Por Daiana Giménez
Días después del temporal en La Plata, se siguen sufriendo las secuelas. Más allá de los daños materiales, que no son menores, al cierre de esta edición se estimaba que alrededor de cincuenta mil usuarios de la localidad estaban sin luz. El sector comercial resulta ser uno de los más perjudicados ante esta situación.
Mientras un basto sector de La Plata está a oscuras, EDELAP, lejos de dar respuestas, ayer se amparó señalando que esta tormenta fue aun peor que la de abril de 2013, al mismo tiempo que cerraba sus puertas al público.
Las zonas más afectadas corresponden al oeste platense: Los Hornos, San Carlos, Melchor Romero, Lisandro Olmos, Abasto, Echeverry y Colonia Urquiza.
Diego Principi, presidente de la Cámara La Plata Oeste (CALPO), explicó a Contexto que la falta de suministro eléctrico “ocasiona innumerables percances y pérdidas económicas, más que nada de las mercaderías perecederas y de cualquier otra actividad que requiera para su normal desempeño un servicio tan esencial”.
En esta zona, algunos comerciantes tienen generadores eléctricos, pero mantenerlos resulta muy caro. Otros optaron por alquilarlos, pero ante la demanda se agotaron rápidamente.
En ese sentido, el presidente de CALPO agregó que “hay un grueso de la población de esta región que requiere de estos servicios para la conservación de alimentos o medicación. Es bastante grave la situación”.
“Nos generó pérdida y además estos días no podemos trabajar, seguimos perdiendo y no se acerca nadie a preguntar ni a los comercios ni a los vecinos”, comentó en diálogo con Contexto Ezequiel Bevacqua, presidente de la Asociación de Trabajadores Carniceros (ATC), quienes se vieron estos días obligados a tirar carnes y lácteos ante la falta de luz.
Desde esta Asociación explican que tanto en San Carlos como en Melchor Romero la ausencia municipal se hace notar. Si la situación persiste, comerciantes y vecinos van a realizar nuevos cortes.
Gustavo Celestre, presidente de la Asociación Comercial Los Hornos (ACLHO), explicó a este medio que, si bien en esta localidad entienden lo complejo que resultó el temporal, necesitan que se restituya el servicio a “una velocidad mayor”.
“Se está trabajando, pero no le podemos dar la solución rápida a todos. Ha hecho daños y muy grandes”, sostuvo el presidente de ACLHO.
En Los Hornos, “el sector alimenticio está complicado. Los que no vendemos alimentos tenemos un poco más de cintura para poder paliar la situación, pero no deja de ser algo complicado”, comentó. Desde esta Asociación han elevado notas a la empresa para obtener prontas respuestas.
Luz para pocos
Ayer los vecinos de San Carlos y Los Hornos cortaron las calles para pedir respuestas urgentes tras 48 horas sin suministro eléctrico y sin agua.
En la avenida 520, en Melchor Romero, se hizo lo propio, pero, al tiempo que un centenar de personas llevaban a cabo este reclamo, en el que también estaba en juego un insumo vital para los electrodependientes de la región, pasó una cuadrilla de la empresa.

Según informaron romerenses, EDELAP, custodiada por fuerzas policiales, se dirigió a tres cuadras de donde estaba el corte; a la casa Adrián Daniel Zamudio, el delegado de Romero, a quien le restituyeron el servicio mientras los vecinos se manifestaban.