Por Ailén Ruiz 

Matria está constituida por trabajadoras de prensa, ilustradoras, fotógrafas y diseñadoras de diversos puntos del país y extracciones ideológicas. En un comunicado oficial, expresaron que también está orientada a aquellas mujeres “que aún no están convencidas de que el machismo se inscribe en prácticas cotidianas y que estas, sin saberlo, dañan su presente y futuro, el personal y el colectivo”.

Contará con las participaciones de Delfina Rossi, Pabla Pérez San Martín (Chile), Lula Urondo, Lule Franco, Alina Ramos Madero, María Tatumbre, Rocío Curia y Paula Abramovich, entre otras.

Parte de la lógica del medio será dar entrevistas abiertas y de debate. Desde el Club Matienzo publicaron la agenda para el año próximo: Delfina Rossi, ex directiva de Banco Nación, Nadia Fink, escritora de Antiprincesas, Flor Carrozza, del Observatorio de Violencia Obstétrica, y Lara Bertolini, de Abosex y Colectiva Lohana Berkins.

“Estamos en un contexto en el que el Estado cede todo el terreno al privado y en ese sector privado están los medios, que son parte de eso. Nosotras entendemos que la comunicación jamás debe ser entendida como una mercancía porque es un derecho”, dijo Lule Franco, fundadora de Matria, a diario Contexto. Desde esa base intentan generar un espacio de comunicación alternativa, ya que “este es un Estado particularmente muy machista y misógino y los medios claramente responden a eso”, expresó Franco refiriéndose a las políticas sociales de la alianza Cambiemos.

Como fruto de esta situación, las integrantes de Matria se consolidan con la necesidad de poner el vínculo entre pares “en un rol más protagónico, proponiendo una forma de construcción colectiva y de red, donde los quiénes toman un rol tan protagónico como el qué”, expresaron en el boletín. Además comprendiendo que “los medios alternativos y populares ocupan un rol fundamental, ya que son los únicos que pueden garantizar la comunicación como derecho y no como mercancía”, dijo Lule a Contexto.

Desde el consejo editorial dijeron que “en los primeros dos meses participaron más de 25 mujeres de todo el país, escribiendo notas, sacando fotos, ilustrando, haciendo videos, infografías, investigando. Además de la tarea creativa de generar contenido para la promoción de la paridad de género y la lucha contra los estereotipos”.

La inauguración será a las 18:30 hs y habrá un “mercado de consumo feminista” que contará con los siguientes productos: Ofelia por Julieta Arroquy, Yegua y Groncha (indumentaria), Brotes de Luna (toallitas femeninas reusables), El carro ediciones (agendas astrológicas), LUTUM (cerámicas), Magacupp (copita menstrual), Maple (cuadernos artesanales), Ricas Chicas Club (dibujos, láminas), Coquito. Estudio-taller (encuadernación y diseño), Juliana (osteopatía infantil), y muchas más.

La apertura contara con una feria para comprar regalos para Navidad, “comprendiendo que es un momento muy difícil para las pymes y las emprendedoras”, expresó Lule Franco a Contexto, relacionando el tema con la lucha de las mujeres, ya que ellas “hacen emprendimientos porque también es una manera de estar con sus hijos, hay mucha mujer monotributista que arma su propio proyecto”. Hay productos de la feria que están particularmente dentro de las luchas del feminismo, como la sustitución de las toallitas por la copa menstrual, “ya que se descubrió que contienen agrotóxicos”, agregó Franco.

Franco, además, expresó desde la organización la preocupación por el genero, puesto que “si algo identifica al movimiento feminista es el respeto por la diversidad”. Esto tiene que ver con generar un valor en la sociedad para aportar “a la lucha por la igual de género y así despertar cada vez más mujeres; este es un eje central. Trabajar para que cada vez más mujeres estemos más despiertas”, dijo Lucia Ríos, prensa e integrante de Matria, a Contexto. “El machismo se nos ha metido de maneras tan sutiles que a veces muchas de nosotras nos hemos dado cuenta tarde. Por eso hay mucha naturalización. Eso es lo que nos preocupa”, agregó Ríos.

Ríos hizo referencia a que en los medios esta preocupación no está dentro de la agenda, y, si lo está, “está mal tratada”. Dio el ejemplo de cuando se redacta un crimen pasional. “Mataron a una mujer, se trata de un femicidio”, explicó e hizo referencia a que estos términos recién están siendo utilizados. “El lenguaje es algo básico, por eso el tema de las sutilezas. Son estas cosas las que hacen necesario medios como Matria”, dijo Lucia a Contexto, comunicando la necesidad de que Matria sea de todas, federativa, y que funcione como una red. “Muchas de las que colaboramos en Matria somos mamás y conocemos la situación. Necesitamos de la tribu, que sea una red de mujeres. Conocimos y nos hemos dado cuenta de que esto es esencial para las vidas de otras mujeres”.

Para 2017 se espera que sus miembros estrenen un programa de radio con columnistas y periodistas de primer nivel. También están en un proceso de filmación de un corto de animación sobre violencia obstétrica y proyectan un Observatorio de Violencia Económica y la realización de eventos como charlas, ciclos de cine, presentaciones de libros y debates. Esto, como parte de un marco en donde se quisieron sumar muchas otras personas que pertenecían a otros polos de la comunicación como el audiovisual, la fotografía, la ilustración, el multimedia.

Matria también funcionará en las rede sociales, en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, y las notas que se escriban en el espacio se publicarán en Orilla Sur, revista online con más de seis años de funcionamiento donde comenzó el espacio como un suplemento de género.