa paritaria.
Desde ATE en tanto esperan la resolución de esta cartera. “Confiamos que se resuelva a favor nuestro porque no hay ningún elemento que pueda avanzar en otro sentido”, sostuvo De Isasi.
“Queremos que se nos convoque rápidamente a la paritaria a todos y a discutir los temas de fondo que son los salarios, el pase a planta permanente, el nombramiento de personal y las condiciones laborales de los trabajadores municipales”, concluyó el Secretario General de ATE.