Por Roberto Álvarez Mur

Tras la nota con amenazas de muerte hacia delegados de ATE del Ministerio de Educación y Deporte que se difundió ayer, el gremio apuntó contra “gente que puede ingresar al Ministerio, autorizada por la Jefatura de Gabinete”, y responsabilizaron a la gestión de Esteban Bullrich.

En diálogo con Contexto, el referente de ATE en el Ministerio, Rodrigo Recalde, afirmó: “Exigimos que el Ministerio elabore un comunicado de repudio por la represión sufrida el lunes y la amenaza que recibimos en estos días”. Cabe recordar que Recalde fue unos de los gremialistas de Educación golpeado por efectivos policiales durante la represión de esta semana.

“Actualmente continuamos con una medida de fuerza por tiempo indeterminado, y si no tenemos respuesta en la semana ahondaremos sobre qué acciones vamos a tomar”, dijo Recalde a Contexto, y añadió: “Nos están echando por lo que hacemos y representamos, y no por lo que no hicimos durante todos estos años. Estamos hablando de todo un modelo de políticas de inclusión que a este Gobierno de CEO no le interesa”.

Los trabajadores fueron amenazados a través de una nota que encontraron en una de las oficinas del Palacio Pizzurno, sede donde se manifestaron en la última semana a raíz de los despidos de trabajadores y cierres de programas. La nota, que estaba pegada en la sala de fotocopias del tercer piso junto a una foto de los referentes gremiales, tenía  escrita la frase “Camporistas de mier.., desestabilizadores hijo de pu… Están muertos”.

Desde ATE señalaron que “la amenaza fue impresa en computadora, abrochada junto a una foto de varios de los delegados y dejada en carpetas de cartón oficiales con el logotipo del Ministerio, material al que muy pocos tienen acceso”.

“Sabemos que la nueva gestión revisa las redes sociales de los trabajadores constantemente, y hasta le han dicho irónicamente a varias trabajadoras: ‘Chicas, fíjense qué publican en el Face’”, denunció Carlos Ruiz, uno de los delegados amenazados.

Recalde aclaró: “No van a amedrentarnos. Vamos a seguir peleando por la renovación de los contratos, la continuidad de la formación docente y la calidad de la educación pública”.

Ruiz expresó también: “¿Cómo no vamos a tomar en serio estas amenazas cuando hay trabajadores que sufrieron fisuras en sus vértebras después de la golpiza policial y están a la espera de una intervención quirúrgica?”.

Luego de una semana de conflicto por los 3 mil despidos que lanzó a la calle Esteban Bullrich en la cartera educativa, desde ATE afirman que todavía no se ha abierto una mesa de diálogo “seria” y que, mientras realizan un paro por tiempo indeterminado, evalúan otra medida de fuerza.

“Esperamos una mesa de diálogo seria y con la legitimidad para resolver este conflicto. No vamos a aceptar reuniones con segundas líneas de Bullrich que no tienen poder de decisión y lo único que pretenden es demorar la resolución”, afirmó Recalde.

En tanto, sobre los 2.600 puestos de trabajo del programa Nuestra Escuela, Recalde agregó: “Mientras el Gobierno incumpla los acuerdos paritarios que son la normativa de este programa, tanto ATE como la CTERA seguiremos con medidas de fuerza”.