Por Daiana Giménez
Tras la tormenta del fin de semana, agricultores y productores de la región tuvieron múltiples pérdidas: materiales y meses de trabajo se fueron con el viento, dejando en jaque al cinturón frutihortícola.
“A la crisis que atraviesa el sector debida a las políticas de ajuste de la alianza Cambiemos, se suma la pérdida sufrida en las producciones (invernaderos, cultivos) y las viviendas”, explicaron desde la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO).
“Estamos afectados en lo general un 80% y en casos individuales hasta el 100% incluida la vivienda. La situación es traumática para los productores”, sostuvo Nazario Ramos, trabajador de la tierra de la Cooperativa Nueva Esperanza, quién explicó que muchos de ellos no van a poder seguir trabajando.
En esa misma línea, José Cabezas, productor de la región, señaló que “está todo destruido. No quedó nada, se voló todo. No tenemos luz. La mercadería que había se perdió”. En su caso particular, además de los invernáculos y el material, perdió tres meses de trabajo.
Esta situación complica profundamente a un sector que ya venía golpeado por las medidas económicas tomadas por Cambiemos. Cabe recordar que durante el año pasado se realizaron múltiples “verdurazos” en reclamo de políticas públicas destinadas a los productores.
La disparidad de los precios entre el productor y el consumidor, la dificultad del acceso a la tierra, la falta de créditos blandos, los tarifazos, la inflación y la alza del dólar en un mercado donde los insumos están valuados en esta moneda, son algunas de las problemáticas que aquejan al área.
En ese sentido, Nahuel Levaggi, de la Unión de Trabajadores de la Tierra, explicó en diálogo con Contexto que “faltan políticas más profundas de fondo, de transformación del modelo productivo, y en eso no se avanza. Eso se tiene que avanzar no en la emergencia, sino en la tranquilidad. Ahí es donde hay que ir a lo profundo”.
“Se pretende que estos pequeños productores desaparezcan, que vuelvan a ser empleados de esos grandes oligopolios de la producción de cultivo masivo”, sostuvo Exequiel Cáceres de CANPO.
Sergio Dumrauf, referente de esta organización explicó en tanto que, ante esta situación complejizada por el temporal, se debe “declarar la emergencia y buscar financiamiento, tarifa social y otras políticas para que los productores puedan seguir produciendo”.
Corte sobre Ruta 2
Ayer por la tarde, tras cortar Ruta 2, representantes de la Mesa de Productores de La Plata, Berazategui y Florencio Varela se reunieron con autoridades municipales, provinciales y nacionales pero no llegaron a un acuerdo. La oferta del Estado fue darles rollos de nylon, material utilizado para el armado de los invernáculos.
“Esa propuesta es insuficiente”, sostuvo Cáceres. Los productores dijeron que “evidentemente las autoridades no tomaban dimensiones del conflicto”.
Desde las organizaciones se pidió un subsidio de cien mil pesos por cada agricultor, que si bien no es la solución permiten poner en producción “al menos media hectárea para paliar la situación de emergencia”.

Ante este panorama, las autoridades llamaron a un cuarto intermedio hasta el jueves por la mañana, donde deberán dar respuesta.