Por Daiana Giménez

El lunes, vecinos del Barrio Virgen del Rosario de San Nicolás, entre ellos niños, se encontraban manifestándose de forma pacífica, con una olla popular, en las inmediaciones del camino que conduce a La Emilia,  pidiendo a las autoridades que les brinden apoyo y agua potable, cuando fueron interceptados por balas de goma por parte de la Policía.

“Las fuerzas policiales se establecieron en el lugar para reprimir a los vecinos. No fueron a acompañar, ni a cuidar, ni a colaborar con la trágica situación. Reprimieron con balas de goma dejando ocho pibes heridos y a uno de ellos se lo llevaron detenido”, explicaron los vecinos.

El detenido fue Nahuel Velázquez, de dieciocho años, quien luego de ser llevado al hospital por su familia para ser atendido por los impactos que recibió fue trasladado por las fuerzas por “agresión a la Policía” y liberado veinticuatro horas después.

El joven, quien ahora se ve con una causa, iba camino a un almacén a comprar velas y espirales, cuando se encontró en medio de los disparos con su primo menor, al que intentó proteger poniéndose adelante y recibiendo seis impactos por parte de la Policía, que apuntaba directo al cuerpo de los manifestantes.

“Estaban pidiendo agua potable. No cortando el tráfico, al contrario, estaban ayudando a que pasen. Hace dos días que estábamos sin luz, sin agua. Era una situación bastante complicada y la Policía empezó a reprimir”, sostuvo Carlos Velázquez, padre de Nahuel, en diálogo con Contexto.

Los vecinos de San Nicolás y La Emilia explican que la asistencia que reciben es escasa y que los funcionarios “no se mojan los pies”, ni siquiera el intendente Ismael Passaglia se hace presente.

Si bien asumió con el Frente para la Victoria, Passaglia recientemente se sumó a un timbreo con la gobernadora María Eugenia Vidal y era candidato a ser el posible sucesor de Zulma Ortíz en el Ministerio de Salud, renuncia que nunca llegó.

“Yo he pasado varios Gobiernos, pero como este tan deplorable y tan incapaz nunca. Nunca he renegado tanto con un Gobierno como con este”, explicó Velázquez, que desde 2001 forma parte de la Comisión Vecinal del Virgen del Rosario.

Durante 2015, en plena campaña electoral, cuando Luján se vio bajo el agua, Vidal se hizo presente en el lugar, señalando una supuesta ausencia estatal y diciendo que “gobernar es estar y hacer”. Hoy, siendo gobernadora, se encuentra en México y los vecinos del norte de la provincia de Buenos Aires piden por su presencia.

“En otras épocas había una mandataria que se mojaba con la gente, que se solidarizaba con la gente”, explicó Velázquez, quien agregó que la gobernadora “tiene que estar acá con la gente que la voto, con la gente que confió en ella. Ella tiene que suspender inmediatamente las vacaciones y venirse acá a mojarse y solidarizarse con la gente”.

Mientras tanto, otros sectores se están organizando para ayudar a los afectados. “La tercera inundación en menos de un mes… Y el gobiernos municipal, provincial y nacional todavía no se enteró”, tuiteó Cecilia Comerio, senadora provincial por San Nicolás por parte del kirchnerismo, quien, junto con la diputada y referente de La Cámpora, Mayra Mendoza, son responsables de coordinar el trabajo que está llevando a cabo la militancia de esa fuerza en la región.