Por Daiana Giménez

Tras la presentación de un habeas corpus, los policías acusados de asociación ilícita por el caso de los sobres en la departamental fueron liberados. Los familiares de Federico Jurado, comisario encontrado muerto en su celda, piden justicia y hablan de violencia institucional.

A días de que el comisario Jurado fuera encontrado muerto, el Tribunal de Casación resolvió liberar ayer a los policías detenidos en el marco de la causa por los 36 sobres con 153 mil pesos encontrados en la Departamental de La Plata, dando lugar un recurso presentado por el abogado Daniel Mazzochini, representante de tres de los detenidos y de la familia de Jurado, pero que se hizo extensivo al resto de los detenidos.

Cabe recordar que cuando el macrismo comenzaba su gestión y levantaba la bandera de una lucha contra la corrupción, en abril Asuntos Internos recibió una denuncia anónima sobre coimas que puso a todo el arco policial platense en la mira por pedir a comercios “contribuciones” a cambio de seguridad.

La investigación cayó en manos del Fiscal Marcelo Martini y fueron detenidos acusados de “asociación ilícita” el jefe de la Departamental Darío Camereni, su segundo Roberto Caballero, su jefe de calle Ariel Huck y su secretario Walter Skramowskyj, así como los comisarios Sebastián Velázquez, Julio Sáenz, Raúl Frare, Sebastián Cuencia y el fallecido Federico Jurado, referente de la comisaría de Villa Ponsati.

Los efectivos estuvieron detenidos en El Pato hasta diciembre pasado, cuando la jueza de Garantías Marcela Garmendia dio lugar a la preventiva trasladándolos a unidades del Servicio Penitenciario. En ese contexto, por su seguridad, se presentó un habeas corpus pero fue denegado. Tras la muerte de Jurado, el viernes 13 se presentó uno nuevo que esta vez fue favorable.

El fallecimiento del comisario, señala la familia, dio un revés para que liberen al resto de los detenidos. “Muestra que hay una clara intencionalidad política”, explicó a Contexto José, cuñado Jurado.

Para la defensa, la jueza Garmendia “fue totalitaria y arbitraria” al no brindar la posibilidad de que los policías estén alojados en El Pato, aun cuando señalaban que en una cárcel común corría riesgo su vida. “Quizá si hubieran estado ahí no estaría muerto Federico. Esta gente se tiene que apartar”, dijo a Contexto el abogado Daniel Mazzochini, quien explicó que la familia de Federico Jurado pretender llevar a juicio a Garmendia.

Jurado llevaba sólo un mes siendo comisario de Villa Ponsanti cuando fue implicado en esta causa, a la que él quería que se siga investigando para así poder limpiar su imagen.

En un comunicado, la familia sostuvo que la causa es “jurídicamente insostenible y que viola todas las garantías constitucionales, pero que políticamente conviene al juego de los poderes de turno”, y continúan señalando que ”los responsables del funcionamiento mafioso de la Policía no están presos”.

La familia y la defensa, con autopsia en mano, señalan que fue asesinado, aunque las primeras versiones oficiales, incluida la del ministro de Seguridad Cristian Ritondo, señalaban una muerte natural. Pero la autopsia detectó marcas, hematomas y “cianosis facial”, síntoma de un faltante de oxígeno, por lo que los familiares señalan una posible asfixia con una almohada.

“Antes de la autopsia, el fiscal y Ritondo, políticamente se salió a decir que era muerte natural y eso es poco serio”, dijo el cuñado de Jurado, y agregó que, teniendo en cuenta el contexto de detención, “salir a decir así livianamente es irresponsable. Habla de que había un muerto que no les convenía”.

“Nosotros creemos que apuntaron a Federico porque tenía alto impacto en la fuerza. Era una persona querida, era bueno, honesto, con sensibilidad social  No es casualidad que lo hayan elegido a él tampoco”, agregó.

El caso del comisario de Villa Ponsati va a seguir por las vías legales e incluso sus allegados van a presentarlo en diferentes organismos de derechos humanos. “Creemos que tiene que ser un antecedente más de lo que pasa en las fuerzas de seguridad, en las instituciones penitenciarias y en el poder político. No les interesa ni la verdad, ni la transformación ni el cambio, sino salvarse”, sostuvo el cuñado de Jurado.