Por Fernando M. López

La Organización de Estados Americanos (OEA) ya comenzó a recibir las impugnaciones contra el candidato del presidente Mauricio Macri para cubrir la representación argentina en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) durante en el período 2018-2021.

Se trata de Carlos Horacio de Casas, miembro del Opus Dei y abogado defensor del genocida Enrique Blas Gómez Saa, que fue acusado de secuestros, torturas y asesinatos en Mendoza, cuando se desempeñaba como subjefe de Inteligencia de la VIII Brigada de Infantería de Montaña.

“La persona propuesta por el Gobierno nacional carece de trayectoria en la defensa de los Derechos Humanos en nuestro país, siendo su única actuación en el proceso de memoria, verdad y justicia, la defensa particular del represor mendocino Enrique Blas Gómez Saa, quien en la actualidad se encuentra impune por causas biológicas”, coincidieron todos los organismos de derechos humanos al rechazar la postulación de De Casas y advertir que sus antecedentes como letrado y docente sólo le acreditan experiencia e idoneidad en derecho penal empresario.

En sus impugnaciones, remarcan que De Casas no cumple con el requisito de poseer “alta autoridad moral y reconocida versación en materia de derechos humanos”, como exige el propio Estatuto de la OEA, y le cuestionan haber objetado la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad; la aplicación de la teoría de Klaus Roxín en los delitos cometidos por el Estado como aparato organizado de poder, la asociación ilícita y las agravantes; y la ley vigente que desincrimina el desacato, entre otras normas en favor de la libertad de expresión.

Fernando Rule, de la Asociación de Ex Presas y Presos Políticos de Mendoza, dijo a Contexto que la decisión de Macri “es indignante y provocativa”, pero “no nos sorprende” viniendo de un Gobierno que “retrocede todos los días” en materia de derechos humanos.

El referente habló con este diario luego de enviar por correo a la Secretaría General de la OEA, con sede en Washington, el rechazo de los organismos mendocinos. Además de los ex presos políticos, firman Madres de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S., Familiares de Detenidos y Desaparecidos por razones políticas, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y la Casa por la Memoria y la Cultura Popular.

En Mendoza, el único que salió públicamente a defender a De Casas fue el gobernador Alfredo Cornejo. “Tiene antecedentes sobrados en la materia, pero se está montando una campaña del kirchnerismo a través de (Horacio) Verbitsky de desprestigio de su candidatura asentado en situaciones falsas”, dijo.

Rule repudió las declaraciones del mandatario provincial y consideró que “hablar de una campaña kirchnerista en contra de De Casas es minimizar la cuestión, una expresión para la gilada”, que busca deslegitimar lo que sostienen los organismos de derechos humanos “conforme a derecho y en base a datos concretos”.

“Cornejo, desde que forma parte de Cambiemos, ha virado de un radicalismo alfonsinista a una posición de derecha cínica”, afirmó, y agregó que durante el último año se ha encargado de “vaciar” las áreas de derechos humanos y los espacios para la memoria, como el ex centro clandestino de detención D2, por donde pasaron la mayoría de los secuestrados y desaparecidos.

Pero “lo más grave” para Rule es la escalada represiva, como la que sufrieron los feriantes de Guaymallén a mediados de enero último, y “la violencia de la Policía de Mendoza contra jóvenes y pobres” en las barriadas, con “la intención de disciplinar a las clases más humildes”.

“En el Barrio Bellavista detienen a los pibes que van de gorrita y se los llevan por averiguación de antecedentes, donde muchas veces los golpean. Hay casos de muchachos que se los han llevado cuatro veces en una semana reteniéndolos hasta doce horas, mientras que los rugbiers acusados de violación no estuvieron ni dos horas en la comisaría”, comparó al hacer alusión al caso de los jugadores de la Unión de Rugby de Cuyo (URC) acusados de abusar sexualmente de una chica durante una fiesta.

Impugnación desde el Congreso

Tras conocer los antecedentes de Carlos de Casas, diputados nacionales del bloque FpV-PJ reclamaron al Poder Ejecutivo que retire su postulación y proponga un nuevo candidato ante la CIDH.

Al mismo tiempo, enviaron una misiva a la OEA para que, en caso de que el Gobierno insista con la candidatura del abogado mendocino, la Asamblea General de ese organismo rechace su designación por no cumplir con ninguno de los requisitos para el cargo.

Las notas fueron firmadas por el presidente del bloque, Héctor Recalde, y legisladores como Diana Conti, Teresa García, Julio Solanas y Luana Volnovich.