Por Alejandro Palladino

Ayer, en el tercer día de toma del edificio del Ministerio de Ciencia en C.A.B.A., protesta que en los últimos dos días movilizó a investigadores, docentes y estudiantes de todo el país, funcionarios de la cartera que conduce Lino Barañao informaron a los investigadores afectados por el ajuste que extenderán sus becas posdoctorales por tres meses, hasta el 31 de marzo, aunque no precisaron qué pasará luego de esa fecha.

Además que prolonga la precarización de la condición laboral de los trabajadores, esa medida es un beneficio sólo para aproximadamente cien de los 489 becarios que el macrismo dejó sin trabajo en el CONICET después del recorte de 4 mil millones de pesos para el presupuesto de ciencia en 2017, ya que los restantes ya poseen ese plazo.

Flavio Sives, delegado de ATE-CONICET de La Plata, dijo a Contexto que “la medida es una promesa no escrita”, cuyo segundo punto consiste en la posible incorporación de los becarios en unidades académicas.

“La toma es una medida de lucha de los trabajadores, que nos permite mantener ciertas instancias de diálogo, escuetas, con Lino Barañao o sus funcionarios.”

“Los decanos que estaban presentes ayer en la protesta se miraban con incertidumbre porque va a ser un lío para ellos incorporar a los investigadores por fuera del convenio de las Universidades. ¿Qué plata van a bajar si el Gobierno asfixia a las Facultades?”, dijo Sives.

conicetLa Conadu y la Conadu Histórica, federaciones que nuclean a los gremios de docentes universitarios y que actualmente acompañan a los investigadores, han expresado desde fines de octubre su rechazo al recorte que el macrismo consignó también en el presupuesto para las Universidades, que tuvieron la soga al cuello durante el invierno por el tarifazo en los servicios públicos que aplicó el Ministerio de Energía.

Incluso, el macrismo no reabrió las paritarias en la segunda parte del año, arrojando, según los docentes, una pérdida anual del 10% de su poder adquisitivo.

Los investigadores, integrados en ATE, Ciencia y Técnica Argentina, Jóvenes Científicos Precarizados y Científicos Autoconvocados, definían en asamblea en las puertas del Ministerio de Ciencia, al cierre de esta edición, ayer por la noche pasadas las 22 hs, qué resoluciones tomar. Se preveía el rechazo a la propuesta y la prolongación de la toma, a la vez que concertaron una nueva reunión con integrantes del Ministerio de Ciencia para hoy a las 10 de la mañana

La jornada de ayer fue extensa. Por la mañana, los investigadores tenían una reunión con Lino Barañao, quien se ausentó. El objetivo de ese encuentro era buscar un camino que encauce una solución. Los que dieron la cara del Ministerio fueron el gerente de Asuntos Legales y el subsecretario de Políticas Científicas. Allí les comunicaron que el ministro tenía un encuentro por la tarde con autoridades del Gobierno nacional, donde les expuso la problemática una vez más.

conicet2Los funcionarios de Barañao bajaron el mensaje de su superior: que las negociaciones se resolverían siempre y cuando se levante la toma. El martes por la noche, en una asamblea de mil personas, ATE, CyTA, JCP y Científicos Autoconvocados decidieron por unanimidad continuar con la medida de fuerza hasta que el Gobierno nacional dé marcha atrás e incorpore a los 489 becarios que dejó sin trabajo. Incluso ayer reforzaron la protesta cortando la calle del MimCyT, en Godoy Cruz al 2300.

“La toma es es una medida de lucha de los trabajadores, que nos permite mantener ciertas instancias de diálogo, escuetas, con Lino Barañao o sus funcionarios”, dijo a Contexto Lucila D’Urso, becaria del CONICET e integrante de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP).

“El conflicto se está desparramando por todo el país, no podemos retroceder en este momento. Hay compañeros en otras provincias que se están organizando”, agregó.

Ayer hubo escenas muy similares a las de C.A.B.A., con movilizaciones o permanencias y tomas en las sedes del CONICET y de las Universidades nacionales, en San Miguel de Tucumán, La Plata, La Pampa, Rosario, Córdoba, Mar del Plata y Bariloche.

Toma del CONICET La Plata

En La Plata, decenas de investigadores, estudiantes y docentes cortaron la calle 8 entre 62 y 63, donde se encuentra la sede del CONICET de la capital bonaerense.

conicet3Para el delegado Flavio Sives, lo que el Gobierno ha logrado con su medida de ajuste en el presupuesto para la ciencia y su intención de que los investigadores levanten las tomas “es que no sólo no se desocupe, sino que también se extienda a otras zonas del país, lo que genera que no sea un reclamo sólo en CABA”.

Los investigadores del CONICET de La Plata emitieron un comunicado en el que se pronunciaron “a favor de la toma del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación, que se mantiene desde el lunes 19″, y les exigieron a las autoridades del CONICET, del Ministerio y del Gobierno nacional “que reincorporen a los 500 trabajadores/as recomendados/as por las comisiones asesoras que los/as evaluaron”.

A su vez repudiaron “la campaña de desprestigio al sistema científico y a la Universidad Pública. Las medidas del gobierno actual significan un duro ataque al sector público, al sistema científico técnico nacional y al conjunto de los/as trabajadores/as”.

Las medidas de fuerza de los investigadores se llevaron a cabo desde el lunes, luego de que el Gobierno nacional, el viernes, haga oficial el despido de 489 becarios que habían superado todas las instancias de evaluación para continuar su carrera. Ese número implica el 60% de los ingresos del año anterior, y fue posible por el ajuste en el presupuesto para ciencia y tecnología.

“La reducción del presupuesto compromete seriamente el normal desenvolvimiento de la actividad científica y su proyección, decisivos para el desarrollo integral de la Argentina y el bienestar de sus habitantes.”

Además de las organizaciones políticas, gremiales y estudiantiles que acompañaron desde el primer día los reclamos de los investigadores, otras entidades apoyaron la continuidad de las políticas de Estado en materia de ciencia y tecnología.

En un comunicado en su página web, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP remarcó la importancia de las políticas científicas, cuyo crecimiento potencian el desarrollo sostenible de nuestro país y la posibilidad de incrementar las condiciones dignas de vida de nuestro pueblo”. La casa de estudios repudió los recortes presupuestarios a la educación y a la ciencia, “en tanto contribuyen a un achicamiento del Estado de derecho y a un adelgazamiento de la democracia y de la soberanía nacional”.

Por otra parte, el martes, el Gobierno distinguió con los premios Houssay y Jorge Sábato a nueve investigadores por su trabajo en el sector científico, una mención que el Estado da desde 2009. Aunque no tuvieron la oportunidad de hablar, los distinguidos aprovecharon la situación para entregar una carta a Mauricio Macri y a Lino Barañao, donde marcaron posición ante la problemática que atraviesan sus colegas. Expresaron su “preocupación y rechazo” al recorte presupuestario.

“La reducción del presupuesto compromete seriamente el normal desenvolvimiento de la actividad científica y su proyección, decisivos para el desarrollo integral de la Argentina y el bienestar de sus habitantes”, decía la carta firmada por la Dra. Noemí Zaritzky, el filósofo Jorge Dotti, el historiador Ezequiel Adamovsky, el doctor en Ciencias Biológicas Ricardo Gürtler, entre otros.