Por Roberto Álvarez Mur

Lejos de apaciguar las aguas para el escenario político nacional, el año nuevo comenzó con agitación para Macri: por un lado, el debut oficial de Nicolás Dujovne y Luis Caputo se desarrolló con protestas en las puertas del Ministerio de Economía en contra de los despidos de dos trabajadoras por parte de la gestión del saliente Alfonso Prat-Gay. Una de ellas es dirigente gremial de ATE.

Con la consigna “Ni un despido”, la delegación de ATE de Economía (ATE MECON) concentró ayer en las puertas de Yrigoyen 250, en Capital Federal.

5“Al observar lo que sucede en diversas áreas del Estado, como es el caso de Educación, estamos con la guardia en alto porque no estamos exentos de nada. En este caso estamos denunciando dos despidos discriminatorios de compañeras por parte de la gestión de Prat-Gay. A una la echan por ser madre y a la otra por ser delegada gremial”, dijo a Contexto Pablo Almeida, delegado General de ATE MECON. Cabe recordar que Nicolás Dujovne, hoy sucesor de Prat-Gay junto a Luis Caputo, ya había despertado críticas tras divulgarse declaraciones donde afirmaba que en el Estado “sobran un millón de empleados públicos”.

“Claramente, estos funcionarios vienen con el mismo plan de gobierno de ajustar el déficit fiscal, que para ellos no es otra cosa que echar gente, reducir programas, achicar el ‘gasto público’. Está claro que vienen por ese lado. Está muy claro que vienen a ajustar”, dijo Almeida frente a la asunción de los nuevos Ministros de Hacienda y de Finanzas.

“Claramente, estos funcionarios vienen con el mismo plan de gobierno de ajustar el déficit fiscal, que para ellos no es otra cosa que echar gente, reducir programas, achicar el ‘gasto público’.”

3Según comunicaron desde el gremio, a Romina, con cinco años de antigüedad laboral, se le niega su continuidad laboral “por ser mujer y madre”. La auditora María Eugenia David du Mutel de Pierrepont, que asumió funciones en septiembre por designación de Prat-Gay, decidió no renovarle su contrato ya que la “acusa” de “utilizar el lactario, un derecho consagrado en normativas internacionales, y se ausentó haciendo uso de licencias por familiar enfermo (nuestra compañera es mamá de una niña de un año), un derecho establecido en el convenio de trabajo”. De tal forma, a Romina se le adjudica una supuesta baja productividad por realizar jornada reducida por lactancia.

En tanto, Mayra es delegada paritaria de ATE MECON y organizó su sector en contra de los despidos. “En un claro ejemplo de persecución gremial, los funcionarios armaron sumarios truchos sin una sola prueba para intentar desvincularla y amedrentar a los y las trabajadoras del Ministerio de Hacienda”, manifestaron desde la asociación sindical.

Represión y heridos en Educación

En paralelo con la manifestación frente al Ministerio de Economía, los gremios de Educación fueron reprimidos ayer cuando se disponían a desarrollar una mesa de discusión sobre los reclamos que mantienen desde la semana pasada hacia la gestión de Esteban Bullrich, en especial a partir del cierre de múltiples programas de formación y los 3.000 despidos acontecidos en los últimos días.

La asamblea del Ministerio de Educación había resuelto el viernes levantar la permanencia en las puertas del edificio para pasar a una mesa de diálogo. En cambio, cuando se presentaron a concretar las negociaciones, los trabajadores se encontraron ayer con un edificio vacío y custodiado por un cordón policial que impedía ingresar.

“Me tiraron al suelo y me golpearon en el rostro, me patearon en el piso. Esa fue la manera en que Esteban Bullrich pretende encarar un procese de diálogo.”

“Lo que esperábamos era poder charlar, poder contar nuestra situación. A la mañana estábamos llegando y no nos atendía nadie. Llamamos a las autoridades y no nos atendieron. Al llegar al Ministerio nos encontramos con el vallado y la Policía”, dijo a Contexto Rodrigo Recalde, secretario general de ATE Capital en el Ministerio de Educación, quien fue golpeado ayer por las fuerzas policiales.

“Me tiraron al suelo y me golpearon en el rostro, me patearon en el piso. Esa fue la manera en que Esteban Bullrich pretende encarar un procese de diálogo”, expresó Recalde, y agregó: “Esta es la ‘conquista del desierto educativa’ que hace Esteban Bullrich, que está preocupado porque no puede aplicar las pruebas PISA pero no así por la continuidad de las líneas de acción del Ministerio. Esta es la política de este Gobierno que quiere convertir al Ministerio en una secretaría. Pero eso no va a ser posible porque vamos a llamar a la unidad de los trabajadores para impedirlo”.

En tanto, luego del paro de veinticuatro horas resuelto ayer tras la represión, el gremio llevará adelante hoy un abrazo simbólico a la sede del Palacio Pizzurno.