Por Daiana Giménez

Ayer, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación (MEyDN) comenzó un nuevo paro por la incorporación de los trabajadores hasta que “se analice la situación de cada uno de los doscientos empleados contratados que falta reincorporar y se firme un acta de acuerdo definitiva”, explicaron desde el gremio.

Tras la asamblea realizada por la mañana en el Palacio Pizzurno, desde ATE decidieron nuevamente llevar a cabo un paro en defensa de las fuentes de empleo, con permanencia en la oficina del subsecretario administrativo Felix Lacroze, funcionario macrista vinculado en los Panamá Papers, responsable de la cartera y sus despidos mientras el ministro Esteban Bullrich se encuentra en Davos.

“Venimos a trabajar todos los días, nos rompemos el alma por la educación pública”, le dijo a Lacrozze en su oficina una de las cesanteadas, en referencia a que los motivos de los despidos respondían, según la cartera, a inasistencias.

Con la presencia de los trabajadores nucleados en ATE, Lacrozze respondió “Ni uno” en relación con los horarios y los empleados, lo que puso tensa la situación en el Pizzurno, y que los empleados calificaron como una actitud de “patoterismo”.

No es la primera vez que esto sucede bajo la gestión de Cambiemos. El 2016 estuvo cargado para los trabajadores de Educación, que terminaron el año tomando el edificio de Santa Fe al 1500 por el peligro que corría Nuestra Escuela, programa que capacita a más de 140 mil docentes en todo el país, así como también otros espacios en los que alrededor de tres mil empleados veían en riesgo su continuidad.

Tras la toma, se logró finalmente que este programa formativo siga. Sin embargo, a pesar del reclamo que llevaba ATE, una parte de los trabajadores no fueron incorporados. UPCN, en tanto, se retiró de las negociaciones. De esta forma, más de doscientos empleados quedaron por fuera.

“Como sindicato no podemos permitir que la manera de la cotidianeidad de este Ministerio sean los despidos, la extorsión, el hostigamiento y el avasallamiento de todos los tipos de derechos que tiene el estatal, que esta gestión lo único que está haciendo es gestionando para despedir y para meter en el sector privado”, sostuvo Rodrigo Recalde, secretario general de la Junta Interna ATE en Educación.

Los despidos en la cartera que dirige Bullrich van en línea con el vaciamiento que está llevando este Gobierno en diferentes áreas de la educación. En ese sentido, quienes se encuentran desempleados son trabajadores del programa Coros y Orquestas, los Centros de Actividades Juveniles (CAJ), la Secretaría de Políticas Universitarias, FinES, entre otros espacios. Así, el macrismo despide a quienes a través de estos programas se dedican, con gran presencia territorial, a la contención social de los jóvenes.

“Todos estos programas de contención socioeducativa permitían que los pibes salgan de la calle”, explicó Recalde, y agregó que Cambiemos está proponiendo como sistema educativo “bajar la edad de imputabilidad, hacer que los pibes vayan a la cárcel, y nosotros los queremos en establecimientos educativos”.