Por Ailén Ruíz

La Campaña por la Implementación del Cupo Laboral Trans en La Plata lanzó un comunicado en donde expresan el repudio por “El Gobierno y la (In) Justicia cisheteropartiracal y clasista que no garantizan la aplicación de la Ley del Cupo Laboral Trans-Travesti”. De esta manera, acusaron a la gestión del macrista Julio Garro de discriminación por pretender despedir a una trabajadora trans e ir en contra de las leyes.

En el mismo comunicado hacen público el rechazo por el fallo del 20 de diciembre, donde la Cámara Administrativa con asiento en La Plata, a cargo de los jueces Gustavo Juan De Santis y Claudia Angélica Matilde Milanta, dejó sin efecto la medida cautelar que permitía a Valentina Pereyra continuar trabajando en el Municipio de La Plata.

Luz Santos Morón, abogada de Pereyra y activista militante del CeProDH (Centro de Profesionales por los Derechos Humanos), señaló a Contexto que “corre el riesgo de quedarse nuevamente sin trabajo, después de las múltiples denuncias de discriminación que venimos haciendo y lo que significa particularmente el caso de Valentina, por ser una persona trans”.

“La semana pasado nos notificaron que la Cámara de Apelaciones no hacía regular el recurso de inaplicabilidad de ley que habíamos interpuesto con Valentina, para que se revoque la resolución que había dictado la Cámara que anula la reincorporación de Valentina”, contó Santos Morón.

Este tribunal intenta dejar sin efecto con dicho fallo la Ley 14.783, que estipula y obliga a la provincia y a los municipios ocupar el 1% de la totalidad de su personal con personas travestis, transgénero y transexuales, ya que el Estado “es el responsable de garantizar el derecho a la igualdad, a la identidad de género y al trabajo formal para mejorar la calidad de vida”. Aunque la norma fue aprobada hace más de un año, todavía no fue implementada.

Pereyra ya fue noticia por el incumplimiento por parte de la gestión del intendente con el sector trabajador. En el informe explican: “Hace un año Valentina fue una más de las tantas trabajadoras que el ajuste brutal del gobierno PRO de Julio Garró dejó sin trabajo”. Ella luchó por su puesto junto a su abogada.

Cabe recordar las serias declaraciones discriminatorias que Garro hizo sobre la comunidad trans-travesti el año pasado: “Darle un trabajo a un travesti cuando en nuestra ciudad hay madres y padres con hijos que tienen hambre”. En relación con esto, dijo que había que tomar “una mano desde lo psicológico, desde lo médico”, haciendo referencia a que las personas trans-travestis sufren algún tipo de enfermedad por su identidad de género.

Después de una serie de marchas, protestas y una fuerte actividad política, los trabajadores y las trabajadoras, organizaciones sociales, sindicales y políticas lograron la reincorporación de Valentina. En ese momento presentaron una medida cautelar que obligaba “al gobierno cisheterosexual y clasista de Garró, a reincorporar a Valentina y cumplir con el Cupo Laboral obligatorio que deben tener todas las instituciones estatales”, sostuvieron en el comunicado.

Ante los hechos acontecidos y el accionar del Tribunal de Justicia de La Plata, queda evidenciado que existe una actitud discriminatoria a las trabajadoras trans-travestis. En el documento afirman que el caso de Valentina es debido a tener “una identidad trans, a que su cuerpo visible incomoda el orden instituido sobre la concepción biologicista de los cuerpos, a la hora de ajustar y despedir trabajadoras/es en un gobierno anti-derechos”.

La pelea que se viene

A su vez, Santos Morón le explicó a Contexto cómo fue el recorrido judicial que tuvieron que hacer para lograr la reincorporación de Valentina, que todavía sigue: “Nosotros, en primera instancia, logramos que se haga lugar a la medida cautelar que solicitamos, y por eso Valentina fue reincorporada. Después intervino la Cámara de Apelación, porque el Municipio apeló la medida, justificando que no había discriminación, y la Cámara, con argumentos formales, dijo que no era trabajadora de planta y que le no correspondía otorgarle más derechos del que tenía como trabajadora temporaria. Por ende, revocó la medida de primera instancia y determinó que se dejara sin efecto la cautelar”.

“Nosotros ahora vamos a la Suprema Corte de la provincia a dar lugar al recurso de la aplicabilidad de la ley, y que revoque lo que dictaminó la Cámara de Apelaciones y mantenga la medida cautelar de reincorporación”, adelantó Santos Morón.

Agregaron en el informe: “Esperamos que la Suprema Corte Bonaerense se pronuncie y garantice la implementación del Cupo Laboral Trans-Travesti que por derecho le corresponde a Valentina Pereyra. Exigimos se garantice el cupo laboral y se pase a planta permanente a la trabajadora Valentina Pereyra y la inmediata implementación en toda la provincia de la Ley 14.783”.

A su vez, Santos Morón comunicó que en febrero saldrán a la calle “a pelear” para que se la mantenga a Valentina Pereyra en su puesto de trabajo, y señaló que “el caso de Pereyra se transformó en una bandera de lucha para un montón de personas LGBT que están pidiendo por la posibilidad de acceder a un trabajo en buenas condiciones, y por eso es que también se puso en pie la campaña por la implementación del cupo laboral”.

ATE, Clínicas Jurídicas de la Universidad Nacional de La Plata, las organizaciones que forman parte de la Implementación del Cupo Laboral en La Plata, el Frente Popular Darío Santillán, CTA, Patria Grande, son algunas de las organizaciones que desde este espacio apoyan el caso de Valentina.