Por Gabriela Calotti

“En estos doce meses hemos asistido a un fenomenal corrimiento del Estado Municipal sobre los asuntos más sensibles de la comunidad, generando exclusión y ampliando la desigualdad. Más aun, la única respuesta a las demandas de los trabajadores ha sido la indiferencia, la desprotección y la represión policial que esconde los negocios entre el gabinete y ciertos grupos empresariales”, resume un informe impulsado por el bloque de concejales platenses del Frente para la Victoria (FpV Nacional y Popular), que analiza el funcionamiento del gabinete de Cambiemos y sus acciones o inacciones de gobierno en su primer año al frente del Ejecutivo municipal.

A lo largo de más de sesenta páginas, el documento titulado “Balance sobre el primer año de la nueva gestión en la Ciudad: revisión crítica del gobierno de la Alianza Cambiemos” recorre las acciones en relación con el trabajo, la producción, el comercio, el sistema de transporte, la recolección de residuos, el bacheo, el aumento de las tasas municipales, la seguridad, el acceso a la tierra y a la vivienda, a la salud, a la educación, al desarrollo social, a la cultura y al turismo.

“En todas estas áreas hemos encontrado un corrimiento del Estado Municipal que produjo la profundización de los problemas que tiene nuestro Municipio así como la desatención de las demandas de la comunidad platense, especialmente entre los más humildes”, afirma el informe elaborado por un equipo de diez investigadores del Instituto de Pensamiento para la Justicia Social.

A través de doce capítulos que comienzan con el título “La Plata, un Estado de espaldas al pueblo”, este trabajo pone en evidencia un Gobierno municipal que tuvo cuatro rasgos distintivos: “violento, vacante, vallado y empresario”, que “dio lugar a un avance del interés lucrativo […] en detrimento de lo público y de los intereses de las grandes mayorías”.

El transporte en la Ciudad de las Diagonales

La ciudad de La Plata tiene una inclinación hacia un sistema “abrumadoramente vial y un uso extensivo del automotor particular”, afirman los investigadores, antes de precisar que “la Ciudad de La Plata cuenta con zonas escasamente conectadas que deterioran la calidad de vida y dificultan el acceso a los servicios municipales”.

Ello “condiciona la actividad emprendedora, dificultando el acceso a las mercancías, y de los individuos a las actividades productivas y los centros de consumo”, sostienen.

Durante su campaña electoral, Julio Garro hablaba de “menos autos en el centro”, de una transformación profunda en materia de transporte, con un nuevo ordenamiento para el sistema de colectivos y con la inclusión de bicisendas y ciclovías”.

Cabe recordar que Garro había anunciado un “metrobús” para el Camino Centenario. “Sin embargo, después de doce meses de mandato, ninguna de esas obras se ha puesto en marcha y el uso de vehículos particulares continúa siendo ampliamente dominante”, precisan, antes de subrayar que el “incumplimiento de las promesas de campaña se combinó con la ausencia de controles, de obras de relevancia, de promoción de sistemas alternativos, de la falta de mantenimiento de las calles, de los semáforos y la luminaria en toda la ciudad, convirtiéndola en un verdadero atolladero donde las posibilidades de accidentarse como producto de la inseguridad vial se han multiplicado”.

Y si hablamos del transporte público de pasajeros, la Municipalidad platense y el Gobierno provincial dieron luz verde a un tarifazo que llevó el boleto mínimo en nuestra ciudad de tres a seis pesos en las líneas urbanas, que pertenecen en su mayoría a un solo dueño.

Conflicto en la línea Este y 520

El conflicto gremial que mantuvieron los trabajadores de la línea Este en octubre del año pasado “visibilizó el cuestionable mecanismo de regulación y distribución de las licitaciones del transporte público de pasajeros en la ciudad”, donde, desde diciembre de 2015 y por decisión de la alianza PRO-UCR, la prestación del servicio de la mayor porción de los ramales de la línea Este fue cedida a Osmar y Nicolás Corbelli, afirma el informe que precisa inmediatamente que “estos empresarios ya concentraban una gran parte del transporte de la ciudad. Con esta concesión se quedaron con el control de las líneas 202, 214, 273, 290, 411, 418, 518, 520, gran parte de la líneas Norte y Sur, sumándose entonces gran parte de la Este”. De esta forma, los Corbelli “pasaron a controlar la mayor porción de todo el Sistema Urbano de Transporte, el sistema de líneas municipales: Norte, Sur y Este, la 518 y la 520”.

El informe recomienda al Municipio analizar la adecuación de las empresas concesionarias del Sistema Urbano de Transporte a la Ley de Defensa de la Competencia (Ley 25.156) para evitar la concentración empresarial.

¿Y el tren La Plata-Constitución?

Otro asunto de relevancia para la comunidad platense ha sido la ausencia de conexión ferroviaria interurbana a lo largo de todo el año, con las localidades intermedias hasta Plaza Constitución. Durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner se inició la obra de electrificación del Ferrocarril General Roca que debía concluir en marzo de 2016. “Sin embargo, Mauricio Macri estableció que tardará por lo menos un año más. El problema no sólo es la demora, sino que se eliminaron las alternativas, dejando a los pasajeros privados de un servicio rápido” de autobuses que salían cada menos de diez minutos desde la estación de trenes de La Plata, no sólo hacia las estaciones intermedias sino directamente a Capital por autopista.

Pero la alianza Cambiemos puso punto final al servicio directo por autopista, que causalmente cubre la empresa La Plata VIP con la cual firmó un convenio para la promoción turística de la ciudad.

Entre las obras contempladas por el Plan Operativo Quinquenal 2016-2020 de Ferrocarriles Argentinos, realizado por el Gobierno nacional anterior, figuraban la reactivación del ramal de pasajeros La Plata-Brandsen, una demanda de esa zona agrícola y de los vecinos del oeste del partido de La Plata. En este caso, la actual gestión provincial y municipal decidió lisa y llanamente que ese ramal no es prioritario.

Dicho Plan Quinquenal también contemplaba obras de reactivación para los servicios La Plata-Temperley-Haedo, La Plata-Luján, Circunvalación y La Plata-Río Santiago.

“El retiro del Estado Municipal del debate estratégico en torno a la problemática de transporte profundizó las dificultades de acceso y de tránsito, de conectividad urbana e interurbana y de siniestralidad, al tiempo que redunda en la total libertad para que las empresas dominantes del sector puedan determinar las características que asumirá el sistema de transporte”, afirma el documento que reclama al Municipio que “asuma su rol planificador y se ponga al frente de las demandas de la ciudadanía en esta materia”.

La recolección de residuos

La recolección de residuos es uno de los servicios fundamentales que debe brindar el Gobierno municipal. Sin embargo, este servicio “es altamente deficiente”, sobre todo fuera del casco urbano.

Al atender los gastos municipales, el más alto es el del servicio de recolección de residuos, que implica 400 millones de pesos al año y representa el 20% del presupuesto de la comuna, precisa el documento. El servicio de recolección de residuos platense “está entre los más caros de la provincia de Buenos Aires”, y la empresa encargada de realizarlo es Esur S.A., que sólo cubre la recolección domiciliaria, que representa el 35% del distrito.

Curiosamente, “la gestión PRO expresó que en promedio recolectaba unas 1.200 toneladas de basura por día. Sin embargo, según el CEAMSE La Plata, en 2015 dispuso 200.000 toneladas de residuos. Si los números del Ejecutivo Municipal son ciertos, quedan 238.000 toneladas que no sabemos dónde se disponen”, explica el informe que detalla a los ciudadanos que la empresa cobró en 2016 un 50% más que en 2015, a razón de 48 millones de pesos por mes.

Al mismo tiempo, para llevar adelante este servicio esencial desde el punto de vista sanitario para una ciudad de más de 650.000 habitantes, se redujo de 97 a 32 el número de cooperativas encargadas de la recolección, y de 12.000 a 5.000 la cantidad de trabajadores.

“Todavía queda pendiente saber qué pasará con los doscientos cooperativistas que hoy se desempeñan como recolectores de residuos no habituales en unas 2 mil cuadras de residuos húmedos” y que trabajan sin cobertura social por un sueldo de 3.500 pesos, “ampliamente inferior a la remuneración de los empleados de la empresa Esur”.

Si para los trabajadores no hay aumento, para Esur sí. La empresa prevé una suba del 30% en lo que le cobra al Municipio y que este descarga en los impuestos. Pese a esto, “no se ha visto una mejora del servicio en los barrios más humildes de la Ciudad, donde los vecinos denuncian que no hay recolección de residuos”, afirma el informe.

Así, “con la misma irregularidad y a través de una cuestionada licitación (N° 5/2016), el Municipio le encargó a un puñado de empresas la reparación de las calles de la Ciudad por casi 120 millones de pesos para ejecutar en seis meses”. El trabajo menciona a las empresas supuestamente expertas en bacheos: Mario Caroleo S.A., Briales S.A., PF Compañía Constructora S.A., Pelque S.A., Ocsa S.A. e Hidraco S.A. Medios locales de prensa advirtieron que “esos montos fueron inflados en 20 millones de pesos, es decir, un 14% serviría como comisión para pagar los denominados retornos”, más conocidos como coimas.

La gestión de la seguridad y la muerte de Emilia Uscamayta Curí

La seguridad es, en primer lugar, una responsabilidad del Estado, recuerdan los autores del informe, que se remiten rápidamente a otra promesa de campaña de Garro, quien dijo a los platenses que iba a construir “una policía fuerte, capacitada, equipada y bien paga”, que instalaría quinientas cámaras de seguridad, que crearía el Instituto de Capacitación para la Policía Local y que duplicaría la partida presupuestaria en Seguridad para reducir el índice delictivo en la ciudad.

“Sin embargo, el año 2016 se inició con una trágica noticia en la que se mezcló la negligencia y la presunta complicidad de allegados y funcionarios del gabinete local”, cuando en la madrugada del 1° de enero una joven de veintiséis años se ahogó en la pileta de una fiesta clandestina en una quinta de Melchor Romero, dice el documento en referencia a Emilia Uscamayta Curí, estudiante de Periodismo, por cuya muerte hay cinco imputados, entre ellos el ex secretario de Seguridad de la Municipalidad, el ex comisario Daniel Piqué, pero todavía ningún detenido.

Según la versión oficial del caso que instruye el fiscal Álvaro Garganta, aquella madrugada los agentes de Control Urbano concurrieron a la quinta de 520 entre 159 y 160 y clausuraron la fiesta, pero sin la fuerza policial necesaria como para desalojar el predio como debieron haber hecho. Sin embargo, Adrián Zamudio, responsable del Centro Comunal de Melchor Romero, dijo que Juan Manuel Martínez Garmendia, subsecretario del Gobierno de la Municipalidad, fue el responsable de permitir esa fiesta.

Semanas antes de fin de año, el ahora secretario de Control Urbano, que por entonces era subsecretario, Roberto Di Grazia, también empresario de la noche platense, declaró ante el fiscal (en una audiencia privada sin presencia del abogado defensor de la familia Uscamayta) y presentó mensajes de WhatsApp que, según los medios locales, complicarían la situación de Piqué, imputado por el delito de incumplimiento en el deber de funcionario público. “De esta forma, se torna evidente cómo se ha ido edificando el Estado denunciado y violento al que hacíamos alusión anteriormente”, escriben los investigadores.

Otro hecho alarmante fue el robo en la casa del propio intendente, radicada en el country Grand Bell, el 2 de marzo de 2016. El ex policía Patricio Masana, vecino de Julio Garro y detenido por ser cómplice del robo, afirmó que hubo un “entregador” y que se llevaron 4,5 millones de dólares y 700.000 pesos. Aunque el jefe comunal dijo que le fueron sustraídos 25.000 pesos, un video confirmaría lo declarado por los ladrones, pero el asunto sigue sin resolverse o al menos sin que sea de conocimiento público.

El informe precisa, en este marco, que “dentro del gabinete municipal hay una extensa lista de funcionarios vinculados al delito”.

El crecimiento demográfico y la exclusión habitacional

La Plata registró un crecimiento poblacional en los últimos nueve años del 13,1%, similar al provincial, pero superior al 9,4% nacional y al 10,7% de la Región Metropolitana de Buenos Aires. En su superficie de 942,23 km residen 654.324 habitantes, que representan el 4,2% de la población de la provincia de Buenos Aires, cifra que la ubica como la cuarta ciudad más poblada del país.

Alrededor del 20% de la población vive en situación de extrema precariedad en asentamientos informales, y por ello el acceso al hábitat se transforma en una de las principales problemáticas a afrontar, dice el informe.

Desde 2014 funcionaba en la Municipalidad la Secretaría de Acceso al Hábitat con el propósito de garantizar el acceso a la vivienda y afianzar la presencia del Estado en las comunidades más olvidadas para promover la urbanización, el suministro de agua potable y electricidad y la pavimentación de calles y veredas.

“Hasta diciembre de 2015 […] contaba con una partida presupuestaria acorde a los objetivos de la Secretaría. Sin embargo, con la asunción de la alianza Cambiemos fue desfinanciada”, aseguró el informe que subraya la “ostensible desigualdad en materia de acceso a la tierra y a la vivienda que durante los últimos doce años estaba siendo revertida mediante una red de políticas públicas tendientes a asegurar este derecho fundamental”.

Pero la “desactivación y el desfinanciamiento” de los programas comunales, provinciales y nacionales pusieron fin al derecho a la tierra y a la casa propias.

Existe una Secretaría de Desarrollo Social

Supuestamente, la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad contó en 2016 con más de 142 millones de pesos y con más de 216 millones para 2017. Y sin embargo, “al analizar la participación de esta Secretaría en el total del presupuesto municipal, se observa que representa un 4% en ambos períodos”.

“De esta forma, es posible sostener que no se está generando un direccionamiento de los recursos para generar nuevas políticas públicas sino que sólo permite rescatar los bienes de consumo de los aumentos que sufrimos durante el año”, explican los autores del informe, que señalan que en 2016 perdieron terreno “los servicios locales en la descentralización hacia las delegaciones”, como ocurrió en Altos de San Lorenzo, un caso “paradigmático”, de gran envergadura poblacional y con un número importante de conflictos sociales.

El Gobierno de Garro “cerró el polideportivo donde se realizaba un importante trabajo de contención social y perdió la sede de su servicio local de niñez y adolescencia”. A ello se suma la no aplicación en 2016 del programa de Operadores de Calle por falta de gestión municipal, que tampoco intervino en situaciones de necesidad de ayuda social directa, como en casos de incendio de viviendas de vecinos con gran vulnerabilidad social.

La salud y la educación, grandes ausentes de la gestión municipal

En la ciudad de La Plata, como en todo el territorio nacional, el sistema de salud está conformado por el servicio de salud pública y gratuita del municipio y la provincia, los prestadores privados y el sistema de obras sociales. El distrito cuenta con diez hospitales públicos y un UPA (Unidad de Pronta Atención) dependientes de la provincia, y 47 centros sanitarios de atención primaria municipales que deberían brindar servicio las veinticuatro horas. No obstante, el informe refiere que “hay muchas denuncias de los vecinos que señalan que no hay guardias y que faltan médicos. Los propios profesionales afirman que con frecuencia no hay insumos”, lo cual “dificulta el acceso al derecho de la salud”.

Según la Secretaría de Salud de la Municipalidad, en esas dependencias trabajan 257 profesionales (médicos, odontólogos, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros) y 51 enfermeros.

En campaña, Garro anunció que iba a crear el SAME local y que iba a comprar cuarenta ambulancias nuevas. Pero el Presupuesto 2017 estableció que ese servicio de emergencias estará a cargo progresivamente del Municipio, desligando a la provincia.

También prometió que en cada centro de salud se abriría la posibilidad de sacar turnos online y que se digitalizarían las historias clínicas. “Sin embargo, ninguna de estas propuestas se ha puesto en marcha ni se avanzó en ninguna de estas direcciones”. Y se ha ido en sentido contrario. Enfermeros y médicos que atienden en los centros de salud comunales se movilizaron y reclamaron ante las deudas salariales, la falta de insumos y la inseguridad en sus lugares de trabajo.

Y como si fuera poco, según la página web de la Municipalidad “no hay ningún funcionario responsable asignado para las direcciones y secretarías que componen la Secretaría de Salud”.

También durante la campaña, Garro prometió que se iniciaría un plan de obras en jardines municipales, un “asunto pendiente y complejo” en la ciudad, donde según la Asociación Civil Compromiso Educativo hay 31.841 niños de entre tres y cinco años pero sólo el 51,8% tiene vacante en los 88 jardines de infantes públicos que hay. Así, el 48,19% no puede ir a la escuela pública. De los 82 establecimientos faltantes, el sector privado absorbe casi un 30%.

“Tras doce meses de gestión de la alianza Cambiemos no se ha avanzado en este sentido y esta situación se agrava en tanto que el Gobierno provincial cerró las paritarias docentes por debajo de la inflación” de 2016, que superó el 40%.

La cultura en La Plata, sólo para pocos

El arte y la cultura forman parte de las actividades que identifican a nuestra ciudad, dice el informe que menciona espacios culturales municipales como el Pasaje Dardo Rocha, el Museo de Ciencias Naturales, el Observatorio, el Jardín Zoológico, el Paseo del Bosque, el Teatro Coliseo Podestá, el Teatro Argentino, el Teatro del Lago, la República de los Niños o el Estadio Único, entre otros, sin contar con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata y más de cien espacios culturales alternativos que incentivan la formación de trabajadores de la cultura, producción y consumo cultural como factores determinantes para la inclusión social, la construcción identitaria y económica de nuestra región.

Pese a ello, durante 2016, el Gobierno municipal impidió el normal funcionamiento de la Orquesta de Cámara de la Municipalidad, dirigida por el reconocido Roberto Ruiz, que no tuvo presupuesto para trabajar.

Una vez más, el Ejecutivo municipal decidió hacer negocios en lugar de fomentar los festivales callejeros públicos y gratuitos, los carnavales o los espectáculos al aire libre, para los cuales la ciudad goza sin lugar a dudas de numerosos espacios, plazas, parques y hasta el Teatro del Lago, que tanto Garro como Vidal están dejando que se termine de derrumbar.

Con sus amigos empresarios, el Ejecutivo local estableció un convenio con Ticketera Argentina S.A. mediante el cual “la empresa se compromete a prestar el servicio de venta de entradas a espectáculos públicos, obras y eventos ofrecidos por el municipio a desarrollarse en el Teatro Coliseo Podestá”. “Esta iniciativa debe llamarnos la atención en tanto que sería un grave retroceso profundizar la tercerización y la incorporación de una lógica empresarial en los asuntos públicos”, advierten los investigadores.

“Todo nuestro espacio político concibe a la cultura como un derecho humano y al Estado como garante del desarrollo y libre acceso a la misma”, precisa el informe, antes de indicar que los concejales del FpV Nacional y Popular presentaron un pedido de informe sobre la implementación del registro de espacios culturales alternativos sancionado por unanimidad en 2015.

El turismo se reduce a un convenio con una empresa de combis

La Plata, ciudad modélica construida en función de un trazado ideado por Dardo Rocha, fundada en 1882 como capital de la provincia de Buenos Aires, convertida en centro político y administrativo del primer distrito electoral y económico del país, está, en materia turística, en una situación “preocupante”, dice el documento, pues este primer año de gestión puso en evidencia una “escasez de ideas” sin parangón.

Claro que para los números son más rápidos. Por eso el Municipio firmó un convenio con la empresa de combis La Plata VIP para que haga “city tours”. Aquí vuelven a surgir una serie de preguntas en medio de la nebulosa transparencia tan supuestamente fomentada por el Gobierno municipal que “no pudo responder” a ellas, dicen los autores del informe.

“¿Cuál es el texto del convenio? ¿Cuál es el costo mensual en el que incurre el municipio por el servicio? ¿Cuál es el beneficio cuantificable para el municipio en materia de desarrollo turístico? ¿Cuál es el criterio adoptado a la hora de considerar el presente servicio de combis una política pública turística y consecuencia de ello permitir al prestatario valerse por él mismo de un beneficio económico privado holgadamente por encima del nivel de costos?”, se preguntan.

Entienden que “el camino a recorrer para poder demostrar un trabajo en pos del desarrollo del turismo de la ciudad se encuentra en estado embrionario” e instan a “reflexionar en cómo y cuándo pensar en disfrutar de una oferta municipal gratuita para nuestros ciudadanos, el relevamiento estadístico responsable, la planificación a mediano y largo plazo, el incentivo a los emprendedores y a la innovación, la articulación con la Universidad Nacional de La Plata y tantos otros proyectos que merecen nuestra ciudad y su gente”.

Al cabo de un año de gestión, “consideramos que la potencialidad de nuestra ciudad y de los platenses está siendo rifada con la improvisación, la irresponsabilidad y el quietismo del Poder Ejecutivo local en un escenario que se torna cada vez más complejo para las grandes mayorías”.

El escrito “tiene la pretensión de convocar a todos los espacios que forman parte de nuestra fuerza política y a los actores sociales, sindicales, productivos, académicos, culturales, comerciantes, estudiantiles y barriales a organizarnos porque, como señaló Cristina Fernández de Kirchner, ‘no podemos permitir un retroceso como el que hemos vivido en otras etapas históricas'”.