En La Plata, desde la 10 de la mañana de ayer, un centenar de autos circuló por las zonas céntricas y comerciales de la ciudad con pancartas, carteles y fotos con la cara de la diputada del Parlasur, continuando con el pedido de libertad inmediata de quien aún –a pesar de la demanda de la sociedad y de las expresiones públicas realizadas por los organismos internacionales– el Gobierno de Gerardo Morales mantiene injusta e ilegítimamente encarcelada.

Luego de circular por las calles 8, 60, 12 y diagonal 74, los manifestantes se congregaron en la rotonda de 120 y 32, en donde cerraron el evento con una celebración a cargo de los curas en opción por los pobres.

caravana

“Quiero una Navidad en lucha, en lugar de una Navidad en paz. La paz debe pedirse en Colombia, en Siria, pero acá tiene que ser en lucha, o a lo sumo una Navidad en paz con justicia social. Pedir una navidad en paz suena a un acuerdo por arriba, como la de los dirigentes de ayer”, expresó el padre Carlos Gómez al comenzar la ceremonia religiosa.

Gómez también contó que en sucesivas oportunidades pidió a las autoridades de la Iglesia realizar una misa para pedir la libertad de Sala y se encontró con el rechazo permanente, incluso al solicitar el espacio en la parroquia de Punta Lara. Por tal motivo remarcó la importancia de realizar la misa en un lugar público.

“Los obispos en La Plata le negaron una misa a Milagro Sala”, advirtió el párroco, y finalizó: “que el perdón sanador pueda devolverles a las víctimas su libertad”.

Finalizada la lectura del Evangelio, el sacerdote abrió el micrófono a los presentes para realizar una homilía en común. Fue en ese marco que el diácono que acompañaba a Gómez expresó: “El Evangelio habla de la Palabra y dice que la Palabra se hizo carne. La palabra de Dios habla de lucha, pero con la reivindicación de derechos; Milagro hizo eso, por tal motivo la castigan y le hacen sentir el peso de que por su culpa los compañeros están detenidos”.

También la concejala del FpV, Florencia Saintout, participó de la celebración, tomó el micrófono y contó: “Me encuentro después de muchísimos años en una misa, y vengo porque nosotros creemos en el Jesús revolucionario, en los compañeros y las compañeras, en la resurrección que nunca es de la nada, sino que nace de todo lo que hemos sido y podemos ser. Hoy necesitamos que Milagro este libre, porque necesitamos una patria liberada”.

Por su parte, la coordinadora del Comité por la Libertad de Milagro Sala y secretaria de Género de la CTA, Estela Díaz, expresó: “Esta es una Navidad triste, pero es mucho menos triste porque estamos juntos; sabemos que el modo de que nuestras tristezas se transformen en fuerza es esto que hicimos hoy, empezar el mediodía en una ciudad que no nos es fácil, pero pudimos ver que una buena cantidad de gente acompañó el reclamo con nosotros”.

Quien también estuvo presente y dijo unas palabras al público, sobre el cierre, fue el músico platense Epumer Collman: “Lo unico que pedimos es que se cumpla con la ley. Hasta ahora muchos lo entendieron y otros quieren negar la existencia de un conflicto”.

libertad-a-milagro