Por Gabriela Calotti

Trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires acordaron el miércoles en asamblea seguir reclamando por la “devolución total” de los enormes descuentos que el Gobierno de Vidal dispuso en sus sueldos de diciembre por los días de huelga que llevaron adelante en 2016, luego de arrancarles a los funcionarios de esa cartera la propuesta de devolución de una buena parte del dinero que les retuvieron.

“La asamblea decidió aceptar la propuesta del Gobierno porque ya está en marcha, pues están haciendo los expedientes de devolución. Desde ya que no nos vamos a oponer a que nos devuelvan esto, pero vamos a seguir en lucha por la restitución total y para que no haya otras cuotas de descuento”, anunció a Contexto Lorena Timko, delegada de la junta interna de ATE en Desarrollo Social.

Al término de la asamblea que tuvo lugar en el hall del edificio ubicado en la calle 55 entre 6 y 7 de La Plata, Timko precisó que a partir del jueves se realizarán “asambleas por piso”, y adelantó que la semana entrante “vamos a ver si unificamos con otros sectores como Educación y Salud, donde también hubo descuentos”.

“Veremos si se convoca a una medida provincial o a una medida entre los sectores que venimos luchando contra los ataques de Vidal”, sostuvo.

La asamblea tuvo lugar tras dos jornadas de lucha de los trabajadores de esa cartera, luego de que 338 de entre los 1.200 que pertencen a ese Ministerio constataran en sus recibos de sueldo de diciembre descuentos de 2.000, 3.000 y hasta 5.000 pesos por los paros que llevaron a cabo en 2016. No obstante, en los recibos de sueldo figuraban como “inasistencias” y no como huelga, un derecho establecido en el artículo 14 bis de la Constitución nacional.

La tarde del martes, catorce trabajadores y delegados se reunieron con el director de personal del Ministerio de Desarrollo Social, Guillermo González Moreno, a la espera de que las autoridades macristas revisaran su posición, pero el funcionario “ratificó lo hecho hasta ahora”, había indicado a Contexto la misma delegada. Los trabajadores exigieron entonces la presencia del subsecretario Joaquín Tomé, con quien tenían previsto el encuentro en un principio.

Tomé apareció luego y ratificó lo mismo que González Moreno. Los trabajadores le dijeron que permanecerían en esa sala del cuarto piso hasta obtener una respuesta satisfactoria. Así estuvieron hasta las 20 horas, cuando se produjeron “escaramuzas con la Policía”, que inclusive “hizo un vallado en el piso impidiendo que otros compañeros pudieran acercarse a la reunión”.

“Cuando los funcionarios vieron que la situación se les iba de las manos, nos pidieron disculpas y nos dijeron que iba a venir el jefe de Gabinete (del Ministerio de Desarrollo Social), Federico Arata, con una propuesta. Después de mucho discutir nos propusieron devolvernos el ítem de inasistencias y devolvernos los descuentos con un techo del 10% del salario”, precisó Timko. “Eso implica una devolución importante para todos”.

Los descuentos por huelgas alcanzaron a más del 35% de los trabajadores del Ministerio bonaerense de Desarrollo Social, donde el salario promedio es de 10.000 pesos de bolsillo. Las categorías superiores, siempre hablando de trabajadores y no de cargos políticos, no superan los 13.000 o 14.000 pesos.

Esas cifras contrastan claramente con los fondos de casi 500.000 pesos por Ministerio que Vidal autorizó hace unos días para que sus ministros contraten asesores.

Sin embargo, la gobernadora María Eugenia Vidal no dudó meses atrás en afirmar en los medios que descontará los días de huelga que hagan los trabajadores del Estado, y así lo hizo en varias ocasiones con los trabajadores de Educación, por ejemplo.

Al frente del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia está Santiago López Medrano, ex subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En su haber figura el conflicto en el Parque Indoamericano, en diciembre de 2010, de donde la Policía Metropolitana y la Federal desalojaron violentamente a unas doscientas familias que habían ocupado una parte de ese predio en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, provocando la muerte de al menos tres personas y unos cincuenta heridos.

Timko anticipó que para el viernes 13 o el lunes 16 está prevista una nueva reunión con los funcionarios de Desarrollo Social. “Les vamos a plantear que está bien que nos devuelvan esto, pero les vamos a aclarar que estamos dispuestos a seguir luchando para que no haya más descuentos por días de paro”.