Por Daiana Giménez

“Hace 5 meses que, unilateralmente, el Gobierno de la Provincia cerró toda instancia de diálogo con el sector docente”, explica en un comunicado el Frente integrado por AMET, FEB, Sadop, Suteba y UDA, desde donde convocan a la comunidad educativa a sumarse a la movilización de hoy en Capital Federal, donde el principal reclamo de diciembre es la reapertura urgente de paritarias.

Desde el Ejecutivo provincial plantean que, cuando la inflación supere el incremento salarial del 34,6% logrado por la última paritaria, van a discutir nuevos sueldos. Sin embargo, Buenos Aires no tiene un índice propio de inflación, por lo que para medirla se promedian los de otras regiones.

Esta inflación ficticia en octubre dio 32,2%, mientras que el Índice de Precios al Consumidor difundido por el Congreso Nacional es de un 40%. En ese sentido, los docentes señalan estar perdiendo un 10% de su poder adquisitivo, al mismo tiempo que explican que María Eugenia Vidal incumple la Cláusula de Monitoreo de la Inflación que se acordó a principio de año.

“El eje fundamental tiene que ver con que estamos cerrando este año por decisión de la gobernadora con una pérdida del salario de un 10%, y eso va a condicionar fuertemente la negociación para el 2017, porque muy difícilmente podamos comenzar nosotros a discutir pauta salarial 2017 sin haber cerrado 2016”, dijo a  Contexto Maria Laura Torres, secretaria gremial de Suteba.

En tanto, la FEB, reunida en congreso, se declaró la semana pasada en estado de alerta y movilización. “Los docentes quieren recuperar el poder adquisitivo que han perdido en los últimos meses a causa de la creciente inflación”, indicó la presidenta de este gremio, Mirta Petrocini, y agregó que “si el Gobierno no convoca de manera urgente a los gremios para discutir salarios, va a condenar a los educadores a permanecer con el mismo sueldo hasta marzo”.

Otro de los puntos fuertes del reclamo de los docentes es por un aumento del Presupuesto Educativo 2017, que se tratará hoy en el Senado bonaerense: el dinero que María Eugenia Vidal plantea para el área representa un 25% del presupuesto general, mientras que en 2016 fue de un 28%. Esta disminución del 3% significa 6.533 millones de pesos menos en Educación. “Lo que se está recortando no se le está recortando a los docentes, se le está recortando a toda la sociedad bonaerense”, explicó Torres. Este porcentaje, llevado a la práctica, implicaría la construcción de 1.700 jardines y 900 escuelas secundarias.

Los maestros también exigen la cobertura total de cargos, el aumento de cupos para los comedores escolares, la resolución de los problemas edilicios y la continuidad integral de los programas socioeducativos. “Los docentes bonaerenses no estamos dispuestos a resignar nuestra lucha por una Educación Pública inclusiva y de calidad y por la defensa de los derechos de las y los Trabajadores de la Educación”, explicaron desde el Frente.

Si bien se estipula que el Ciclo Lectivo 2017 comience el 6 de marzo, en este contexto, desde Suteba y la FEB, gremios mayoritarios en la provincia, señalan que todo va a depender de la decisión política que tome la gobernadora con este conflicto. En ese sentido, Torres sostuvo que “hay un clima que instaló la gobernadora Vidal de mucha desconfianza por la práctica desleal de no responder al acuerdo paritario que se llevó a principio de año, pero a su vez, cuando los trabajadores tenemos una pérdida del 10% del salario, la verdad va a ser una negociación muy difícil”.