Por Daiana Gimenez

Este viernes, bajo la consigna “Por una navidad sin hambre y con trabajo”, la CNCT, que nuclea a veinticinco cooperativas de La Plata, realizó una radio abierta en 7 y 50 para luego marchar al palacio municipal en reclamo de mejores condiciones laborales y un bono de fin de año.

Según un comunicado de esta Confederación, a un año de su asunción como intendente de la ciudad, Julio Garro “ha gestionado a espaldas de los trabajadores, precarizando a todos los cooperativistas y discriminando a este sector, que había logrado constituirse como unidades productivas de trabajo y servicios durante la última década”.

Desde esta organización explican que la terciarización y la precarización se ha visto en aumento durante 2016. “Muchas veces es un trabajador en negro que el Municipio llama coooperativista”, explicó a Contexto Joaquín Fernández, referente de la CNCT y de la Red Textil de Cooperativas.

Las cooperativas que se vieron más afectadas este año son, por un lado, las que no tienen convenios municipales y se ven dañadas por la caída del mercado interno, profundizandose en rubros como el sector textil y el de la construcción. Por el otro, aquellas que estaban trabajando para el Gobierno local pero con la gestión de Garro quedaron por fuera.

“Hoy no se confía en nosotros y se los dan a empresas amigas del Municipio; donde antes había una cooperativa hoy hay empresas de ellos” sostuvo Fernández. En Puente de Fierro, por ejemplo, una obra hidráulica que la iba realizar una cooperativa de la CNCT dedicada a la conexión de agua, fue transferida a una empresa privada.

Este año también se dio la muerte de Néstor Sigara, trabajador de la Cooperativa de Trabajo Villa Elvira que se prendió fuego luego de no recibir respuestas de parte del Estado al pedido de traspaso que realizó en reiteradas ocasiones. Desde la CNCT entienden que en el Municipio “se han pasado la pelota. Quedó muy poco claro. Hoy se habló pero es un tema que no lo tocan”. Fernández comentó que con la familia están pidiendo un subsidio porque Sigara era la fuente de ingreso con la que contaban; quieren “que el Municipio se haga cargo de la situación familiar”.

Luego de la marcha, los trabajadores fueron recibidos con promesas de pagar los salarios adeudados y de reuniones para la semana próxima con Luis Barbier, secretario de Obras Públicas. En enero, en tanto, desde Cambiemos les prometieron que evaluarán nuevas contrataciones.